jueves 18 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2187

30/Jun/2011
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre FútbolVER
Acceso libre Copa AméricaVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Suplementos
Acceso libre LANVER
Acceso libre MTCVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Sorpresivamente América Televisión decidió cancelar el programa “Prensa Libre”, que hasta el lunes 27 era conducido por Rosa María Palacios.

La Venganza Naranja

2187-tv-2-c
La tarde del martes, todas las redacciones y las redes sociales estaban alborotadas por un rumor que parecía increíble, pero que a los pocos minutos terminó por confirmarse: América Televisión había decidido no renovarle el contrato a Rosa María Palacios y desde esa misma noche el programa dejaba de salir al aire. En su lugar América transmitía deportes.

Hasta el cierre de esta edición la ex conductora de “Prensa Libre” no brindaba declaraciones. Mientras el canal se apuraba en enviar un comunicado de prensa en el que explicaba que su salida respondía a un cambio en la programación del canal: “América Televisión anuncia desde hoy la renovación de su programación nocturna con un nuevo enfoque centrado en contenidos de entretenimiento”. Esa era la palabra clave: entretenimiento.

Agregaba el anuncio que al vencer el contrato de Rosa María Palacios el 30 de junio, el presidente del directorio Luis Miró Quesada Valega había declarado: “Prensa Libre ha marcado la pauta en información política, con profesionalismo y objetividad. Estamos muy agradecidos por la labor desarrollada por Rosa María Palacios y todo su equipo al frente de este programa”.

¿Cómo? Se reconoce que ha marcado la pauta en cuanto a información política, están muy orgullosos de su profesionalismo y objetividad… ¿pero prefieren reemplazarlo por ¡entretenimiento! ¿por qué? ¿para qué? Si les va bien en el rating, les da prestigio y rentabilidad, ¿qué sentido tiene cambiar algo que está bien? Es como si de pronto se les ocurriera que el horario de “Al fondo hay sitio” (el programa más visto de la televisión abierta) ahora debiera ser dedicado a política, invirtiendo los términos.

Hay algo que no resulta consecuente en ese discurso. No es descabellado deducir que se trata de una venganza de los directivos del canal porque Palacios no se ciñó al libreto que ellos querían durante la campaña electoral, diciendo en el aire que ser independiente en ese canal había costado varias batallas. ¿Esperaban sólo que se acabe su contrato para deshacerse de ella?

Este asunto traerá cola. Es probable un cisma, donde más de un personaje importante del canal se irá en solidaridad con Palacios (si es que no lo han hecho ya, antes de que aparezca esta columna). ¿Y Laura Puertas, editora general de noticias y eterna amenazada, se seguirá aferrando a su cargo después de este nuevo atropello? (Escribe: Patricia Salinas O.)

Ojo al Rating


Prensa Libre (4): 11.1 puntos
La noche es mía (2): 6.4 puntos
(Ranking del 27/6/11)

Búsqueda | Mensaje | Revista