martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2184

09/Jun/2011
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre FútbolVER
Acceso libre EcologíaVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Suplementos
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre COSUDEVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Internacional Inquietante presencia fundamentalista en Bolivia.

Conexión Iraní

3 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2184-bolivia-1-c

Ministro de Defensa iraní, Ahmad Vahidi, y el presidente de Bolivia, Evo Morales, en La Paz, la semana pasada.

El 31 de mayo pasado, la visita a Bolivia del Ministro de Defensa Iraní, Ahmad Vahidi, provocó un serio incidente diplomático entre el país altiplánico y Argentina. El ministro iraní llegó invitado por su par boliviana para asistir a la inauguración de una “Escuela de Defensa de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América” (el ALBA creada y financiada por Hugo Chávez). Sucede, sin embargo, que Vahidi tiene un grave problema con la justicia argentina: está acusado de ser coautor intelectual del atentado a la AMIA el 18 de julio de 1994, en el que murieron 85 personas y dejó alrededor de trescientos heridos. Vahidi está requerido por Interpol con “alerta roja”.

La reacción de Argentina no se hizo esperar luego que fotos del prófugo con el presidente Evo Morales tomaron estado público: la protesta argentina fue respondida por el gobierno boliviano expulsando inmediatamente de su territorio al ministro iraní y presentando a Argentina profusas disculpas. En realidad, ha debido detenerlo y entregarlo a la justicia argentina para ser juzgado, tal como ocurrió con Pinochet en Londres. En su breve estadía, el ministro iraní anunció que su país había ofrecido “todo tipo de cooperaciones en el sentido militar si hay demanda por parte del gobierno boliviano”.

2184-bolivia-2-c

Ficha de la Interpol de Vahili, presunto autor intelectual del atentado a la AMIA en Argentina, en 1994, junto a otro siete jerarcas iraníes de la época.

El atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) ha sido el más grave acto de terrorismo en Argentina y ha movilizado tanto a la influyente comunidad israelita como a un inmenso número de personas que en Argentina repudian el terror como instrumento de lucha. La dilatada causa judicial existente en ese país condujo a que en noviembre de 2007 el fiscal imputara a 8 iraníes como coautores del atentado. Uno de ellos es Ahmad Vihidi. El Fiscal Nisman lo consideró como un participante clave en la planificación y ejecución del atentado y, en tal calidad, sostiene que participó en la reunión celebrada en Irán el 14 de agosto de 1993 para dar curso a la preparación de las acciones que culminaron con la matanza. En ese entonces, Vihidi era jefe de la Fuerza Quds, grupo de elite de la Guardia Revolucionaria iraní. Al ser nombrado ministro de Defensa en 2009, Argentina protestó ante el gobierno de Almadhineyah por esa designación. Desde 2007, por gestiones de Argentina, Vihidi estaba en el sistema de “alerta roja” de Interpol. Irán rechaza toda participación en el atentado de la AMIA y considera a las acusaciones en su contra como una conjura del “sionismo”.

En Bolivia muchos se preguntan cómo es que un personaje con tales antecedentes pudo ser invitado al país al que llegó gozando de inmunidad diplomática por su cargo. No sólo es un error diplomático sino un bochorno internacional para Bolivia. Si bien el embajador argentino informó que su país había aceptado las disculpas presentadas por el canciller boliviano, el gobierno de Cristina Fernández suspendió la visita que debía realizar Evo Morales a Argentina a mediados de junio y anunció que recibiría en Venecia, donde se encuentra en visita oficial, al presidente de Israel, Shimon Peres. El presidente israelí solicitó la entrevista para plantearle las preocupaciones de su país por lo que considera la expansión de Irán en América Latina utilizando como cabecera de playa al régimen de Chávez en Venezuela, estrecho asociado de Cristina Fernández. La Escuela de Defensa del ALBA puede ser material de interesantes investigaciones. (Escribe: Luis F. Jiménez)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
Chávez y el Mundo (Caretas 2273)
Se Acabó (Caretas 2273)
‘CUBAZUELA’ Después de Chávez (Caretas 2273)
Venezuela: Resaca Extraordinaria (Caretas 2270)
Búsqueda | Mensaje | Revista