martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2162

30/Dic/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Imágenes 2010VER
Acceso libre Resistencia 2010VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre Vida ModernaVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre ArteVER
Acceso libre Fe de ErratasVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Política Las puyas de fin de año, de Punta Sal a Pampa Calasaya.

De Pico Y Patas

5 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2162-apertura-1-c

Castañeda pasó Navidad con sus hijos Luis y Darío en comunidad cusqueña de Pampa Calasaya, donde trabajó de joven.

La campaña del ex presidente Alejandro Toledo parecía funcionar hasta hace poco con precisión digna de sus asesores estadounidenses. Pero con los vientos navideños también soplaron los fantasmas de Cabana. No solo criticó al presidente Alan García en Twitter por la paternidad de la carretera interoceánica. Su viaje a Punta Sal les sirvió a sus contrincantes el pavo en bandeja.

Isaac Mekler, el congresista que pasó de ser el escudero de Ollanta Humala a serlo de Luis Castañeda, le espetó que “en el día que se conmemora el amor al prójimo, en vez de pasarla con los más necesitados, Toledo prefiere el disfrute, el goce y el licor”.

El aprista Mauricio Mulder recordó que “no ha perdido el gusto por la frivolidad. Que salga de nuevo en la Navidad y ya en campaña, me parece una cachetada a los más pobres”.

A su turno, el fujimorista Alejandro Aguinaga intentó ponerse bíblico. “Por sus actos los conoceréis”, remató. “Veremos qué consumió Toledo en Punta Sal esta vez”.

El toledista Juan Sheput consideró que el huayco de críticas de los ascéticos y piadosos padres de la patria era “pura hipocresía de políticos que no respetan el derecho a descansar de otras personas. Algunos se pasan 364 días al año robándole al pueblo. Cuántos panetones se hubiera podido comprar con la plata de Comunicore. La gente sabe perfectamente quién es quién. Sabe quiénes utilizan la Navidad con sentido hipócrita y visitando lugares que nunca pisan”.

Se refería, por supuesto, a la navidad del más cercano competidor, según las encuestas, de su jefe. Un último sondeo nacional de IMA realizado entre el 20 y el 23 de diciembre, ubica a Toledo en el primer lugar de intención de voto con 27% de preferencias. Luis Castañeda lo sigue con 22% y Keiko Fujimori con 17%.

EN PAMPA CALASAYA

El ex alcalde de Lima optó por pasar la nochebuena en un destino de mucho menos confort que el Hotel Punta Sal. Con sus hijos Luis y Darío enrumbó a la comunidad de Pampa Calasaya, en el distrito de Sicuani, provincia cusqueña de Canchis.

“Recordar es volver a vivir, sobre todo ese compromiso con los que menos tienen”, declaró en el pueblo enclavado a más de 3,500 metros de altura. Participó de las celebraciones con los comuneros pero declinó hacer declaraciones de política. “Hablar de la campaña sucia es empañar esta situación y este es un momento de alegría y felicidad”, se limitó a decir en su estilo telegráfico.
Después insistió. “La política no es esa parafernalia existente. No son privilegios, no es mentira, ni guerra sucia. Un buen político es el que hace, el que quiere construir con alma, corazón y vida. Lo absurdo, lo egoísta, lo superfluo tiene que acabar en la política. Cuando un ciudadano deposita un voto, deposita un sueño. Hay que trabajar para que ese sueño se convierta en realidad”.

Castañeda, que ofreció una chocolatada a los niños del lugar, trabaja cuidadosamente para construir su narrativa de gestor social. En esa historia, tal como lo introdujo en la última CADE, Pampa Calasaya es el capítulo fundacional. Dice que ahí comenzó a trabajar hace “casi cuarenta años”, a los 20 años. Para redondear la historia, su campaña informó que el candidato y sus hijos ocuparon el mismo cuarto de adobe en el que durmió el estudiante de derecho que participó en proyectos comunitarios. Castañeda recordó que entonces ayudó a construir la escuela del pueblo y un camino de acceso a Sicuani.

CAMPAÑA PASCUAL

Mercedes Aráoz repartió regalos en el asentamiento humano El Paraíso de Chosica y visitó a Elizabeth Alanya Sánchez, la mujer que fue quemada por su pareja en la cara, con agua hirviendo.

Keiko Fujimori la pasó con su padre en la base de la Dinoes. Con ella llegaron sus dos hijos, su esposo Marc Vito y sus padres, venidos de Estados Unidos.
Ollanta Humala recibió el 27 de diciembre el nacimiento de su hijo Samin.

Otros dos candidatos pasaron las fiestas con sello en el pasaporte. Pedro Pablo Kuczynski estuvo en Estados Unidos y Yehude Simon anunció que comenzará una gira proselitista a partir del 2 de enero, concentrada sobre todo en el norte y Lima.

Manuel Rodríguez Cuadros, la opción de la convulsionada Fuerza Social (CARETAS 2161), se quedó varado en las gélidas temperaturas de Nueva York y no debió suspender el encuentro con Susana Villarán hasta el miércoles 29.
En el Perú, mientras tanto, el temporal del verano se anuncia caliente y las encuestas, que suelen dar volteretas a partir de enero, también terminarán de cancelar el vuelo de algunos candidatos.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista