domingo 21 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2134

17/Jun/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Sólo para usuarios suscritos Elecciones Munic...
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre TestimonioVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Acceso libre GastronomíaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Sudáfrica 2010VER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre Gran BretañaVER
Acceso libre La Copa IlustradaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Abre las Cortinas y Verás lo Que es

En las últimas semanas este cronista ha sido testigo de varias iniciativas tendentes a juntar técnicos y especialistas con dirigentes y representantes de agrupaciones políticas, además de funcionarios de los diversos sectores vinculados con las temáticas del desarrollo.

Algo que se ratifica en estos encuentros es que, de un lado, los partidos no tienen todavía toda la solvencia para abordar temáticas que, por debajo de la superficie somera, condicionan el futuro desarrollo de acciones gubernamentales perentorias e impostergables.

Dos ejemplos grafican el tema: previsión y desarrollo de acciones ante los desastres naturales; cambio climático y políticas forestales, infraestructura y uso del agua.

Se convoca a los representantes de los partidos, asisten muy pocos, y los que lo hacen actúan como políticos, es decir, bla-bla-bla y desconocimiento profundo de lo que se tiene y lo que se viene en estos aspectos que están requiriendo confluencia de esfuerzos y políticas de Estado con mirada amplia.

Debemos partir de dos afirmaciones: se conviene en los foros mundiales que el planeta está en serios peligros ambientales. La tierra exige, y vaya que lo hace con ferocidad, límites a la explotación y maltrato del medio ambiente y emprendimientos previsores de parte de las poblaciones y sus dirigentes frente a la multiplicación e incremento de desastres naturales.

Asimismo, el cambio climático que se expresa en la disminución de la capa de ozono, calentamiento general y aumento de la emisión de gases con serios efectos en el desarrollo y la vida planetaria ha llevado a un movimiento internacional con compromisos concretos, que obviamente el Perú también ha suscrito.

Sobre este segundo tema se desarrolló una jornada impresionante en Tarapoto, la capital de la región San Martín, elegida precisamente como un ejemplo plausible de una política de preservación de los bosques tropicales. Esta cita promovida por la embajada británica intentó poder escuchar además de los especialistas y activas ONGs en plena acción ambientalista, a las organizaciones políticas, que, debemos decirlo, muchas no se hicieron presentes y muy pocas pudieron trazar algunas ideas de lo que se proponen en este tema crucial.

Esta displicencia nos muestra con intensidad el largo camino que nos espera para escuchar en los debates electorales de municipios, regiones y gubernamentales ideas sensatas y consensos sobre temas que están cambiando la fisonomía del mundo en materia de concepciones del desarrollo, uso y abuso de los recursos naturales, abandono progresivo del uso del petróleo y el carbón (además del uso cuidadoso del gas natural).

En Tarapoto se ha podido apreciar la urgencia de una ley de política forestal, aún en lenta vía de maduración, la visión del gobierno regional de San Martín de tratar de convertirse en un territorio libre de la contaminación de gases y transformarse en una región de carbono neutral, y del Ministerio del Ambiente de evitar la deforestación en 55 de las 70 millones de hectáreas de la Amazonía.

¿Abrirán los ojos los políticos, establecerán una alianza con los científicos y sociedad civil, seguirán ejemplos como los de Brasil y Costa Rica? ¿Alguna vez tendremos contiendas políticas con contenido realista y constructivo?(Raúl Vargas)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista