lunes 22 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2134

17/Jun/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Sólo para usuarios suscritos Elecciones Munic...
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre TestimonioVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Acceso libre GastronomíaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos Aquí Es
Sólo para usuarios suscritos Picotazos
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Sudáfrica 2010VER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre Gran BretañaVER
Acceso libre La Copa IlustradaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Aquí Es

Santa Rosa en Lima

2134-tv-1-c.jpg

El autodenominado caballero de la salsa.

Como el fútbol, la salsa es un baile de caballeros practicado por salvajes (y como el rugby, el metal es un ritual de salvajes practicado por caballeros). Una danza doblemente elegante cuando se trata de Gilberto Santa Rosa. Su gira pasará por Lima (25 de junio), Tacna (26), Chiclayo (27) y Nuevo Chimbote (28).

Con una formación básica en boleros, Santa Rosa se da el lujo de cantar desde abiertas baladas (“No pensé enamorarme otra vez”) hasta canciones en pared con raperos y reggaetoneros como Vico C (“Lo grande que es perdonar”). El puertorriqueño, además, fue uno de los puntales a la hora de reivindicar la balada tropical, esa cadencia de cuatro tiempos por compás que se vio contagiada por el satanizado pleonasmo salsa sensual allá por los ochenta. Es cierto: una sola frase políticamente incorrecta de salsa sensual (“socavar tus adentros quería”, por ejemplo) podía desatar una campaña feminista. Pero bajo la lírica maleada Santa Rosa supo rescatar las melodías maleables, los coros pop y la suavidad instrumental apta para el oído adulto contemporáneo. Hoy por hoy, al lado de reggaetones como “La Quemona”, aquella vieja salsa brilla en elegancia y candor. (C.C.)

Día: Viernes 25 de junio.
Hora: 8:00 p.m.
Lugar: C.C. Scencia de La Molina

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista