martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2132

03/Jun/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre Foto CarnetVER
Acceso libre ArquitecturaVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre UniversidadesVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Arquitectura Tentando el ejemplo de urbe simétrica y armónica en el corazón empresarial de San Isidro.

Rostro Renovado

2 imágenes disponibles FOTOS 

2132-bbva-1-c.jpg

Cual carta de invitación lombarda, la cirugía que recibirá el edificio del BBVA redondeará un panorama acristalado para quitarle el miedo a los bancos.

LA fiebre constructora en la capital ha devenido en un caos donde el entorno es la última rueda del coche. Baste un vistazo por Surco y Barranco para comprenderlo. Sin embargo, en la zona empresarial de San Isidro –el área circundante a la Vía Expresa que comprende desde la Av. Javier Prado hasta Canaval y Moreyra– la lucha es por devenir un ícono arquitectónico positivo. Al diseño del edificio del Interbank, a cargo del arquitecto austríaco Hans Hollein, hoy se le une –casi concluida– la torre de 30 pisos del Hotel Westin-El Libertador, inversión de US$ 100 millones del Grupo Brescia diseñada por el Arq. peruano Bernardo Fort Brescia. Y ahora le ha llegado el turno de remozada al edificio del BBVA, a cargo del Arq. Franco Vella. Lo que se viene: el revestimiento de los edificios con planchas de aluminio compuesto, continuar el acabado acristalado de la torre principal para esconder el concreto y retirar las rejas para integrar al banco con el entorno.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista