domingo 26 de mayo de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2125

15/Abr/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre CorrupciónVER
Acceso libre TransporteVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre MúsicaVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Ricardo Wiesse

2125-lama-1-c.jpg

Wagner y notable libro-catálogo sobre su última muestra.

Su muestra en Galería Forum constituye un magnífico ejemplo de la madurez de un artista menos reconocido por las nuevas generaciones de lo que su trayectoria merece. Ocurre que en un país de erráticas decisiones museísticas la inclusión no es una de las características que destacan y la mayoría conoce a Ricardo Wiesse gracias a su monumental obra en el zanjón, obra que debería declararse histórica, porque en mi opinión es la más importante que se hizo en los años 80 en el Perú, y a pesar de ello se sigue destruyendo por la desidia de quienes están a cargo de la Vía Expresa.

Su actual exposición viene a mostrar una nueva meta que paulatinamente se venía apreciando en exposiciones como en la sala Miró Quesada, donde él introducía nuevos elementos a la propuesta que hiciera conocida y que hoy llega a una nueva vertiente, tallando relieves de mármol para colocarlos sobre la pared, reelaborando las señales que lo han identificado y estableciendo con el nuevo soporte un nivel ambiguo entre pintura y escultura, en piezas que se complementan muy bien con las obras que las rodean, donde se puede apreciar a un Wiesse próximo a una síntesis que pudiera emparentarlo con una etapa del cubismo, pero visto por los ojos de un artista del siglo XXI. Estas piezas, si bien en cierto modo pudieran considerarse una derivación de su obra anterior, están separadas de ella a nivel de composición y particularmente de color. Porque ahora, más que el arenal, predomina el cielo, los mares y los lechos. Es el paisaje que se estiliza en cada cuadro y que vuelve a reconstruirse en ese espacio que Forum ha dedicado a la obra figurativa en un montaje ejemplar.

En la sala mayor están las indagaciones de Wiesse con una pincelada mucho más libre, que sería el rumbo al que podría llegar después. Destaca un espléndido relieve de innegable referencia cubista, pero a la vez ineludiblemente propio y contemporáneo. Es aquel que se encuentra en la columna al ingreso de las oficinas y que cierra el recorrido de una muestra importante de un artista maduro, que lejos de repetirse a sí mismo reta el pasado para reiniciar de nuevo un camino basado en lo anteriormente aprehendido. Brillante Wiesse.

Publicaciones

Es muy raro que en el Perú se editen libros de artistas conteniendo solo la obra más que una explicación biográfica sobre el artista. Nos encontramos ante una obra de arte múltiple en forma de libro que esencialmente está destinada a verse del mismo modo como pudiera apreciarse una pieza de pared. Es el caso de las dos publicaciones de Flavia Gandolfo, que en una edición limitadísima de 400 ejemplares ha sacado gracias al David Rockefeller Center for Latin American Studies de la Universidad de Harvard.

Flavia Gandolfo brinda un conjunto de fotografías mostrando en cada página espacios similares del museo de Junín, fotografiado en el 2007 y en el 2009. Hay aquí una serialidad y una reiteración deliberada que hace recordar los postulados del minimalismo de los años 60, lo que es remarcado por un texto de Mario Montalbetti, publicado en forma de separata en la que sostiene: “…Flavia Gandolfo tiene el mérito doble de instalar una huella tal y de hacerlo con una nitidez y una claridad conceptuales que no permite ruta de escape. O cedemos a la voluntad de ignorancia no viendo lo que Gandolfo nos muestra o reconocemos la distorsión ideológica atávica que solamente una real obra de arte de nuestro tiempo como la suya nos permite reconocer”. Es un libro notable.

El Comercio

Está editando una brillante colección de arte contemporáneo en la que se unen el análisis histórico y los aportes estéticos del artista, a cargo de un grupo de intelectuales de primer nivel que han dado lugar a un conjunto hasta ahora ejemplar.

Las ediciones están sumamente cuidadas y son indispensables en todo centro educativo. Si algún conflicto se vislumbra es la cantidad de números de esta colección, por lo que es de esperar que otras ediciones permitan finalmente completar la ansiada biblioteca de arte contemporáneo del Perú.

Alice Wagner

Edita un libro-catálogo cuadrado en el que no hay más explicaciones, salvo las imágenes de su última muestra en una publicación extraña en nuestro medio. Aquí no hay textos, apenas una breve introducción, y el resto es dejado a las imágenes que por sí solas se encargan de explicar la obra de una de las artistas que se encuentran en plena madurez en nuestro país.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista