jueves 18 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2125

15/Abr/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre CorrupciónVER
Acceso libre TransporteVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre MúsicaVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Corrupción Giselle Giannotti sale al choque con historias inverosímiles.

¿Algo Nuevo?

8 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2125-giannotti-1-c.jpg

Deja entrevar que las elusivas pruebas de los casos estarían en unos USB de los que, increíblemente, no hay copia.

La señora Giselle Giannotti no podrá objetar que CARETAS alberga un prejuicio contra ella.

Apenas fueron conocidos sus quebrantos de salud, esta revista expresó reiteradamente en sus páginas la necesidad de un trato humanitario para la ejecutiva de ventas de la empresa Business Track (BTR).

Hoy Giannotti goza de libertad condicional a pesar de que co-procesados suyos como Elías Ponce y Carlos Tomasio continúan en prisión.

Hay que decir las cosas como son.

Ahora Giannotti parece aprovechar ese privilegio para practicar uno de los más perniciosos deportes nacionales: sembrar la duda y la confusión.

Todo indica que miente quien era conocida como la “Digital Angel” en los predios de BTR.

¿Por qué?

Porque deja entrever que el caso de los “petroaudios” y otras historias anexas encontrarían sus elusivas pruebas reinas en unos USB de los que, increíblemente, no hay copia.

Porque además entra en abiertas contradicciones con sus propias declaraciones oficiales (ver facsímil) hechas durante diligencias en la que se acompañó de sus abogados y representantes del Ministerio Público. Antes no conocía nada de esos contenidos y ahora viene elaborando una ayuda memoria con todo lo que se perdió.

Nueva Columnista

Pasajes de la ampliación de su instructiva ante la jueza María Martínez, realizada el lunes 12, fueron filtrados a la prensa. Al día siguiente, ya autorizada al levantarse la reserva en el Poder Judicial, comenzó a ofrecer declaraciones con un primer asalto en RPP.

Minutos antes Raúl Vargas había expresado extrañeza en cabina porque las primeras planas de los periódicos disparaban en todas direcciones y ya no se entendía el calibre de las presuntas acusaciones lanzadas por Giannotti.

Pero esta editorializó como una nueva columnista de tabloide y comparó la situación desencadenada por los “petroaudios” con la de los “vladivideos”. Solo que en el primer caso “el único que está preso es el lobbista. Es el mundo al revés. Y los funcionarios de gobierno que estuvieron involucrados siguen en sus oficinas, sabe Dios si cometiendo los mismos delitos”.

2125-giannotti-10-C.jpg

En su manifestación policial, de enero del 2009, Giannotti aseguró que los 4 USB decomisados en su casa le fueron entregados por el periodista Pablo O’Brien, pero no pudo revisar el contenido de estos porque estuvo enferma. Ahora alega lo contrario.

Sostiene en resumidas cuentas que los cuatro USB que le incautaron han sido cambiados en el Poder Judicial. Dos de estos tienen copia espejo o backup hecho por la Fiscalía, que ha sido aceptada por la jueza Martínez como prueba válida. Pero Giannotti dice que donde estaban los archivos clave perdidos es en los otros dos USB que la Dirandro no visualizó por falta de tiempo (ver columna de Gustavo Gorriti). Allí estarían importantes piezas de los casos “del Banco Azteca, los aranceles (del cemento), la construcción de hospitales y el petróleo”. Añade que el ex premier Jorge del Castillo se encuentra involucrado en el último.

En entrevista publicada el miércoles 14 en El Comercio, Giannotti dijo que el padre de sus hijos, el empresario del rubro de seguridad Wilson Gómez-Barrios, le pagó a Miguel del Castillo, a pedido de su propio padre, el ex premier, para “limpiar la imagen” de ella.

Es decir, Del Castillo sale del gabinete por las esquirlas del caso y luego va a ofrecer a su hijo como relacionista público de una de las involucradas. El congresista termina siendo el principal objetivo de la ofensiva de Giannotti.

Fuego Cruzado

A estas alturas, y luego de varios días de acusaciones mutuas entre el presidente del Poder Judicial, Javier Villa Stein, y la Fiscal de la Nación, Gladys Echaíz, queda claro que hay información que fue eliminada de los USB de Giannotti o que, incluso, los mismos pudieron ser cambiados.

Al cierre de esta edición la jueza María Elena Martínez no enviaba al Ministerio Público el expediente judicial del caso de interceptación telefónica que concluyó el pasado 12 de abril.

Luego de recibir el expediente, el fiscal Walter Milla presentará un informe donde puede pedir que el caso se archive, pase a juicio oral o solicite a Martínez la ampliación de la investigación. La Sala Penal con Reos en Cárcel también recibirá un informe de la magistrada que, a su vez, remite los informes a la Fiscalía Superior correspondiente. Después decidirá el futuro del proceso.

El Cambiazo

¿Pero a quién le conviene desaparecer información?

Gustavo Gorriti aventuró en el sitio web de la revista Ideele que “si el presunto cambiazo fue causado por los chuponeadores (o gente cercana), el objetivo era sabotear el proceso, llevándolo al colapso o, por lo menos, a un debilitante desprestigio”.

El autor del libro “Petroaudios” también especula que quienes alteraron el material pudieron ser los propios chuponeadores, empleados judiciales ávidos de sacar algún provecho o muy altos funcionarios que justificarían el descarrilamiento del proceso con razones de Estado. En ese orden de ideas, el material interceptado por BTR pondría en jaque a la cúpula empresarial del país y a los propios poderes públicos.

A lo largo del año y medio del escándalo CARETAS ha examinado todas esas posibilidades.

Resulta evidente que si existiera material que marcara una diferencia en la responsabilidad de los involucrados políticos, éste ya hubiera salido a la luz. Caso contrario, lo que ocurre es la alimentación de una leyenda urbana en una situación recurrente en el Perú (¿alguien recuerda los escandalosos e inexistentes videos del ex presidente Alejandro Toledo?).

El Cuento del Petróleo

Giannotti denuncia que el material extraviado se refiere a “cuatro grandes casos periodísticos”. El material presuntamente “chuponeado” por Business Track fue organizado en episodios que iban a publicarse en el diario El Comercio. Como se recuerda, el relevo en la dirección periodística del diario puso ello en suspenso y los periodistas Pablo O’Brien y Fernando Ampuero terminaron por salir de la redacción.

El primer caso era el de los “petroaudios”. Se trataba de lo más sólido: un lenguaraz miembro del directorio de Perupetro –Alberto Quimper– que también asesoraba a una empresa postora noruega ganadora de cinco lotes de exploración en el zócalo continental. El tiempo ha demostrado que el escándalo quedó allí.

Como lo determinaron los peritajes del proceso dirigido por el juez Jorge Barreto, son contratos de exploración de muy alto riesgo que no representan, ni remotamente, un negocio seguro (ver recuadro). Daniel Saba de Perupetro ha defendido en todo momento, y con solvencia, la transparencia del proceso, y según los mencionados peritajes resulta muy improbable que Quimper hubiera podido orientar los trámites a favor de la noruega Discover, cuya representación tenía Rómulo León.

El resto de casos representa una sucesión de negocios frustrados en los que el dominicano Fortunato Canaán, posteriormente desembarcado del episodio petrolero, no pudo concretar nada.

Y es más, en el tema de la eliminación de los aranceles del cemento, donde era involucrado el ex ministro Hernán Garrido Lecca, se incluyeron correos electrónicos trucados y encontrados también en los USB incautados a Giannotti (CARETAS 2065).

Escolta Fujimorista

Giannotti ha encontrado su defensa política más entusiasta en el congresista fujimorista Rolando Sousa, que ha dado por hecho sin ofrecer ninguna sustentación que “definitivamente, el cambiazo ha sido en la Fiscalía... Evidentemente hay una actuación ilícita de la Fiscalía y la Policía. No podía ser una sin la otra”.

Sousa aseguró que Del Castillo “fue la persona que con el señor Hidalgo y con un fiscal participó de la visualización de toda la documentación en la Dirandro. Hay gente que los ha visto”, declaró. El ex primer ministro presentó el miércoles 14 el registro de visitas a la sede policial, donde nunca ha figurado su presencia.

Sousa no se ha limitado a transmitir rumores. También cuestiona que la Fiscalía se quedara con un backup lacrado. “¿Cuál es la facultad legal para que la Fiscalía haya guardado una copia espejo durante ocho meses?”, se preguntó. “La única explicación es que han estado haciendo una investigación paralela. Es decir, el proceso a Business Track era una farsa”.

Dirandro en la Mira

Pero la procesada también ha enfilado sus baterías contra la investigación de la Dirandro. De nuevo, Gorriti cubre lo ocurrido durante esos 15 días de principios del año pasado en su columna publicada en esta edición.

A ello habría que añadir que, entrevistada por El Comercio, Giannotti denunció que la Policía y la Fiscalía le pidieron acogerse a la colaboración eficaz e incriminar a la empresa Petro-Tech, principal competidora de Discover.

Pero la historia es otra según las versiones del director de la Policía, general PNP Miguel Hidalgo; del coronel PNP Carlos Morán, jefe del Equipo Especial de Investigación (EEI), y del fiscal Walter Milla. Al menos los dos primeros la acusan de mentir.

Giannotti fue detenida el 8 de enero del 2009, tras lo que sufrió un colapso nervioso, y la trasladaron al local de la Dirandro en Jesús María. Se le preguntó si deseaba acogerse a la figura de la colaboración eficaz. Respondió negativamente porque no aceptaba haber participado en la interceptación telefónica.

Posteriormente pidió que lo que les dijera a Hidalgo, Morán y Milla se mantuviera en off the record y no figurara en acta policial alguna.

Admitió que el chuponeo fue netamente industrial y que solo “por casualidad” se logró pinchar una comunicación de Rómulo León. Mencionó a algunos de sus clientes entre los que no contó a Petro-Tech.

Milla insistió con la figura de la colaboración eficaz. Ella procedió a hacer una llamada que la persuadió de lo contrario. Luego de colgar le dijo a Hidalgo que si aceptaba responsabilidad en el chuponeo ella o sus hijos serían asesinados.

En señal de buena voluntad ofreció a la Policía varios Cds con los archivos de conversaciones telefónicas interceptadas a funcionarios de la cementera Otorongo, la agroindustrial Laredo, y pidió que la Dirandro indique que los recibió a través de una “fuente anónima”.

Giannotti ha denunciado que los USB incautados por la Dirandro en su casa de Las Casuarinas fueron cuatro, de los cuales a dos no se les hizo copia espejo y tampoco se les asignó el código hush de identificación (ver columna de Gorriti).

Ahora asegura que justo esos contenían audios de Jorge del Castillo con Rómulo León, así como audios de Hernán Garrido Lecca con León.

“Jorge del Castillo hablaba con Rómulo León”, dijo al diario La Primera. “Bueno, ellos, en realidad, lo que hablaban era del tema del petróleo. En un momento, Rómulo le dice a Del Castillo que no se preocupara, pues todo lo que esto generara iba a cubrir la campaña del 2011”.

Del Castillo señala que el único audio que podría existir sobre el tema es aquél del 11 de febrero del 2008, en el que León se jamonea frente a Canaán sobre un supuesto encuentro con el entonces primer ministro. Entonces ni siquiera se hablaba de la licitación de Discover. León impulsaba un disolvente químico para aligerar crudo que Canaán intentaba introducir. Del Castillo considera que el proyecto era un “sebo de culebra” y no le gestionó la entrevista que solicitaba con el presidente Alan García. Además, Del Castillo ha demostrado que en esa fecha estaba en Tarapoto, por lo que no se pudo reunir con León.

Sin embargo, Giannotti le dijo a la jueza Martínez el lunes 12 que ya no recordaba si eran audios o correos electrónicos.

Memoria Recuperada

El periodista O’Brien, quien según la versión de ambos le entregó a Giannotti los USB, dijo a CARETAS que no contenían ningún audio de Del Castillo o Garrido Lecca.

Giannotti, en sus declaraciones oficiales ante la Policía, el 13 y 15 de enero del 2009, y en presencia de sus abogados Hugo Canevaro y José Urquizo, de la fiscal Vanesa Araníbar Covarrubias y del comandante Raúl del Castillo Vidal, tampoco hizo mención alguna a audios o correos semejantes.

Cuando se le preguntó si reconocía los cuatro USB (dos de marca Boston Technologies amarillos y dos Memorex plomos), señaló: “Sí reconozco los 4 USB por los que se me pregunta y que fueron encontrados en mi dormitorio, ya que los mismos me fueron entregados el día 06 de enero del 2009 por el periodista Pablo O’Brien Cuadros” (pregunta 08 de la audiencia del 13 de enero). A El Comercio le dijo que esos USB estaban en su cocina.

Dos días después se le preguntó si “escuchó, leyó o tomó conocimiento del contenido de los audios y correos en los USB que le dio el periodista Pablo O’Brien”. Y respondió: “no tuve oportunidad de revisarlos, ya que estuve enferma y mis computadoras no procesan dichos archivos. Mis computadoras corren en Linux y no son compatibles con los archivos de los llamados petroaudios, que corren en Microsoft”.

Es decir, declaró oficialmente que no conocía el contenido de los USB y el martes último dijo en RPP que se encontraba haciendo una detallada ayuda memoria de eso mismo.

“No soy tapadera de nadie”, advirtió Giannotti. Puede decirse que sí se ha mostrado como una diestra practicante del más confuso juego de espejos. Y ese es un oficio destinado al estrellato en un país tantas veces regido por mitos.

El Rastro de Petro-Tech

Procurador Caldas abre “megainvestigación”.

2125-giannotti-9-c.jpg

Especializado en delitos de corrupción.


La empresa Petro-Tech vuelve al candelero. Giselle Giannotti afirmó que el equipo de la Dirandro y la Fiscalía se empeñó en que involucre a la controversial petrolera como la que estaba detrás de los “petroaudios”. Señala que el general Miguel Hidalgo, actual director de la PNP y entonces jefe de la Dirandro, le dijo que Martín Fernández Vírhuez, el colaborador eficaz que llevó al rastro de BTR, confesó que “ellos (Petro-Tech) contrataron a BTR a través del estudio de abogados García Sayán”.

Giannotti niega cualquier relación con Petro-Tech. La periodista Rosa María Palacios declaró al diario El Comercio que el verdadero objetivo no era su esposo Alberto Varillas, gerente legal de la empresa propiedad del estadounidense William Kallop, sino ella misma. “He sido objeto de una persecución de año y medio”, dijo. “Ha sido espantoso”.

Palacios sostiene que el gobierno la puso en la mira por criticar la corrupción revelada en los “Petroaudios”. Pero quien desde un primer momento puso el reflector sobre Petro-Tech fue Daniel Saba, presidente de Perupetro y sobreviviente del escándalo que consideró demasiado sospechoso que éste estallara justo cuando su gestión ponía en cintura a la empresa por los millonarios adeudos tributarios que mantenía con el Estado.

Palacios cuestiona que se formara una investigación parlamentaria para investigar la millonaria venta de Petro-Tech a la estatal colombiana y ecuatoriana. “¿Cuándo se ha visto que se abre una investigación parlamentaria contra una empresa privada?”, se preguntó.

El procurador público especializado en delitos de corrupción piensa muy distinto y acaba de solicitar a la Séptima Fiscalía Anticorrupción que se abra una “megainvestigación” contra quien resulte responsable de “daño patrimonial al Estado que asciende aproximadamente a US$ 482 millones”. Para Caldas, “las irregularidades se dan en todo aspecto: desde el proceso de privatización y el otorgamiento de la buena pro hasta el mantenimiento de las plataformas que son propiedad del Estado y el pedido de falsos gastos operativos”.

¿Una denuncia de estas características, que incluye a muchos funcionarios estatales de rangos medios y bajos, no abre demasiado el abanico y distrae de la presunta responsabilidad en el chuponeo? Caldas acepta que ese es un riesgo pero espera que en el juicio oral del caso BTR se aclare el misterio.

Timba en El Mar

Es la exploración de petróleo offshore.

A propósito de los ‘petroaudios’ y los presuntos fabulosos negocios que encubrían en la prospección submarina de petróleo, resulta pertinente la reciente y sorpresiva decisión de Barack Obama de autorizar perforaciones frente a la costa atlántica de los EE.UU. También ha dado el OK. al “offshore drilling” frente a Alaska, a pesar de que en la campaña electoral se opuso a este procedimiento por razones ambientales.

¿Por qué el cambio de posición?

EE.UU. produce 7,000 millones de barriles al día e importa I4,000 millones. La producción mundial es de 85,000 millones pero Obama se ha propuesto no importar mas petróleo del Medio Oriente en 10 años.

Está poniendo gran énfasis en fuentes de energía alternas, nueva tecnología automotriz, nuevos ferrocarriles, etc., para reducir su dependencia, pero necesita tiempo.

¿El petróleo submarino dará la solución?

“Tonterías”, dice T. Boone Pickens, magnate de BP Capital Managment que apoya a Obama en su búsqueda de nuevas fuentes energéticas.

“El otro día alguien calculó en la TV que en el Atlántico tenemos un potencial de 15,000 millones de barriles”, comentó. “¿De donde sacaron esa cifra? Allí, con mucha inversión, no se encontrarán más de 1,000 o 2,000 millones”.

El “offshore drilling” es, pues, una gran timba. SAVIA Perú, la empresa coreano-colombiana que adquirió Petro-Tech en el Perú, ha previsto una inversión de US$ 2,500 millones para ver si hacia el año 2016 levanta su actual producción de 16,000 barriles por día a 50,000, y no está hablando de millones.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista