domingo 21 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2117

18/Feb/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Acceso libre SaludVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre Informe ATEVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Carnet Partidario Multipropósito

2117-einstein-1-c.jpg
La tecnología de las pantallas flexibles ha hecho realidad el sueño del carnet partidario multipropósito. La noble tradición oportunista del político peruano, que un funcionario avizor como Vladimiro Montesinos supo estimular como ningún otro en nuestra historia, ha encontrado justicia en este maravilloso instrumento. El carnet partidario multipropósito tiene el tamaño y el grueso de un documento nacional de identidad. Es, en realidad, una pequeña pantalla de flexiplastina con circuitos integrados internos del tamaño de la cuarta parte de un pelo de bebé, lista para servir al tránsfuga emprendedor y al ciudadano de a pie o de a cuatro por cuatro que quiere hacer carrera en la política hasta llegar al ansiado día en que pueda jurar por Dios y por la plata que se va a robar. Su borde externo superior muestra tres teclas casi microscópicas que se operan con la punta de un alfiler ultra delgado. Una, enciende la pantalla y muestra un menú de partidos políticos, la siguiente, permite elegir el partido en el cual el usuario ha elegido acomodarse o reacomodarse y la tercera, despliega sobre la pantalla el diseño en altísima resolución del carnet del partido escogido, con la foto del flamante y ferviente militante. Digamos que en plena cola para votar, usted se informa de que su partido está perdiendo las elecciones, activa su carnet multipropósito y listo, se reacomoda en el partido que lleva la delantera, luego, acude al local del ganador y exige su inscripción. ¡Cómo es posible que yo no figure en el padrón, si aquí está mi carnet! El Carnet Partidario Multipropósito puede adquirirse como tal o convertido en programa para su computadora, lo que le permitirá no solo imprimir los carnet que le convengan, sino las tarjetas personales de los principales dirigentes partidarios en el gobierno con la frase: “Por favor, atienda a mi hermanito del alma XXX”. Oportunistas peruanos, están servidos.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista