domingo 21 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2117

18/Feb/2010
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Acceso libre SaludVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre Informe ATEVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Urbanismo El Teatro Municipal renace de sus cenizas. Trabajos finalizarán el 2010.

Nuevas Luces Para el Municipal

7 imágenes disponibles FOTOS 

2117-teatro-1-c.jpg

Al fondo, telón que cubre el forado dejado con el derrumbe de la caja escénica producto del incendio en 1998. Construido en 1920, el Municipal alberga una conjunción de estilos que incluye fachada neobarroca, foyer de estilo francés y sala de espectadores de estilo del renacimiento italiano. La restauración se está desarrollando a todo tren, con trabajo ininterrumpido en tres turnos con la participación de 250 personas incluyendo a escultores y restauradores egresados de Bellas Artes.

Ahora sí. La tan esperada restauración del Teatro Municipal parece, ahora sí, estar bien encaminada. Las lámparas pulidas, las molduras y esculturas reconstruidas, las estructuras reforzadas, y los pisos de mármol de Carrara colocados anuncian los avances hacia la reapertura de uno de los principales escenarios de Lima.

Víctima de un cortocircuito en 1998, el Municipal fue practicamente devorado por un incendio que acabó con todo el mobiliario, la caja escénica y la sala de espectadores. Ahora, emerge de sus cenizas y el término del trabajo de restauración se prevee para el cuarto trimestre del 2010. Así lo indica la arquitecta Flor de María Valladolid, presidenta de la Empresa Municipal Inmobiliaria de Lima (Emilima), a cargo de la restauración con fondos obtenidos del Circuito Mágico del Agua.

Construido en 1920 como teatro privado llamado Teatro Forero, y adquirido por la Municipalidad de Lima en 1929, el Municipal alberga una conjunción de estilos que incluye una fachada neobarroca de cuarzo, foayer de estilo francés y sala de espectadores de estilo del renacimiento italiano.

Luego de la restauración, entre las novedades se contarán el reforzamiento estructural para una mayor seguridad sísmica (el local podrá resistir un sismo de hasta 8.4 grados), ascensores de acceso para discapacitados, escaleras presurisadas para posibilitar la evacuación en caso de un siniestro, la instalación de cisternas contra incendios y telón cortafuegos. Tales medidas, explica Valladolid, han sido adoptadas luego de solicitar al Cenrtro de Investigaciones Sísmicas (Cismid) la evaluación correspondiente del teatro. Incluso se han realizado mediciones con rayos infrarrojos, investigación de resistencia y elasticidad de las estructuras, y se desarrollaron modelos virtuales para observar cómo respondería el teatro ante diferentes solicitudes sísmicas.

forero-c.jpg

Escudo original del Teatro Forero, como se llamó en un comienzo, en 1920.

En cuanto a la parte artística, se ha recuperado el tratamiento original del foyer del teatro, descubriendo el trabajo de claroscuros que habían sido cubiertos con látex, y zócalos que habían sido recubiertos con estuco, así como la aplicación de pan de oro donde el limitado presupuesto original solo había permitido una decoración con purpurina. Las doce cariátides, desfiguradas durante el incendio, lucen ahora remozadas narices y pechos juveniles. Y diversos modelos de butacas para suplir las 1181 que se quemaran ya han llegado desde distintas partes del mundo para competir por su compra.
Así, trabajando en tres turnos, 24 horas al día, incluyendo sábados y domingos, se está desarrollando la ampliación del foso escénico, que incluirá una plataforma que se elevará para poder albergar a una sinfónica completa sobre el escenario. Y donde antes hubo una única sala de ensayo, ahora se están construyendo cuatro con dimensiones similares al escenario, además de cubículos de ensayo para los músicos; lo que estuvo contemplado en el diseño original, pero que nunca se llegó a construir. Asimismo, se ha reducido la altura del esenario, ya que antes las personas que estaban en las butacas delanteras veían a los artistas a partir de las rodillas; lo que en las presentaciones de ballet evidentemente era un problema. Ahora, el escenario se encuentra 60 centímetros más bajo para que todos los espectadores puedan ver cualquier espectáculo sin ningún tipo de inconveniente.

Asimismo, el presupuesto integral de 43 millones de soles incluye también la restauración de una casona en el jirón Huancavelica que albergará las oficinas y museo del teatro, además del desarrollo de dos plazuelas que permitirán que también se hagan presentaciones fuera del teatro, y que se trasmita en pantalla gigante los eventos que se realicen dentro. Por encima de todo, sin embargo, el Teatro Municipal contará, ahora sí, con un seguro integral. “Es, ciertamente, el trabajo de restauración más ambicioso que se ha hecho en el país”, asegura Valladolid, “por la conjunción de estilos y su ubicación en área de patrimonio histórico”. Por lo pronto, Juan Diego Flores y Plácido Domingo ya han manifestado su interés de estar en la inauguración. Que suba el telón.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Ver más en Urbanismo
Nuevas Luces Para el Municipal
El Otro Teatro

Búsqueda | Mensaje | Revista