viernes 19 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2072

02/Abr/2009
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Encuestas
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Portada
Acceso libre AlbumVER
Acceso libre Foto CarnetVER
Acceso libre BodasVER
Acceso libre PérdidaVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre ViájateVER
Acceso libre Corporación ReyVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Portada Una historia de amor que merecía un final feliz. Hoy la novia no encuentra consuelo. En una conmovedora carta nos cuenta cómo vive su inmenso dolor.

Juliana Oxenford: La Carta del Adiós

4 imágenes disponibles FOTOS 

2072-JULIANA-01

Iglesia Virgen de Fátima. Tanto es el dolor de Juliana, que ni siquiera su padre, el actor Marcelo Oxenford, logra consolarla.

Todos vieron hace unos días a la periodista Juliana Oxenford de luto y desconsolada durante los funerales de su novio, el director de CPN Radio, Álvaro Ugaz, fallecido en un terrible accidente en la carretera Panamericana Sur (CARETAS 2071). Luego vendrían los homenajes al hombre de prensa, rendidos, entre otros, por el Presidente de la República y el Arzobispo de Lima, y el minuto de silencio en el Estadio Nacional el domingo pasado, antes del partido entre Perú y Chile. Álvaro, cuya voz se oyó durante dieciocho años en RPP, era un personaje popular y muy querido.

Ahora Juliana guarda su duelo de una manera muy personal y alejada de la vorágine de la prensa, que empezó a especular sobre una supuesta ruptura de la pareja por el simple hecho de no haber estado juntos la infortunada noche del accidente automovilístico.

“Juliana ha quedado destrozada por la pérdida de Álvaro”, nos dijo su padre, el actor Marcelo Oxenford. Recuérdese que ya había un compromiso entre ambos periodistas, anillo de por medio, para casarse a mediados de este año. “Estamos haciendo todo lo posible para que ella no vea ni la televisión, ni los diarios, ni las revistas”.

2072-JULIANA-05-c

Tratándose de Juliana, una colega, reportera del programa dominical ‘Día D’, de ATV, que además ha aparecido en las páginas de esta revista, le enviamos un correo electrónico expresándole nuestras condolencias. Para sorpresa nuestra, ella respondió con una sentida carta en la que nos hacía testigos de su dolor, hablándonos sobre las últimas conversaciones que tuvo con quien iba a ser su esposo, horas antes de que el destino los separara para siempre, tras año y nueve meses de noviazgo.

Aquella noche del sábado 21 de marzo, Álvaro la llamó desde su celular. Él estaba en la playa Punta Hermosa, había ido con unos amigos al concierto de ‘Nosequién y los nosecuantos’; ella, en Lima, editaba un reportaje para el programa televisivo del domingo. En total fueron cinco las llamadas que intercambiaron en un lapso de cuatro horas, refiere Juliana, en las que no sólo renovaron su amor sino que se lo prometieron para la eternidad.

Horas después, durante la madrugada, el periodista volvía a Lima manejando su camioneta 4x4 comprada hacía tres meses. De copiloto iba su amigo, el periodista Ítalo Uribe, quien según las investigaciones policiales no sufrió lesiones graves debido a que viajaba descansando, con el asiento reclinado hacia atrás, en el momento del choque contra la parte trasera de un camión.

La historia entre Álvaro y Juliana se inició en mayo del 2007, cuando compartían la conducción del noticiero matutino ‘Primer Reporte’ de canal 9. El 30 de junio es la fecha en que se hicieron enamorados. Y en agosto del año siguiente, después de catorce meses de relación, él dio a conocer sus planes de boda. “No le he pedido la mano a sus padres todavía”, dijo, “pero ya le di el anillo de compromiso”.

Las últimas palabras de Juliana a la prensa, antes de su retiro voluntario, fueron durante la ceremonia fúnebre en la iglesia Vírgen de Fátima, de Miraflores. Se acercó al grupo de periodistas que cubrían la noticia y les pidió que por favor no hicieran ningún acercamiento de cámara. “Ustedes son mis amigos y yo los entiendo porque hacemos el mismo trabajo, pero lo único que les pido es respeto, no por mí sino por los padres de Álvaro”. Finalmente concluyó: “Yo sé que lo que ustedes quieren es la primicia. La primicia es nuestro dolor, y eso ya lo tienen”.

Sus colegas, ante un pedido tan sentido como descarnado, sólo atinaron a responderle: ¡Fuerza, Juliana!

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista