sábado 20 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2072

02/Abr/2009
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Encuestas
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Suplementos
Acceso libre ViájateVER
Acceso libre Corporación ReyVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Guía básica para poder disfrutar las próximas vacaciones a bordo de un crucero, donde la vida es más sabrosa.

Hoteles Flotantes

5 imágenes disponibles FOTOS 

2072-hoteles-1-c.jpg

Oasis of the Seas, megacrucero de 16 cubiertas y 27,00 camarotes para 5,400 pasajeros que será botado al mar a fines de este año. Vista de la popa, el primer anfiteatro flotante con vista al mar.

Escoger el crucero ideal para las vacaciones supone una elaborada logística del ocio. Hay un conjunto de variables a tomar en cuenta, cuya importancia en el cálculo final dependerá de la naturaleza particular de cada viaje. El presupuesto, sin lugar a dudas, es el obligatorio faro inicial que habrá de delimitar con su luz qué tanto y tan lejos se puede navegar. Como referencia, con US$ 300 por cabeza ya se encuentra un crucero de tres noches, comidas incluidas –bebidas no– a Bahamas desde Miami). Esto nos lleva al segundo criterio: la característica del viaje. Hay botes plenos de actividad, en donde los más pequeños no tienen oportunidad ni de aburrirse ni de aburrir. Y hay aquellos en las antípodas, donde cualquiera menor de 20 es visto como potencial portavoz de Iron Maiden. Establecido esto, es hora de pasar al número de noches a bordo y los puertos a visitar. Y en medio de esto, o mejor dicho en paralelo a estas consideraciones, hay que ir evaluando las diversas posibilidades y combinaciones que ofrece cada línea de cruceros. Un elemento final para cuadrar números, casi el último recurso, lo constituye el tipo de cabina. Sacrificar la vista al mar puede compensar con más días a bordo. O al revés, hospedarse hacia el centro –y arriba– de la nave supone menor sensación de movimiento (a mayor precio obviamente). Teniendo por fines prácticos como puerto de partida Miami, el siguiente es el perfil de las dos principales líneas de cruceros como para ir haciéndose la idea.

El Viaje Es Un Carnaval

Carnival es la línea de cruceros más grande y popular del mundo, con barcos que se jactan de ser los más divertidos y se caracterizan por una estética colorida y luminosa al mejor estilo Las Vegas. Cuentan con una flota de 21 naves que cubren el Caribe, la ribera mexicana, Bahamas. La atmósfera activa y divertida a bordo se traslada hasta el mismo comedor, donde son normales –y celebradas– coreografías hechas por los mozos del servicio. Es un crucero ideal para familias, aunque la oferta de actividades cubre varias generaciones. Sus barcos tienen tres piscinas, puntos neurálgicos de las actividades diurnas, y son muy codiciadas las sillas cerca a ellas. No es exactamente el mejor lugar para quienes busquen un tranquilo y silencioso viaje marino. (www.carnival.com/cms/International/l_Spa/default_spa.htm)

El Viaje Real

Royal Caribbean es una línea noruega con los barcos más grandes sobre el mar. Opera veinte de ellos, que navegan en cruceros de 3, 4 y 7 noches por el Caribe saliendo todas las semanas del año. (Para aquellos que no tienen visa americana, de noviembre a abril zarpan en cruceros de 7 noches desde Santos, Brasil). Su nave bandera –el Oasis of the Seas (ver fotos)– será lanzado al mar este año. El promedio de edad de sus pasajeros es de 42 años, aunque ofrece programas de actividades que cubren un amplio rango de edades, incluidos niños. Royal tiene su propia playa privada en Coco Cay, simuladores de surf a bordo de sus barcos Freedom, tiendas a bordo, y un práctico de check en línea que evita perder tiempo en colas al momento de abordar. (www.royalcaribbean.com/espanol/home.do)

Búsqueda | Mensaje | Revista