sábado 20 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2061

15/Ene/2009
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre HistoriaVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

No deja de sorprender que hasta la fecha se sigan produciendo asaltos de ómnibus interprovinciales utilizando la simple modalidad de subirse los asaltantes a un ómnibus premunidos de las armas necesarias para, en un momento del trayecto, sacarlas a relucir y desvalijar a los viajeros. Para evitarlo bastaría que las empresas responsables hagan pasar a los pasajeros por un sensor de armas antes de abordar, método que aplicaron todas las aerolíneas del mundo cuando estuvo de moda desviar vuelos, a Cuba por ejemplo, medida que puso punto final al secuestro de aviones. Esta columna ha repetido varias veces lo que antecede, sin que las empresas de transportes o las autoridades tomen medidas al respecto.



Me parece admirable la actitud del último aprista de la vieja guardia, Armando Villanueva, de exigir la reestructuración de su partido, hoy tan venido a menos pese a estar en el poder. Como hijo de otro viejo aprista de su época que soy, aplaudo la actitud de Villanueva, que ha tenido el coraje y el carácter de enfrentar los problemas que a su partido le crea la gente oportunista que hoy está al frente del Apra. Desde estas líneas nada apristas ni apristonas felicito y aplaudo al viejo dirigente por su temple.


Yo me pregunto ¿ese Paolo Guerrero quién se cree?: ¿la Virgen María?, porque parece guardarle tanto rencor a Magaly Medina por su sacratísimo honor agraviado que quiere mandarla más tiempo a la cárcel. Ahora hasta su mamá (parece el título de esa película llamada “Y tu mamá también”) interviene como vengadora del futbolista. ¿Ahora a ver quién más? ¿No habrá por allí una tía que meta también su cuchara y exija cadena perpetua para Magaly?


Parece que al final, y lamentablemente, la FIFA y el IPD se han puesto de acuerdo y ahora los equipos peruanos de fútbol podrán seguir humillándonos recibiendo goleadas en el extranjero.


Escribo esto algunos días antes de que se produzca el desenlace, pero no quiero dejar de decir que, si bien Genaro Delgado Parker parece Bruce Willis interpretando Duro para Pagar (incluyendo a empleados suyos), eso de que se le discuta el canal que ahora posee y que él fundó y desarrolló con gran empeño, para entregárselo a un forajido y un delincuente como Ernesto Schütz, el cómplice mejor remunerado de Montesinos, me parece un tremendo despropósito que la justicia y un régimen democrático no deberían tolerar. Eso de que no es a él sino a sus hijos a los que se les entregaría el canal es una paparrucha, porque es él quien está detrás. Arrebatarle el canal a un pionero como Delgado Parker para dárselo al hoy refugiado en Suiza, sería un acto criminal. Y un triunfo claro para Montesinos.


¡Qué haríamos los ciudadanos peruanos si no hubiera empleados descontentos a los que no se les ha pagado el sueldo oportunamente! Me refiero al caso de la empresa dedicada a la interceptación telefónica descubierta por un trabajador descontento. Ojalá nomás que el caso no pase a manos de una comisión investigadora del Congreso, porque así sí que se frustraría cualquier posibilidad de obtener resultados. Que sean marinos los que manejaban dicha empresa solo apunta a que en dicha arma se entrenan los mejores expertos en contradecir la ley y el derecho de los ciudadanos a su privacidad.


¿Usted manejaría siempre en retroceso? Bueno, eso es lo que hace desde su inicio el gobierno del señor Alan García Pérez, siendo la última de sus contramarchas la del aumento de sueldo a su gabinete ministerial. Creo que si investigase serían multitud los asuntos en los que el gobierno ha dado marcha atrás, cosa que podría parecer muy respetable, saludable y democrática sino fuera cada contramarcha fruto de una medida improvisada, apresurada, antojadiza. Mucho se equivoca el gobierno que se atiene a dar gusto a unos para terminar queriendo dárselo a sus contrarios. Eso es exponerse a que la gente le falte el respeto.


A veces las guerras se ganan perdiéndolas. Como la abusiva que sufre Palestina de manos de Israel, nación que se nutre de todos los argumentos para continuarla e incrementarla sin parar mientes en las bajas inocentes que causa (niños y mujeres), pero que pese al inmenso poder material con que cuenta viene perdiendo largamente la guerra ante el mundo entero, porque no hay persona sensible en el mundo que no vea con espanto los crueles atentados que perpetra el magníficamente bien armado ejército israelí. La única ventaja moral que tiene Israel es que en su propia nación hay personas calificadas que condenan esa atroz masacre que sus fuerzas llevan a cabo en Palestina, cosa que jamás podría pensarse suceda del otro lado. El mundo ahora condena a Israel, y, humildemente, yo también.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista