miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2061

15/Ene/2009
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre HistoriaVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Alfredo
Sólo para usuarios suscritos Luis Freire
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Internacional El derecho de Israel a defenderse de Hamas se deslegitimiza por el excesivo uso de la fuerza en Gaza.

Aquí el Más Fuerte Pierde

7 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

Israel, palestina

Los muertos en Gaza suman 905 (277 niños y 95 mujeres). La ciudad está en escombros. Sólo funcionan 29 de los 56 hospitales para atender a 4,000 heridos. 3,000 personas se han refugiado en escuelas de las Naciones Unidas.

Las tropas israelíes han arrasado la Franja de Gaza, coinciden las Naciones Unidas y otros organismos internacionales como Human Rights Watch y la Cruz Roja Internacional. Al cierre de esta edición, los muertos sumaban 905, de los cuales 277 son niños y 95 mujeres. Eso no es todo.

La ciudad está prácticamente en escombros. No hay luz ni agua potable y sólo funcionan 29 de los 56 hospitales para atender a 4,000 heridos.

“Las condiciones en Gaza se asemejan cada vez más a un gran campo de concentración”, aseguró el ministro de Justicia del Vaticano, cardenal Renato Martino, el viernes 9. Pero aún no hay visos de una tregua a la guerra.

Tanto el movimiento islamista Hamas como Israel no atendieron el pedido del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidades (NU) de un alto al fuego y la apertura de ayuda humanitaria para evitar la masacre.

Mientras que el presidente de Palestina, Mahmud Abbas, mantenía reuniones en El Cairo con el presidente de Egipto, Hosni Mubarak, y también con Amos Gilad, emisario del gobierno israelí, tanques del país hebreo entraban a la ciudad de Gaza (capital de la Franja) con el objetivo de cercar las oficinas de Hamas apostadas en ese lugar, según declaró a un pequeño grupo de periodistas el brigadier Eyal Eisenberg, comandante de la ofensiva terrestre.

En el camino, las tropas israelíes se enfrentaron a los militantes extremistas en plena calle y ante la aterrorizada mirada de los pobladores que buscaban refugio lejos de la línea de fuego.

Hamas, por su parte, reinició sus ataques contra objetivos civiles. La semana pasada lanzó 30 misiles contra la ciudad de Ashkelon, a 56 kilómetros al sur de Tel Aviv. El saldo fue de 20 heridos de consideración.

El grupo islamista lleva ya ocho años atacando poblaciones israelíes. Además de los Katiuska, utilizan cohetes Kazan y Grad. Desde inicios del año al 27 de diciembre, cuando Israel inició la ofensiva en respuesta a las agresiones, Hamas ocasionó la muerte de 14 ciudadanos israelíes.

“Hamas en el poder y Hamas como organización son distintas. La primera apuesta por la concentración y las negociaciones, pero la segunda no quiere nada con Israel”, dijo a CARETAS el embajador de Palestina en el Perú, Walid Abded-Rahim, en una entrevista concedida la semana pasada.

Sin embargo, los líderes políticos de una facción de Hamas, desde que asumieron el poder en la Franja de Gaza en el 2006, han declarado públicamente que buscan lograr la “desaparición” de Israel y la unificación de Palestina.

Los ataques de este grupo a las ciudades fronterizas de Israel se intensificaron desde entonces. “Ellos contrabandeaban armas, misiles, dinamita en la frontera de Egipto. Algunos de sus militantes fueron a Irán para ser entrenados”, sostuvo el embajador de Israel Walid Mansour en una entrevista concedida a esta revista en su oficina de Santa Beatriz.

El hostigamiento provocó que Israel bloqueara militarmente las fronteras de Gaza. Según información de NU, al menos dos tercios de la población (un millón y medio) viven o vivían gracias a la ayuda humanitaria. “Ellos (Israel) usan el bloqueo como medio de castigo”, señaló el embajador Abded-Rahim.

Neve Gordon, jefe del Departamento de Políticas y Gobierno de la Universidad de Negev, en Israel, sostiene que el meollo del asunto es que su país mantiene la soberanía y el control fronterizo sobre la Franja de Gaza pese a haberla desocupado oficialmente en el 2005. “Los palestinos no reciben los alimentos necesarios, electricidad, agua. Viven como en una jaula”.

Esta situación ha incrementado la popularidad de Hamas entre la población, disminuyendo así la influencia de su rival, el moderado Fatah.

Saldo Mortal

El embajador israelí Walid Mansour afirmó que el 27 de diciembre su gobierno dijo basta al hostigamiento. “Nosotros atacamos los lugares que son bases de Hamas. Algunas veces mueren civiles, lamentablemente. ¿Pero qué podemos hacer?”, se preguntó y no tardó en responderse. “Hay un grupo fanático que lanza misiles y mata en el sur del país y están entre las casas, en una ciudad de 700 o 1000 habitantes”.

Pero los muertos, tras la ofensiva israelí, bordean el millar y la mayoría son mujeres y niños, de acuerdo a las cifras de las Naciones Unidas.

Allegra Pacheco, representante adjunta de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), informó que las muertes infantiles desde la incursión israelí se elevaron en un 250%.

John Holmes, coordinador de la ONU para Ayuda Humanitaria, reveló que en una casa en la ciudad de Gaza “hallaron 12 cuerpos colocados en colchones y cuatro niños pequeños heridos al lado de sus madres muertas”.

El macabro descubrimiento fue posible después de intensas gestiones ante las Fuerzas de Defensa Israelí para que se permita el ingreso de ambulancias de la Media Luna Roja a las áreas bombardeadas.

El 6 de enero, dos escuelas de las Naciones Unidas fueron blancos de misiles israelíes, pese a estar debidamente identificadas. El saldo: 40 muertos. Tel Aviv respondió argumentando que se había detectado que militantes de Hamas habían disparado cohetes de largo alcance desde dichos lugares. Pero Naciones Unidas negó esta versión.

Ese mismo día, Eli Yeshai, líder del ultraortodoxo partido Shas (aliado de Kadima, partido oficialista) hizo un llamamiento a la destrucción total de Gaza. “El exterminio del enemigo está aprobado por el Torá”, dijo. El primer ministro israelí Ehud Olmert no desautorizó esas declaraciones.

El diario The New York Times, por su parte, ha informado que las fuerzas israelíes estarían utilizando fósforo blanco, un agente químico que provoca el desprendimiento de la piel por quemaduras graves. Marc Garlasco, analista militar de Human Rights Watch, identificó uno de los restos de un misil israelí que tenía grabado el código M825A1 como indicativo de la presencia de fósforo blanco, según el periódico estadounidense.

El doctor Youssef Abu Rish, del hospital Nasser al sur de Gaza, dijo que, varios pacientes se les ha desprendido la piel del rostro y cuerpo, reacción que no había visto antes.

Israel ya empleó fósforo blanco en el 2006 durante la guerra de 34 días en el Líbano. Estados Unidos lo usó también en una operación en el 2004 contra insurgentes en Faluya, Irak, pese a que la Convención de Ginebra prohíbe el uso de este agente químico en poblaciones y áreas civiles.

Toda esta información ha motivado que la Alta Comisionada de las Naciones Unidas, Navi Pillay, exigiera, el pasado 9 de enero, la presencia de observadores internacionales en la Franja de Gaza para que documenten de manera independiente si se está cometiendo crímenes de guerra.

La respuesta del gobierno israelí empezó como un lógico derecho a defenderse de los sucesivos ataques del grupo Hamas, pero el desproporcionado empleo de la fuerza militar en Gaza deslegitimiza la incursión ante los ojos del mundo.

Probablemente la cosa podría empezar a cambiar a partir de este 20 de enero, cuando Barack Obama asuma la presidencia de los Estados Unidos.

El domingo 11, Obama dijo a la cadena televisiva ABC que está armando un equipo con los mejores especialistas para que desde el primer día de su gobierno trabajen a fondo en el proceso de paz en el Medio Oriente.

“Buscaremos un acercamiento estratégico que asegure que tanto israelíes y palestinos logren sus aspiraciones”, declaró.

Una pieza clave de este equipo será la ex primera dama de Estados Unidos, Hillary Clinton, quien asumirá la Secretaría de Estado en reemplazo de la “dama de hierro”, Condoleezza Rice. Clinton abogará también por el cese al fuego en el Medio Oriente. Pero mientras tanto, Gaza corre el riesgo de quedar reducida a cenizas. (Patricia Caycho).

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Ver más en Internacional
Aquí el Más Fuerte Pierde
Obama Llegó La Hora

Búsqueda | Mensaje | Revista