martes 23 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2039

07/Ago/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre CongresoVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre TerremotoVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Suplementos
Acceso libre EcuadorVER
Acceso libre SamsungVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Diego Ribadeneira Espinosa es el Embajador del Ecuador en el Perú desde hace un año. Sin embargo, su vinculación con nuestro país no es reciente sino que se remonta al proceso de paz con Ecuador, a mediados de la década pasada.

Buenos Vecinos

3 imágenes disponibles FOTOS 

2039-buenosvecinos-1-c.jpg

Ribadeneira considera que la inversión privada ecuatoriana en el Perú aumentará mucho más durante los próximos años.

Ribadeneira considera que ser embajador ecuatoriano en el Perú es un privilegio para alguien que siempre creyó en la amistad y unión de dos pueblos muy parecidos, que en 1998 tenían un volumen de comercio de apenas US$ 292 millones y que hoy casi alcanzan los US$ 2,000 millones.

–¿Cuáles son los principales temas de su agenda política?
–En el ámbito social, estamos muy interesados en el desarrollo de las poblaciones fronterizas que históricamente habían sido relegadas.

Durante los primeros nueve años del Plan Binacional de Desarrollo los dos países invirtieron US$ 1,600 millones de los US$ 3,000 millones que originalmente se convino en invertir. Sólo el año pasado se desembolsaron US$ 500 millones, hemos llegado entonces a US$ 2,100 millones y tenemos aún cinco años por delante, lo que permite pensar que las metas originales serán ampliamente superadas.

En cuanto al comercio binacional, no existe en la actualidad ninguna traba y el universo arancelario de cada país puede ingresar con cero arancel al mercado del otro. Se han adoptado medidas para facilitar ese intercambio, y las exportaciones de ambos países se están diversificando. El potencial del comercio bilateral es inmenso.

En el ámbito político, cabe resaltar que en junio del año pasado llevamos a cabo en Tumbes la I Reunión Binacional de Gabinetes Ministeriales, con la participación de los mandatarios de Ecuador y Perú, Rafael Correa y Alan García, respectivamente. El próximo se realizará en octubre de este año en Machala, con ocasión de los primeros diez años del Acuerdo de Paz, con la presencia de los dos Mandatarios y los Ministros de Estado de ambos países.

–Hay mucho interés de inversionistas ecuatorianos por el Perú, ¿no?
–Así es. El interés es enorme. Más de 30 inversionistas ya han instalado oficinas y/o fábricas en el Perú en los últimos 10 años, acumulando una inversión (hasta el 2007) de más de US$ 54 millones según registros oficiales, aunque en la realidad se supera ampliamente esa cifra, en áreas de finanzas, industria, construcción y comercio.

Por otro lado, importantes empresas peruanas tienen operaciones en el Ecuador, como UNIQUE-YANBAL, ALICORP, AJETER y GLORIA.

–Hay avances empresariales pese a las diferentes visiones e ideologías que tienen los gobiernos de Perú y Ecuador…
–En efecto, ambos gobiernos tienen diferentes visiones sobre la política y el manejo de la economía, pero comparten el espíritu de integración, lo cual hace que esas diferencias sean superadas.

De hecho, si al Perú le va bien, al Ecuador también. Nos apoyamos mutuamente. Ambos países son un ejemplo de cómo se puede superar diferencias políticas para privilegiar el desarrollo y la integración de los pueblos.

–¿Cree Ud. en la integración andina?
–Por supuesto. Hemos tenido problemas porque se trata de cuatro modelos de desarrollo distintos. El peor error que se puede cometer es ideologizar la política exterior en el grupo andino. El mandato de los pueblos busca la integración, pese a que es una tarea complicada. Debemos buscar un equilibrio y las diferencias deben fortalecernos antes que separarnos.

Debemos tomar decisiones que beneficien a los cuatro países. Todo proceso de integración debe tomar en cuenta el diferente grado de desarrollo de sus miembros, tal como sucedió en el proceso de la Unión Europea.

–Sin embargo, con el trato migratorio desde Europa no hay tal flexibilidad…
–Si los países de la Comunidad Andina tenemos la tarea de ajustar nuestras diferencias en materia comercial, los países de la Unión Europea deberían revisar la directiva migratoria, que es un tema político muy sensible para nuestros países y que deberían privilegiar en el marco del acuerdo amplio de asociación que tiene como pilares al diálogo político, cooperación y comercio.

–¿Qué avances vemos con la conectividad aérea entre Perú y Ecuador?
–Por lo pronto, la aerolínea TAME hará vuelos entre Machala y Piura con tarifa nacional. Continuaremos impulsando los vuelos transfronterizos para unir las ciudades del sur del Ecuador –Cuenca, Machala y Loja– con las del norte del Perú –Tumbes, Piura, Trujillo, Chiclayo.

–Nos queda la impresión de que hablamos de dos pueblos que se apoyan mutuamente…
–Así es, y eso se evidencia cuando a propósito del terremoto de agosto del año pasado, el propio general Paco Moncayo, actual alcalde de Quito, apoyó la reconstrucción de Santa Cruz de las Flores. Moncayo fue anteriormente diputado y apoyó el proceso de paz. Igualmente, cuando el volcán Tungurahua erupcionó, el Perú fue el primer país que apoyó a los damnificados. Esta actitud refleja la evolución positiva de las relaciones bilaterales y de los ciudadanos de ambos países.

–¿Cómo avanza la integración vial y energética?
–La firma del Acuerdo de Paz trajo el desarrollo de cinco ejes viales en la zona fronteriza: Guayaquil-Piura, Arenillas-Sullana, Loja-Sullana, Loja-Sarameriza y Méndez-Sarameriza. Estamos ejecutando proyectos de enlace entre estos ejes, los cuales permitirán el contacto de poblaciones y un tráfico de carga y pasajeros más eficiente en la zona fronteriza.

Para Tomar en Cuenta


La población de Ecuador alcanza los 13 millones de personas y la tasa de crecimiento anual es de 1.4%. Por su parte, el año pasado el crecimiento económico del país fue de 2.7%.

En ese marco, Ecuador ha logrado mejoras significativas en las condiciones de vida de sus habitantes:

- La esperanza de vida al nacer subió de 69 años (en 1990) a 74.5 años (en 2004).

- La tasa de mortalidad infantil de niños menores de cinco años cayó de 57 por cada 1,000 nacidos vivos en 1990 a 26 por cada 1,000 nacidos vivos en 2004.

Búsqueda | Mensaje | Revista