lunes 24 de junio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2038

31/Jul/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre DeportesVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Justicia
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Entrevistas Sector hotelero multiplica inversiones ante inminente explosión turística.

Tocan Estrellas (VER)

3 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2038-dornellas-1-c.jpg

Arturo García Rosa: “El Perú es un secreto muy bien guardado”.

La primera impresión que se llevó Arturo García Rosa cuando llegó a nuestro país por primera vez en el 2006 fue que “el Perú es un secreto muy bien guardado”.

Este consultor de hotelería y turismo, que fue durante más de diez años gerente general del mítico Hotel Alvear de Buenos Aires, hoy senior partner de HVS Global Hospitality Services, líder mundial en consultoría de hotelería y turismo, lo vio claro desde el primer momento, y así se lo hizo saber a sus clientes de entonces, Mario y Pedro Brescia: “el turismo en este país va a explotar muy pronto, y sería una pena que ustedes no se preparen para eso”, les dijo.

“Afortunadamente don Mario me hizo caso”, dice, y fue así que les diseñó el plan estratégico para la cadena de hoteles Libertador, que está en pleno proceso de implementación hoy, y el acuerdo con la cadena Starwood, y la realización del que será el principal hotel y centro de convenciones de Lima, que demandará una inversión de US$ 65 millones, así como el desarrollo del primer resort de lujo en el Valle Sagrado que demandará una inversión de otros US$ 25 millones.

Luego de esa primera experiencia en nuestro país, García Rosa ha seguido asesorando en proyectos hoteleros, con tan buena acogida que en los próximos meses HVS estará abriendo sus oficinas en Lima. Entre los clientes con los que cuenta hoy están Los Portales (Hotel Country Club), Orient Express (Miraflores Park), y piensan seguir creciendo.

–¿Por qué de pronto hoy nuestro país está viviendo este boom hotelero, y varias cadenas mundiales estudian el mercado con vistas a instalarse aquí?
–AGR: Hay una conjunción de factores. A partir del 11 de setiembre empezó un fuerte cambio en el mundo, que también afectó al turismo. A esto hay que sumarle un euro fuerte, que ha hecho que las personas que están en la zona euro quieran descubrir otras situaciones, y que a aquel que no está en la zona euro se le haga muy caro viajar a Europa. Además, hemos tenido una serie de catástrofes naturales, como tsunamis en Asia, que han hecho que Sudamérica se empiece a valorar, y uno de los destinos que se han vuelto atractivos dentro de la región ha sido el Perú. La industria hotelera crece a la par de la economía a nivel mundial y para los países latinoamericanos, las oportunidades de desarrollo son muchas, no sólo debido a la diversidad de sus atractivos culturales, escenarios naturales, historia y gastronomía, sino también porque se han convertido en una alternativa como destino turístico, debido a los factores que mencioné antes.

A favor del Perú juegan además que es un país amigable, que el visitante se siente muy bien acá, y que además la comida es extraordinaria. Por otro lado, diría que si hay un 70 a 80 por ciento de ocupación en los hoteles de Lima es porque la gente se puede quedar el fin de semana, porque hay cosas que hacer, que ver, es una ciudad segura. Eso no pasa, por ejemplo, en Sao Paulo.

El Perú siempre estaba pero recién lo empiezan a descubrir, en esto es básico el boca a boca, el visitante tiene mucho poder de divulgación, más del que uno cree.

–¿Y cómo ven el futuro del mercado en HVS? ¿No hay peligro de una sobreoferta, con todos los hoteles que se está construyendo?
–AGR: Hoy vemos que hay poca oferta hotelera para la demanda que va a haber. Los proyectos que se están desarrollando hoy en el mercado van a ser absorbidos por la demanda.

–Hay algunos proyectos, como los de Paracas, que han sido cuestionados por el peligro que suponen para el entorno.
–En mi opinión es importante encontrar el punto entre que se proteja en exceso y eso no permita que se ponga en valor los recursos que se tiene. El turismo demanda mucha mano de obra local, ingresa divisas, trae nuevas inversiones y promueve la imagen del país. Hay que tener cuidado: hay que proteger el recurso, para que se pueda disfurtar hoy, pero mañana también. Si hay peligro de deterioro en Paracas, se debe poner regulaciones muy claras, hay que preservar lo que tenemos hoy para las futuras generaciones. Ni destruyamos lo que tenemos, ni nos pongamos en una situación de no hacer nada.

–¿Qué está buscando hoy el turista?
–AGR: El turista está en una búsqueda permanente de nuevas experiencias. En el Perú hay la oportunidad de vender experiencias, ese es el desafío del sector. El abanico que se abre es muy grande.

–¿Cómo ve las cadenas hoteleras peruanas?
–AGR: Me parece que Casa Andina es un ejemplo fenomenal, digno de imitar en otros países. Admiro su capacidad de adaptación, la velocidad para la toma de decisiones, cómo sacaron el Private Collection para poder competir. Inkaterra es otra cadena de nivel, que va a un nicho muy específico, el del lujo, que está más allá de cualquier crisis. Creo que la transformación de Libertador a partir del 2009 va a ser impresionante. (TomáS D’Ornellas)


‘Se Apretó el Botón’

Inversiones, bolsones y potencialidades.

José Koechlin, presidente de Inkaterra y de la Sociedad de Hoteles del Perú, coincide con García Rosa en que el sector turismo en nuestro país recién está despegando. “Se ha apretado el botón, pero el boom aún no ha sucedido”, dice, “todavía está por empezar”.

Para Koechlin, aparte de los eventos en el extranjero que han hecho que cambie el flujo de pasajeros en el mundo, hay otros que han contribuido a poner el Perú en el mapa, como el impuesto de US$ 15 para fomento de la promoción del Perú, que ha hecho que Promperú pueda ser más activo; nuestra riqueza de culturas; la seguridad; e incluso el que Machu Picchu haya sido incluido entre las nuevas Siete Maravillas del Mundo. “Somos un mundo llevado por el marketing”, dice, “y el concepto de las Siete Maravillas es un concepto globalmente aceptado. Ahora hay un nuevo concurso y estamos postulando a Machu Picchu para que sea declarado Maravilla de la Naturaleza”.

Koechlin cree que el turismo de lujo va a crecer mucho. Hoteles como el que acaba de inaugurar Orient Express en el Colca, o la misma Casona Inkaterra en el Cusco, de alrededor de US$ 1,000 la noche, son solo el comienzo. Recientemente anunció que una cadena de la India y otras dos de los Estados Unidos evalúan invertir en proyectos hoteleros dirigidos al segmento de lujo en Lima y Cusco. “El turismo es principalmente hoteles”, dice, “y por eso no crece tan rápido. La hotelería requiere inversiones de largo plazo, de veinte a treinta años, es una recuperación lenta, por eso debe ser segura”.

A Koechlin no le preocupa la proliferación de nuevos proyectos hoteleros en el país. “En turismo, la oferta crea la demanda. Al estar mejor la economía, además, estamos atrayendo más gente que viene por negocios, que es importante., porque viajan en business y los asientos caros son los que pagan el viaje, y el resto del avión se puede llenar a tarifas bajas”.

Koechlin cree que el turismo será cada vez más segmentado, y va a depender mucho de la oferta. “Acá podríamos ofrecer por ejemplo bird watching(observación de aves). En Estados Unidos hay 66 millones de bird-watchers, mucho más que golfistas, por ejemplo, y de éstos, 4 millones tienen pasaporte. Otro rubro es el de las mariposas, donde los americanos tienen 26 millones de aficionados, o la pesca deportiva, donde son 42 millones. Creo que Estados Unidos es nuestro mercado natural, porque está en el mismo huso horario, hay conectividad aérea, no somos un país caro para ellos, y además hablamos inglés”.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista