martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2034

03/Jul/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre NarcotráficoVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre EconomíaVER
Sólo para usuarios suscritos Economía
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Sólo para usuarios suscritos Olor a Tinta
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Cualquier chisme farandulero tiene más rebote que el encuentro entre Montesinos y Fujimori.

El Baile de los que Sobran

2034-tv-2-c.jpg
Mientras todo el mundo sigue especulando si aún podría darse el esperado encuentro entre Gisela Valcárcel y Magaly Medina como si se tratara de un evento trascendente para el país, el lunes se vieron cara a cara después de ocho años Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos. Ese era, en realidad, el encuentro del que los peruanos debían estar pendientes, pero claro, aquí no había baile de por medio, ni rating en guerra, así que no se hizo mucha publicidad al respecto y muchos televidentes se enteraron de las alucinantes declaraciones de Vladi en la noche, a través de los noticieros o los programas políticos.

Panamericana Televisión, que fue el único canal de señal abierta que se animó hace ya algunos meses a pasar el megajuicio en vivo y en directo, cortó exactamente a las 12.30 la transmisión sin importar lo que estaba diciendo Montesinos para dar pase a su nuevo programa “TVO”. Una decisión desatinada, ya que si todo este tiempo se había hecho un esfuerzo por marcar la diferencia con los demás canales (cosa que habían logrado), justo el día más importante optaron por dar prioridad a un programa de entretenimiento que, al menos por lo que se ha visto hasta ahora, no ofrece nada nuevo (y por si fuera poco, bajaron medio punto de rating).

Solo quedó canal N, vale decir sólo los televidentes que cuentan con Cable Mágico pudieron darse el gusto de ver en directo la intervención de don Vladimiro Montesinos y escuchar todos sus argumentos para limpiar a su socio Fujimori. Una vez más, tremenda falta de reflejos de los canales de señal abierta.

Y es que en cualquier otro país un suceso así, hubiera sido cubierto en cadena y a nivel nacional (incluso muchísimos canales extranjeros estuvieron colgados de esa noticia), pero en el Perú es más importante el paso de la malagua inventado por el “Puma” Carranza, quien de repente se ha convertido en una suerte de héroe nacional (¡lo que faltaba!), o la participación de Monique Pardo o Florcita Polo Díaz en el concurso que ha organizado Magaly intentando parodiar el programa “Bailando por un sueño” de Gisela Valcárcel. Es más importante un ampay a cualquier fulano que apenas es conocido que saber de una vez por todas quiénes son los culpables de los crímenes de La Cantuta y Barrios Altos.

Pero no hay lugar a quejas, ya que si es verdad aquello de que cada pueblo tiene los gobernantes que se merece, también tiene la televisión que se merece, la selección de fútbol que se merece, los dirigentes que se merece, etc, etc, etc. ¿Por qué? Porque para ser merecedores de otra cosa, primero tendríamos que cambiar nosotros como sociedad, como país y para eso hace falta algo más que un bailecito. (Patricia Salinas)

Ojo al Rating


Magaly TV (9): 25.1 puntos
Juicio a Fujimori (5): 4.6 puntos
(Promedios del 30/06/08)

Búsqueda | Mensaje | Revista