jueves 18 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2034

03/Jul/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre NarcotráficoVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre EconomíaVER
Sólo para usuarios suscritos Economía
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Sólo para usuarios suscritos Olor a Tinta
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Salud y Bienestar Riesgos y complicaciones de los implantes mamarios.

Poner el Pecho

2034-SALUD-01
El aumento de busto es una de las cirugías más solicitadas. Sin embargo, muchas mujeres no saben que los implantes mamarios se pueden romper, infectar y requerir recambios. En la siguiente entrevista, el cirujano plástico César Morillas devela los misterios de las prótesis mamarias.

–¿Qué es un implante mamario?
–Es un cuerpo extraño que el organismo acepta pero lo aísla dentro de sí, formando una cápsula alrededor de la prótesis. Todas las prótesis forman cápsula.

–¿Cuáles son las complicaciones más comunes?
–Una de las principales es la dehiscencia de suturas, es decir la abertura de la herida operatoria por exceso de presión por prótesis muy grandes en pacientes delgadas y con poco tejido mamario. En segundo lugar, están las contracturas capsulares producidas por prótesis de mala calidad o porque no son de última generación.

–¿Cuántos tipos de prótesis hay?
–Existen prótesis y prótesis. Unas tienen una garantía de 10 años y otras son para toda la vida. Pueden ser de solución salina, de gel de silicona con cobertura lisa o con cobertura texturizada. Las de última generación son de gel de silicona de alta cohesividad, revestidas de espuma de poliuretano.

–¿Qué garantías ofrecen?
–En las prótesis lisas el porcentaje de contracturas capsulares que producen es del 40-50 %; las texturizadas menos del 10% y menos del 1% las de espuma de poliuretano.

–¿A qué se debe la diferencia?
–En las prótesis de última generación su revestimiento permite que las células llamadas fibroblastos se acumulen verticalmente evitando la formación de la contractura capsular. En las prótesis de membrana lisa, los fibroblastos se acumulan horizontalmente hasta formar una capa gruesa que va retrayéndose y apretando la prótesis. Si ésta es de mala calidad o su membrana se ha degenerado, se puede romper fácilmente o producir dolor por el mismo efecto.

–¿Cómo es el procedimiento quirúrgico?
–Debe realizarse en una sala de operaciones con equipos de alta tecnología que garanticen la salud de la paciente y todas las medidas de higiene para evitar complicaciones como las infecciones. La anestesia es generalmente con sedacion más anestesia local, la paciente no debe tener dolor ni recuerdos de la operación. Para el recambio de prótesis debe utilizarse anestesia general.

–La incisión ¿dónde se realiza?
–Es generalmente pe-riareolar inferior. Es decir en semiluna, 2 a 3 cms., en el cambio de coloración entre la areola y la piel para que la cicatriz se pierda con facilidad.

–¿Cuánto dura el período de recuperación?
–Si la paciente hace trabajos de oficina puede regresar a su trabajo al quinto día. Si realiza trabajos manuales, de 10 a 12 días. Para retornar al gimnasio necesitará dos meses. (Ruth Lozada)

Espuma con Historia

2034-SALUD-02

Implantes de poliuretano. Volvieron al mercado hace dos años.


En 1992 el fabricante de los implantes de poliuretano los retiró voluntariamente del mercado luego de un debate en Estados Unidos que sacó a la luz pública estudios en animales, de 1960, que señalaban a la espuma de poliuretano como cancerígena. Finalmente la Food and Drug Administration (FDA) descartó los estudios pero la polémica ya había causado estragos. No sería hasta después de catorce años, en el 2006, que los implantes de poliuretano volvieron al mercado, oleados y sacramentados por la FDA, que los presentó públicamente, como puede verse en la foto.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista