miércoles 28 de junio de 2017
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2032

19/Jun/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Bang Bang

2032-lama-1-c.jpg

Tola en Chorrillos. El ICPNA expone su importante antológica.

Lamento decirlo pero hay decisiones que resultan por lo menos cuestionables en las adquisiciones del Museo de Arte y su relación con la galería Revólver. Ahora viajaron a la feria ArteBa para adquirir obras de artistas peruanos –¿no hubieran podido hacerlo en Lima?– y curiosamente las únicas piezas compradas son de artistas del cartel de la mencionada galería. La adquisición de la obra de José Carlos Martinat, “Pinte Stereo”, fue un acierto gracias al aporte de Sergio Quatrini –papá del autor de “Chicha tu Madre”– quien la compró a la galería Leme de Sao Paulo. La otra fue una pintura de Giancarlo Scaglia, que por coincidencia fue exhibida en Revólver. Estoy convencido que si el mismo cuadro hubiera sido hecho por otro artista y exhibido en otra Galería el MALI se hubiera abstenido de comprarlo, porque francamente ese refrito de los perros colgados ha sido tratado hasta la saciedad entre nosotros. De esta manera se va poniendo en evidencia las estrechas relaciones entre una galería privada y un Museo, que debería crear su “Sala Revólver”.

Como ha ocurrido con los últimos remates del MALI, durante la actual gestión de Verme, el éxito de venta de Revólver fue similarmente notable, pues todo fue vendido en una feria que a diferencia de otros años no tuvo el éxito económico esperado. Cabría admitir que Revólver destacaba de la marcada mediocridad de la zona joven en la que se encontraba, lo cual es un esfuerzo de parte de una galería que aún no se inaugura en Lima y ya cuenta con una buena cartera de relaciones. Todo sería inmaculado si cualquier integrante de la directiva del museo comprase allí una obra para lucirla en su casa, pero como el MALI no es su coto privado lo que no pueden hacer es imponernos una visión sesgada de nuestro arte contemporáneo basada en afinidades electivas. Todos somos menos torpes de lo que ellos aparentan creer.

Re-Género

Es una buena muestra que reúne a 6 peruanas y a 6 españolas en un contrapunto que se quiere como una nueva visión “de la feminidad a través de la maternidad”. Habría que añadir que la selección es acertada y que tanto Pilar Talavera como Paloma García han hecho un correcto trabajo curatorial. Podría ser que las españolas deslumbren por aquello del “impacto de lo nuevo”, pero entre las peruanas hay obras tan feroces como la de Carolina Rieckof que terminan por engullirse toda la muestra.

Normalmente huyo de las muestras feministas, porque su contenido siempre me resulta predecible. Sin embargo, ésta constituye una sorpresa al ser enfocada como la relación entre madre e hija, incidiendo en los conflictos e identificaciones generacionales que producen una relación cuyas fricciones son de enorme riqueza para el arte. Habría además que destacar el montaje que resulta particularmente acertado para albergar un número tan grande de obras y tan dispersas.

Esta es la primera muestra que hace Pilar Talavera, cuyo interés por “lo abyecto según Julia Kristeva” la motivó hacer un planteamiento ajustado. En una entrevista, ella hace referencia a ¡Wack!, la espantosa muestra en el Museo de Arte Contemporáneo de Los Angeles. Allí se gastó una millonada y el resultado de fuerte carga feminazi está a enorme distancia de la propuesta local, tan modesta pero meditada y con tan rica lectura como la que AECI presenta.

Tola

La antológica de Tola en el ICPNA es sin lugar a dudas una de la mejores que ha hecho la institución. La curaduría de Jorge Villacorta es notable porque hace una síntesis ajustadísima de toda la trayectoria de uno de nuestros artistas más emblemáticos. Su coincidencia con la muestra en Lucía de la Puente permitió una visión bastante completa del pasado y del presente de quien es uno de nuestros artistas de mayor reconocimiento entre los jóvenes que admiran tanto su capacidad de artista como su rebeldía.

Sainete

El Alcalde de Barranco convocó a una reunión de vecinos para tratar el problema del MAC y los resultados fueron desastrosos, porque se trata de una autoridad acostumbrada a convocar turbamultas para obtener sus propósitos. Habían algunos artistas y representantes del IAC que poco podían hacer frente a la matonería de un Alcalde que afirma que no es ignorante. Tiene razón: es simplemente bruto. El IAC envió posteriormente un comunicado que nada añadía a lo que ya sabíamos. El MAC corre el riesgo de desaparecer aplastado por la demagogia y la incultura. La situación es lamentable y de muy difícil solución. ¿Nos merecemos un Museo de Arte Contemporáneo?

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista