viernes 19 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2009

10/Ene/2008
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre NarcotráficoVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos José B. Adolph
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Siguen las campañas por mejorar los contenidos de la TV, pero el rating va por otro lado.

¿Vale la Pena Soñar?

tv-2-c.jpg
Últimamente, de la mano de una serie de campañas para que la gente tome conciencia de lo importante que es cuidar la alimentación para tener una vida sana, se escucha muy a menudo la frase “Eres lo que comes”. Y es verdad, en un mundo en el que 25 mil personas mueren de hambre cada día y la anorexia es una enfermedad cada vez más generalizada, también existe una gran cantidad de gente que muere por enfermedades derivadas de la ingesta de la llamada comida chatarra.

Pero así como de alguna manera somos lo que comemos, también podríamos decir que somos lo que vemos. Lo que vemos en televisión, se entiende. Andamos criticando el bajo nivel de lo que nos ofrece la pantalla chica, pero resulta que a la hora de ver el rating, son los programas mediocres y sin contenido los que figuran en los primeros lugares de sintonía.

Si bien no existe el riesgo de morir por el consumo de malos programas, lo que sí suele suceder es que mucha gente cae en un círculo vicioso en el que una vez que prueba la televisión chatarra (llamada también televisión basura), y les agarra el gusto a los espacios de mala calidad, luego su cuerpo (en realidad su alma) pide más basura. Nada es suficientemente sorprendente. Nada le escandaliza. Siempre pide más. Y los productores de televisión, intentando satisfacer estas “necesidades”, pasan de los talk shows a los reality shows. De los chismes de la farándula a la invasión de la vida privada. De la información sobre personajes más o menos célebres a historias (casi siempre inventadas) sobre personitas que no son nada.

La Asociación Calandria y la Veeduría Ciudadana iniciaron el año pasado una campaña denominada “Tele, como te sueño”, realizando encuestas en varias ciudades del Perú sobre el contenido de nuestra TV. Los resultados arrojaron que la mayoría no quiere programas como el de Magaly ni como Recargados de risa. Entonces volvemos a la misma pregunta: ¿por qué los ven? El próximo lunes 14 de enero se dará un paso más en esta campaña, en lo que han llamado “Parlamento mediático”, pues se trata de un debate que se realizará nada menos que en la Sala Raúl Porras Barrenechea del Congreso de la República, donde ciudadanos comunes (se pueden inscribir hasta mañana en teléfono 2656525 y/o en www.calandria.org.pe), políticos y periodistas debatirán sobre la oferta televisiva en cuanto a entretenimiento. Se pretende generar un clima de diálogo constructivo con la idea de que la televisión sí puede y debe mejorar en bien de todos los peruanos. ¿Valdrá la pena soñar? (Patricia Salinas)

Ojo al Rating


Recargados de risa (4): 20.7 puntos
Cuentos Clásicos (2): 4.3 puntos
(Promedios del 5/1/08)

Búsqueda | Mensaje | Revista