martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1981

21/Jun/2007
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Sólo para usuarios suscritos Tecno Vida
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Iván Thais
Sólo para usuarios suscritos Cherman
Suplementos
Acceso libre Mundo CaféVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Una historia de amor ambientada en la selva peruana.

Amantes Siberianos

1981-olor1-c.jpg

El cielo sobre nosotros
Carlos Garayar. Alfaguara: Lima, 2007

La selva para muchos es un territorio exuberante, colorido, erótico, tropical; no para Carlos Garayar. El cielo sobre nosotros sucede en una selva anterior a los cuadros de Bendayán, al narcotráfico y al terrorismo, a los aeropuertos clandestinos y al turismo sexual. Y a la tecnocumbia. Es una selva donde un policía, un médico y un cura se aburren. A ese mundo monótono, de movimientos que se lentifican por el sopor, de colores tenues como un verde sin estridencia, llega un polaco para internarse en un sanatorio. Tisis. De manera insólita, el desahuciado despierta el amor de una enfermera, que es la encargada de atenderlo en un pabellón para terminales al que llaman La Siberia. ¿La gélida, apátrida, exiliada Siberia en mitad de la selva tropical? De eso se trata. Sin demora la novela encara su argumento a través de dualidades, juegos de espejos como el contraste entre la vida y la muerte; eros y tánatos; civilización y barbarie; amor y pasión; Matilde y la señorita Soria; el instinto de supervivencia y la muerte programada; la laxitud del polaco convaleciente y la inquietud del alférez recién llegado que necesita crímenes que resolver.

Sin embargo, el par más interesante se da entre los dos testigos principales, el pragmático policía y el médico que pretende entender superando su raciocinio (el misticismo del cura, además, convertiría este par en un triángulo). La devoción de la enfermera para con el extranjero conmueve a todos, pero no es asumida por todos del mismo modo.

Ella, al igual que el polaco Siélac, es una excluida de la vida, una apátrida íntima, y ya que no puede dedicarle a su alma gemela el resto de su vida, ni un hijo, decide condenarse con él. Así es este amor sin fisuras pero sin expectativas, que brota espontáneamente, abriéndose paso entre esa selva oclusiva y la vida sin sobresaltos de la enfermera solterona más anodina del hospital. Pero ¿puede realmente el amor ser una salvación o una cura? Esa es la pregunta que deben resolver los amantes siberianos. Y también la policía.

El crítico y profesor universitario Carlos Garayar ya había comprobado estar facultado para la ficción en un libro de relatos injustamente relegado: Una noche un sueño (Peisa), que también transcurre en la selva. Es cierto que existen dos pecas en la novela (el amor que nace entre la enfermera y el tísico brota sin mayor explicación ni tránsito, simplemente se da por sentado de que se vieron y se amaron de inmediato como si fueran alegorías y no personajes; y cuando leemos los diarios del médico no existe diferencia entre un lenguaje correctísimo y el narrador omnisciente) pero ninguna de ellas es demasiado grave como para entorpecer la intensidad de la metáfora que ha creado Garayar. La obra tiene antecedentes notables: La montaña mágica, de Thomas Mann; Los adioses, de Juan Carlos Onetti; y en especial la muy recomendable Perorata del apestado, de Gesualdo Bufalino. (Iván Thays)

Biblioteca breve

1981-olor-2-c.jpg

Raimondi Reeditado
Con un amplio estudio introductorio de Luis Felipe Villacorta, director del Museo Raimondi, ha sido presentada la reedición de Minerales del Perú: La Búsqueda de Una Imagen Republicana, de Antonio Raimondi. Publicado con el auspicio de Golder Associates por el Fondo Editorial de la UNMSM.

Recorrido Histórico

1981-olor-3-c.jpg

Acaba de aparecer una nueva edición de la Gaceta Cultural del INC. Incluye un interesante recorrido por el circuito museográfico limeño, incluidas instituciones religiosas y recintos prehispánicos.

Made in China

1981-olor-4-c.jpg

Nueva edición de la revista Etiqueta Negra dedicada al gigante asiático, con crónicas de Daniel Titinger, Juan Manuel Robles y Guy Sornam. También, un dossier fotográfico sobre las nietas de la revolución.

Dos Caminos, Un País

1981-olor-5-c.jpg

A través de la mirada de una niña que vive en un centro minero, Laura Riesco desarrolla en Ximena de Dos Caminos una novela que muestra los conflictos que desgarran el mundo adulto: un Perú fraccionado e injusto. Un libro de paisajes naturales e interiores. Editado por Peisa.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista