viernes 19 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1981

21/Jun/2007
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Sólo para usuarios suscritos Tecno Vida
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Iván Thais
Sólo para usuarios suscritos Cherman
Suplementos
Acceso libre Mundo CaféVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Lugar Común

El jueves pasado CARETAS dio una vez más lecciones de periodismo, al punto que su carátula apareció con comentarios en casi todos los medios de prensa, dándome razón al hecho de haberme mantenido escribiendo en esta revista durante toda mi carrera de periodista. Ningún otro medio periodístico se le parece ni hay revista en América Latina que sea tan acuciosa, moderna y actual. Lo digo con satisfacción, por más que ya no pertenezco a su elenco estable, como podría llamarse a su planta de redactores; soy sólo un colaborador que compruebo con satisfacción la calidad del medio en el que escribo hace una punta de años. Como ustedes podrán imaginar este cherry no es ni siquiera lucrativo.



En qué estado de confusión vive el Perú actual que todo resulta tan mal, desde la elección de los miembros del Tribunal Constitucional, verdaderamente escandalosa, a la elección de Miss Perú; es decir todo. Ese es el estado en verdad en que Fujimori dejó al país, un país sin convicciones. La política (¿qué clase de política puede hacer una hija de papá como Keiko Fujimori? ¿usted, estimado lector(a), permitiría que su destino estuviera en sus manos regordetas?). Finalmente el Congreso peruano se ha convertido en una competencia desleal para la televisión peruana, porque es un reality show mucho mejor que cualquier otro. Supera a Laura Bozzo.


Ahora sí que dudo de la conveniencia de un Congreso bicameral, porque sería el mismo zafarrancho por partida doble. La reciente anulación de la votación, es decir de la elección de los miembros malamente seleccionados, no hace sino informar públicamente al país del desmesurado desacierto. Pudo haberse pensado antes. El desprestigio consecuente ya es como tener una mancha de brea encima, es decir algo casi imposible de quitar.


Hace pocas semanas me referí a la guerra civil en Palestina, donde los dos grupos facciosos se enfrentaban mientras Israel se sentaba en el balcón a verlos matarse. Bueno, ahora ya la cosa estalló con el avasallamiento logrado por el grupo Hamas sobre Al Fatah. ¿Hay algo más espantoso y primitivo que eso? Ahora se hace evidente que Israel tenía la razón y que es mejor, por más que se impusiera a los palestinos por la fuerza bruta. Uno no quiere discriminar, pero los palestinos, tanto de Hamas como Al Fatah, son absolutamente primitivos. ¡Pensar que alguna vez tantos defendimos la causa palestina! Basta ver a los ahora triunfantes, los de Hamas, disparando al aire por las puras arvejas para festejar. ¿Es que las balas allí no cuestan nada, y expresan qué? ¡Qué tragedia!


Últimamente en Miraflores se ha discutido el cierre de una discoteca por el exceso de ruido que producía, intolerable para los vecinos. Y hace bien la municipalidad en proteger el sueño de estos, porque no hay razón para que su descanso no sea respetado por la simple razón de que otros quieren divertirse. Y lo sé porque mientras que quien esto escribe vivió en Madrid compartió la misma calle con el famoso Corral de la Pacheca, en el que se bailaba flamenco hasta la madrugada, ¡y vaya si el flamenco es ruidoso!, y sin embargo en tres años y medio jamás los vecinos oímos el menor ruido allí producido. Uno podía pasar delante del local a la hora del espectáculo y no se oía nada. Es que sin duda allí primaba el respeto a los vecinos y seguramente el local de marras tenía el equipamiento necesario para evitar que los ruidos lleguen a la calle. El municipio miraflorino ha obtenido el mismo resultado en forma algo más drástica: cerrando la discoteca ruidosa.


Ese recuerdo me retrotrae a España, que el 15 de junio pasado celebró treinta años de democracia, porque fue en esa fecha, en 1977, que los españoles obtuvieron con los Pactos de la Moncloa que una nueva y hermosa época sucediera a los años terribles de la dictadura de Franco, continuación que fueron de la cruenta guerra civil. Lo que parecía imposible se logró entonces, principalmente gracias al consenso obtenido por Adolfo Suárez, que hizo el milagro de la reconciliación entre españoles. Y que España, que por entonces, con Portugal, eran los países más atrasados de Europa, enrumbara en la espiral del desarrollo. Hoy España, gracias a la democracia, a Felipe González, que la consolidó, y a Aznar que le dio continuidad, aún con todas las críticas que sus enemigos le hacen, se ha convertido en un país en muchos sentidos ejemplar, polo de atracción para inmigrantes como los sudamericanos que allí han ido a buscar refugio, y lo han encontrado. Con la sola salvedad de ETA, “la más persistente herencia del franquismo”, como titula a la banda Joseph Ramoneda, España puede enorgullecerse del camino recorrido.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
Lugar Común (Caretas 1986)
(Caretas 1985)
Lugar Común (Caretas 1984)
Lugar Común (Caretas 1983)
Lugar Común (Caretas 1982)
Lugar Común (Caretas 1980)
Lugar Común (Caretas 1979)
Lugar Común (Caretas 1978)
Lugar Común (Caretas 1977)
Lugar Común (Caretas 1976)
Lugar Común (Caretas 1975)
Lugar Común (Caretas 1974)
Lugar Común (Caretas 1973)
Lugar Común (Caretas 1971)
Lugar Común (Caretas 1970)
Lugar Común (Caretas 1969)
Lugar Común (Caretas 1968)
Lugar Común (Caretas 1967)
Lugar Común (Caretas 1966)
Lugar Común (Caretas 1965)
Lugar Común (Caretas 1964)
Lugar Común (Caretas 1963)
Lugar Común (Caretas 1962)
Lugar Común (Caretas 1961)
Lugar Común (Caretas 1960)
Lugar Común (Caretas 1959)
Lugar Común (Caretas 1958)
Búsqueda | Mensaje | Revista