martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1981

21/Jun/2007
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Sólo para usuarios suscritos Tecno Vida
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Iván Thais
Sólo para usuarios suscritos Cherman
Suplementos
Acceso libre Mundo CaféVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

El general Edwin Donayre y los militares en pantalla.

TV de Uniforme

1981-tv-2-c.jpg
Después de que Fujimori trocara el modelo de la dictadura militar a la cívico-militar, no se debería objetar ningún intento de amiste entre las Fuerzas Armadas y la ciudadanía. Desconfianza, corrupción e inoperancia son los lugares comunes más repetidos que llegan a los ciudadanos respecto a los hombres de armas. Es claro que la prensa puede jugar un rol propositivo en revertir este cuadro, aunque lo debería hacer sin abjurar de su espíritu crítico, que es lo que manda la profesión.

Tampoco es que los reportajes en los que el General Edwin Donayre figura como simulado héroe de acción sean deleznables per se. Existen personalidades excéntricas y Donayre ya había mostrado esta arista de su carácter en pantalla cuando hace unos meses, con días de haber asumido la dirección del Ejército peruano, ‘Reporte Semanal’ le regaló media hora de publicherry para que se despache sus anchas. Digamos que, en el mejor de los casos, el saludo de bienvenida es un gesto de educación. Meses después, sin embargo, el panorama ha cambiado. La semana pasada la institución que ahora comanda en su totalidad fue acusada gravemente por ilícitos que recuerdan el viejo chiste del librero Jorge Vega: “los únicos galones que ganan los militares peruanos son los de gasolina”. A las irregularidades en las dotaciones, respondidas aparentemente con solvencia por Donayre, se les sumó la muerte de tres policías y un fiscal emboscados por narcoterroristas cerca de Tocache. Y, para colmo, en primicia de esta revista, el general EP en actividad Roberto Vértiz y el comandante EP José “Chino” Cuadra fueron sorprendidos almorzando con el operador apromontesinista Mantilla (ver CARETAS 1980), en un escándalo cuyas consecuencias aún repercuten en la vida pública. En ese contexto, y más allá de que el pintoresquismo de Donayre pueda caer bien o mal, resulta francamente insultante que ‘Domingo al Día’ realice un reportaje (repetido por ‘Cuarto Poder’) donde el actual comandante general de las FF.AA. hace acrobacias y ejercicios de combate bajo el título: ‘Ejército y periodistas preparados para patrullar el VRAE’. Carcajeando con Augusto Thorndike en su campo de entrenamiento, como si no pasase absolutamente nada en su controvertida institución, el humor negro involuntario reemplazó a lo que se esperaba del jerarca castrense: respuestas a los múltiples problemas que siguen poniendo en tela de juicio un prestigio que las FF.AA. han perdido hace ya muchos años.

Búsqueda | Mensaje | Revista