miércoles 26 de julio de 2017
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1969

29/Mar/2007
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ExtradiciónVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre TestimonioVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Suplementos
Sólo para usuarios suscritos PUCP
Acceso libre ViájateVER
Acceso libre AutomóvilesVER
Sólo para usuarios suscritos Claro
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Extradición Exclusivo: El documento completo con los insólitos argumentos de Fujimori para evitar la extradición.

Insultante Alegato (VER)

6 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

apertura-1-c.jpg

El alegato de la defensa del ex presidente Alberto Fujimori presentado por el abogado chileno Gabriel Zaliasnik el 28 de febrero tiene 296 páginas. Ofrece la impresión de un Ejército institucionalmente criminal y una figura presidencial meramente decorativa.

Hace casi exactamente quince años, un autogolpe de Estado desmontó las frágiles instituciones nacionales para perpetuar en el poder a Alberto Fujimori. Hoy el hecho recobra actualidad en el alegato entregado a la Justicia chilena para evitar la extradición del ex Presidente.

Paradójicamente, el autogolpe no se menciona a lo largo del informe de 296 páginas. Pero es uno de los episodios irrefutables que se oponen a su argumento principal: que crímenes como los de Barrios Altos y La Cantuta ocurrieron sin conocimiento de Fujimori, un profesor universitario ignorante de las mañas del poder, y debido a una política trazada exclusivamente en el mundo castrense a la cual él era totalmente ajeno.

CARETAS obtuvo una copia completa del documento elaborado por los abogados chilenos Gabriel Zaliasnik Schilkrut y Francisco Velozo Alcaide.

Si Fujimori no sabía nada del mundo militar ni estaba al tanto de sus operativos, ¿cómo explicar el autogolpe del 5 de abril y sus consecuencias?

Y si no estaba al tanto de los métodos utilizados en la lucha antisubversiva, ¿cómo explicar su presencia en un helicóptero sobrevolando el Castro Castro durante el ataque a ese penal? ¿Cómo es que finalizada la masacre él mismo hizo el recuento de heridos y caídos?

La única experiencia política de Fujimori al llegar al poder, aseguran en el alegato, era haber sido presidente de la Asamblea General de Rectores. Debían añadir que aprendió rápidamente, de manos del ex capitán del Ejército Vladimiro Montesinos, lo necesario para cogobernar con una cúpula castrense escogida y así sacar adelante un proyecto cívico-militar.

El entonces asesor no tardó en presentarle el ‘Plan Verde’, un proyecto militar para gobernar por 20 años, y Fujimori lo adoptó en la forma de un triunvirato completado por Montesinos y el comandante general EP Nicolás Hermoza.

El golpe del 5 de abril de 1992 consolidó la alianza y la nueva Constitución reforzó el cogobierno cívico-militar.

Vladimiro el Ausente

El alegato de los abogados chilenos omite numerosas declaraciones brindadas por el propio Fujimori en las que dejó muy en claro que él estaba detrás de cada decisión política y militar.

Basta con insertar en el buscador Google su nombre acompañado de ‘Corte Interamericana’ para que aparezcan sentencias donde se encuentra responsabilidad del ex mandatario en violaciones de los Derechos Humanos.

La estrategia de Fujimori llega al punto de utilizar cifras del informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación para exculparlo. "Lo anterior", se añade, "lleva indefectiblemente a concluir que entre los años 1990 y 2000 la actividad del Estado fue indudablemente menos violenta, lesiva y representativa que la registrada entre los años 1980 y 1989".

La validación de la CVR es uno de los disparos al pie más notorios del extenso documento. El informe final de la Comisión concluye sobre las responsabilidades de Fujimori en los crímenes del grupo Colina:

"Vladimiro Montesinos era asesor del ex presidente Alberto Fujimori y su representante personal ante el Consejo Nacional de Inteligencia, por lo que puede colegirse que actuaba bajo las órdenes y directivas impartidas por éste… La estrategia de impunidad requería la intervención de la más alta autoridad. Sólo el ex presidente de la República, ingeniero Alberto Fujimori, podía ejercer el poder político suficiente en distintas esferas del Estado para evitar la investigación de estos crímenes. No hay otra autoridad pública que pueda llegar con capacidad de decisión a instituciones tan disímiles como el Congreso, el Poder Judicial, el Ministerio Público, el Tribunal de Justicia Militar, el Ejército, la Policía Nacional, etc., para lograr impunidad para los crímenes del Destacamento Colina".

El nombre de Montesinos, insólitamente, no es mencionado en los alegatos presentados por la defensa de Fujimori.

Primaria y Burda

Es por todo eso que el volumen entregado en la casa del juez instructor Orlando Álvarez resulta insultante, en primer lugar, a la inteligencia.

La defensa de los abogados chilenos concentra su puntería sobre las Fuerzas Armadas peruanas sin diferenciar integrantes ni circunstancias, culpándola institucionalmente de abusos sin aludir a la autoría intelectual que se imputa a su defendido.

Zaliasnik y Velozo olvidan, por ejemplo, a los oficiales que fueron purgados, se opusieron a plegarse al proyecto político e intentaron derrocar ese régimen, como fue el caso de la fallida insurgencia encabezada por el general EP Jaime Salinas Sedó el 13 de noviembre de 1992.

En suma, Fujimori ahora responsabiliza exclusivamente de las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta a Nicolás Hermoza Ríos, el comandante general de las Fuerzas Armadas que él decidió mantener en el cargo durante siete años consecutivos.

Cada crimen de lesa humanidad motivó macabros escándalos. Aún así, Fujimori auspició la amnistía general de atrocidades en 1995.

Sin embargo, al culminar la lectura cunde la impresión de un Ejército desbocado y delincuencial, además de una figura presidencial pusilánime y decorativa.

Ahora que Fujimori le ha dado la espalda al Ejército, ¿Hermoza Ríos y Santiago Martin Rivas, el acusado principal del ‘Grupo Colina’, seguirán guardando silencio sobre la participación del ex presidente?

La estrategia de la defensa chilena de Fujimori, primaria y burda, es temida por más de un fujimorista como un arma de doble filo para los intereses de su patrocinado.

César Nakazaki, también abogado del ex presidente, parece haber cumplido un papel muy secundario. El penalista peruano es además defensor de los generales Hermoza Ríos y Julio Salazar Monroe, ambos procesados en el juicio seguido al destacamento Colina.

El miércoles pasado, cuando el Jefe de la Unidad de Extradiciones Omar Chehade anunció que el alegato de Fujimori responsabilizaba exclusivamente a las Fuerzas Armadas, Nakazaki declaró escuetamente al diario Gestión que él era abogado de altos mandos militares.

El proceso de extradición se acerca a su fin. La Fiscal de la Corte Suprema de Chile Mónica Maldonado anunció que emitirá su informe a más tardar el 23 de abril. Luego quedaría esperar el pronunciamiento del ministro instructor Orlando Álvarez y una casi segura elevación del caso al colegiado de la Corte Suprema, que impartirá el veredicto definitivo.

Mientras tanto, aquí en el Perú, quienes siguen el caso quedarán más que "admirados" por la desaprensiva y tosca audacia con la que la defensa chilena de un ex presidente del Perú busca exculparlo de toda responsabilidad y condenan corporativamente a las Fuerzas Armadas que él mangoneó. Los pasajes resaltados en los recuadros hablan, y se delatan, por sí solos. (Patricia Caycho)

------------------
Los lectores suscritos a la página web podrán acceder al texto completo del alegato de la defensa de Fujimori en formato PDF, dirigiéndose a la sección de descargas.

Extractos Relevantes


1969-apertura-5-c.jpg

"Sin Vínculos con el Poder"


“Fujimori era un outsider del sistema político y sin vínculos con los poderes públicos y militares que en esa época gobernaban en el Perú. Por lo mismo, mal podría resultar verosímil la imputación política de haber concentrado en forma absoluta el poder político, económico y castrense del Perú y ejercido el mismo en contravención del derecho nacional e internacional” (p. 122).
-----------------
- En abril de 1999 Montesinos y Fujimori dieron la entrevista conocida como ‘la de los gemelos’. Era la primera vez que el ex mandatario reconocía al entonces asesor como su brazo derecho.


1969-apertura-6-c.jpg

Barrios Altos, Responsabilidad Aprista

"El caso de Barrios Altos fue cometido a título de represalia por un atentado que tuvo lugar con anterioridad al gobierno de Alberto Fujimori en contra de una escolta militar (…) respondió a motivaciones de naturaleza estrictamente militares como parte de un continuismo también castrense del cual el Presidente de la República recién asumido claramente no fue partícipe” (p. 135). (…) “En efecto, las actividades de esta unidad armada (Grupo Colina) (…) tienen conexión con hechos anteriores a la época en que nuestro representado asumiera el gobierno del Perú” (p. 135).
-------------------
Durante el juicio oral al Grupo Colina, el ex agente Juan Paquiyauri dijo que Fujimori había felicitado a Santiago Martin Rivas por el operativo pero que le disgustó que en él muriera un niño.


1969-apertura-7-c.jpg

"Desconocía las Acciones Militares"

"Obviamente como rector universitario había adquirido destrezas administrativas, de manejo de recursos humanos y académicos, pero desconocía completamente el mundo de las Fuerzas Armadas y de los Servicios de Inteligencia. Si bien es cierto detentaba la calidad de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas como constitucionalmente corresponde a todo Presidente de la República del Perú, las acciones operativas de éstas y las decisiones profesionales propias del mundo militar obviamente no podían estar entregadas a éste” (p. 123).
-----------------
-En el penal Castro Castro luego del ataque a los pabellones de Sendero (mayo de 1992). Sentencia de la CIDH fue demoledora con respecto a su responsabilidad.

“Su Vida era Ajena a la Política”

1969-apertura-8-c.jpg
Extractos del alegato que busca crear la imagen de un Fujimori académico e ignorante del manejo político.

“Es su historia personal, sencilla y austera, desarrollada enteramente en el marco de la academia y no de la política (…) es la historia personal de Alberto Fujimori la que demuestra la inverosimilitud de la imputación política de haber concentrado en forma absoluta el poder político, económico y castrense del Perú” (…) “en efecto resulta casi ridículo pensar que un ciudadano peruano, hijo de inmigrantes japoneses arribados al Perú en la década de 1930, titulado de ingeniero y que se desempeñó siempre como profesor en la Universidad de la Molina, hubiese ‘de la noche a la mañana’ devenido en el omnipotente personaje político que la contraria –la Procuraduría– nos quiere hacer creer” (p. 113).

“Por largos años, hasta 1988, Fujimori sólo se dedicó al campus universitario y a ejercer como rector. Paralelamente asumió la presidencia de la Asamblea Nacional de Rectores del Perú. ¡La política estaba completamente ajena a su vida!” (p. 114).

“Mientras el Estado peruano, especialmente durante el primer mandato del presidente Alan García, y su Ejército sostenían una cruenta lucha antisubversiva con los movimientos terroristas Sendero Luminoso y Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) entre otros, nuestro representado impartía clases de Cálculo II y III a sus alumnos” (p. 121).
---------------------
- El autogolpe del 5 de abril de 1992 fue una acción netamente política con miras a instaurar un régimen cívico-militar. Fujimori llevó adelante esta acción formando un triunvirato con el general Nicolás Hermoza Ríos y el entonces asesor de inteligencia Vladimiro Montesinos.

FF.AA: Autora de los Crímenes

1969-apertura-9-c.jpg
“No obstante ello, la parte requirente (la Procuraduría) persiste en su esfuerzo de vincular la responsabilidad política del ex presidente Fujimori, con la responsabilidad penal que deriva de actuaciones u operaciones concretas (Barrios Altos y La Cantuta) en que participaron funcionarios de las Fuerzas Armadas del Perú, naturalmente sin orden, autorización o conocimiento alguno por parte del Presidente de la República” (p. 123). (…) “las circunstancias de comisión de los hechos que se analizan, también dejan en evidencia que la decisión de dar muerte respondió a la decisión de oficiales del Ejército, una vez bastante avanzado el operativo militar” (p. 138).
--------------------
-Santiago Martin Rivas en entrevista con Umberto Jara reveló que el propio Fujimori ordenó la ejecución de los operativos arriba mencionados, los cuales estaban enmarcados en la ‘lucha contrasubversiva’ delineada por el entonces mandatario.

1969-apertura-10-c.jpg
“Era un proyecto Político Totalitario”

“La defensa del extraditable hace una simplificación grosera de una parte importante de la historia peruana y ello revela mala fe e ignorancia. El poder político ejercido por Alberto Fujimori junto a Nicolás Hermoza Ríos y Vladimiro Montesinos contenía un proyecto de corte político totalitario por medio de quedarse indefinidamente en el poder. (...) El hoy extraditable Fujimori reconoció públicamente y en diversas ocasiones, que estaba al tanto de todo lo que ocurría en el Estado y en el país”.
-------------------
-Opina el ex procurador anticorrupción Antonio Maldonado. Durante su gestión se inició el proceso de extradición en Chile.

Búsqueda | Mensaje | Revista