jueves 18 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1966

08/Mar/2007
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre Derechos HumanosVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Nicholas Asheshov
Sólo para usuarios suscritos Cherman
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Política El carnaval corrió por las venas de congresistas José Vega y Javier Velásquez Quesquén en viaje oficial al Parlatino de Brasil.

Una Noche Paulista (VER)

3 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

1966-juerga-1-c.jpg

O Bomba Mais Grande.- Según José Vega y otros congresistas, se trató de un “evento folclórico, donde no se consumió alcohol”. Pero las fotos dicen otra cosa. La incursión nocturna se llevó a cabo entre el 8 y 9 de diciembre pasado.

Dos preguntas saltan por sí solas: ¿Esta es la conducta que se espera de un congresista en visita oficial? Y, ¿cuándo se decidirá el Congreso a publicar la rendición de viáticos mensuales de los parlamentarios, ascendente a S/. 7,000?

El martes 6, el primer vicepresidente del Congreso, José Vega, comentó la renuncia del general Benedicto Jiménez a la jefatura del Instituto Nacional Penitenciario (INPE). “Ayuda a recuperar la buena imagen que debe tener una persona que asume una responsabilidad pública”, dijo a su salida del Congreso.

Quizás también debería repasar algunos sellos de su pasaporte.

Un día antes llegó a la redacción de CARETAS un CD de fotos que daban cuenta de una juerga de congresistas de la república en una reciente visita oficial al Brasil. La fuente, proveniente del propio Legislativo, aseguró que se habían ido “de tragos y con los viáticos del Congreso”.

El contexto parece ser el exacto. Se trató del viaje de una delegación oficial del Congreso a la XXII Asamblea Ordinaria del Parlamento Latinoamericano, que se realizó en Sao Paulo, Brasil, el 8 y 9 de diciembre del año pasado. Fue presidida por Vega e integrada por los parlamentarios Javier Velásquez Quesquén (APRA), Martha Moyano (GPF), Carlos Torres Caro (PD) y Mario Peña (APC). Vega, inclusive, intentó postular como representante peruano del Parlatino ante la Unión Europea. Su candidatura no prosperó.

El viaje duró tres días y, según fuentes administrativas del Legislativo, se asignó a cada congresista US$ 600 dólares en viáticos, a ser justificados al retorno con la presentación de recibos y facturas. Se hospedaron en el Hotel Maskoud Plaza, a US$ 110 la noche.

En las fotos de la página opuesta, Vega y Velásquez Quesquén aparecen en frenética celebración a ritmo de samba en un club nocturno de Sao Paulo. El trencito en el que participa Vega es elocuente. Las últimas fotos registran en sus rostros las huellas de la mala noche.

Los legisladores ofrecieron versiones contradictorias de los hechos a CARETAS. Vega admitió una salida nocturna “a un show folclórico de samba, en donde no se tomó alcohol”. Las fotos dicen lo contrario y posan un gran signo de interrogación sobre el comportamiento de los parlamentarios durante un viaje oficial.

¿Se gastaron viáticos del Congreso? Vega dice que no, que el pagó su consumó con la suya. Señala haber devuelto al Congreso veinticinco dólares. Torres Caro, por su parte, negó haber participado en alguna incursión nocturna. “No he visto ningún exceso. Además, los viáticos no te dan lo suficiente para darte la gran vida”, sostuvo. Moyano se contradijo: “El evento fue del Parlatino y gratis. Además, sólo me dieron US$ 100 por día”. Pero solo el hotel costaba más. Peña rechazó haber participado en alguna juerga. “Inclusive devolví US$ 85.00”, explica. A Velásquez Quesquén fue imposible ubicarlo.

CARETAS intentó tener acceso a las liquidaciones del viaje pero no figuran en el portal web del Congreso y el área administrativa rechazó el pedido por considerarlo “información confidencial”. La mesa directiva del Congreso todavía no revela en qué y cómo se utilizan los S/. 7,000 mensuales, adicionales al sueldo de S/. 15,600, que perciben los congresistas por concepto de viáticos, representación y transporte. Las fotos de estas páginas pueden dar una idea. Para bien o para mal, la imagen del Congreso termina pagando la factura. (Carlos Hidalgo)

Búsqueda | Mensaje | Revista