viernes 19 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1964

22/Feb/2007
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Sólo para usuarios suscritos Tecno Vida
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos José B. Adolph
Sólo para usuarios suscritos Cherman
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Hablando de Asia…

Desde hace semanas se viene hablando y escribiendo sobre Asia, en huachafo Eisha. Generalmente con críticas, a veces muy serias, sobre discriminaciones, elitismo, etcétera.

Antes de emitir una observación al respecto, quiero advertir que mis recursos no me permitirían colocar ni una caseta de perro en ese lugar.

Dicho esto, y apoyando a todas las críticas justificadas a acciones y comportamientos de algunos o muchos de los allí residentes, quisiera mencionar un hecho que poco o nada tiene de casual: la creciente presencia de artistas e intelectuales, incluyendo a conocidos escritores en eventos allí organizados. Además de todo lo que es y representa la nueva Asia, que se puede resumir en la presencia de los famosos y detestados nouveaux riches = nuevos ricos, que no han pasado por las dos o más generaciones necesarias para adaptarse a tener dinero y favorecer la cultura, ya comienza a manifestarse una verdad prácticamente universal: allí donde está el poder económico, la cultura se sube al tren.

Revísense los grandes centros culturales de la historia, que han irradiado e irradian riqueza artística, filosófica e intelectual. Casi todos o todos han sido y son centros de poder político/económico. Esto viene desde la aristocracia y es asumido poco a poco o rápidamente por la burguesía. ¿Es necesario nombrar algunos? Viena, París, Berlín, Nueva York, San Petersburgo-Petrogrado-Leningrado-San Petersburgo (uffff), Londres, Buenos Aires, México, Tokio, Barcelona, Pekín y Shanghai, en fin.

Naturalmente ha aparecido gran arte en lugares deprimidos, pero con tendencia a emigrar a donde está el centro de la cultura (y del dinero).

Los grandes “románticos” exudarán ponzoña por lo que digo. Muchas veces son los mismos que piden a nuestros escritores y artistas presentarse gratis, “porque es por la cultura”. Creen que comemos los ardientes rayos del sol y bebemos los sublimes efluvios de la luna.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
Animales (Caretas 1986)
Nuestra Guerra de Secesión (Caretas 1984)
Reserva Cultural (Caretas 1982)
Recuerdos Polémicos (Caretas 1980)
Kafka en la Sopa (Caretas 1978)
Ante Todo Salud (Caretas 1976)
¿A Qué Río Llegará la Sangre? (Caretas 1975)
No Somos Nada (Caretas 1972)
Soy un Plagiario (Caretas 1970)
Ni dios ni Darwin, Sino Todo lo Contrario (Caretas 1968)
Yo Trabajé Para la CIA (Caretas 1962)
Frases Que ya no Soporto (Caretas 1961)
El Eclesiastés Revisitado (Caretas 1958)
Búsqueda | Mensaje | Revista