jueves 15 de noviembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1951

16/Nov/2006
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre Elecciones 2006VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos José B. Adolph
Sólo para usuarios suscritos Cherman
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Elecciones 2006 Luis Castañeda Lossio espera confiado los resultados del 19, aunque en Lima la procesión va por fuera.

No es Ningún Paseo

8 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

1951-muncicipales-1-c.jpg

Luis Castañeda Lossio en El Cordano. La campaña electoral fue un piqueo criollo de obras pero pocas palabras.

Las elecciones municipales y regionales del próximo domingo 19 no serán ningún paseo para el APRA, ni incluso para el reeleccionista alcalde de Lima Luis Castañeda Lossio. Todo indica que el partido del gobierno no mantendrá los 12 gobiernos regionales que conquistó en el 2002, y el triunfo lo disputa palmo a palmo aún en bastiones históricos como la municipalidad de Trujillo. En Lima, en cambio, Luis Castañeda Lossio debe repetir el plato sin problemas, pero los desafíos urbanos que confronta son de órdago. Basta con verificar algunos de los alarmantes indicadores ambientales.

El ex alcalde de Lima Alberto Andrade fustigó esta semana a Luis Castañeda Lossio por no cumplir con sus promesas electorales. El candidato de Somos Perú, Gino Costa, se encargó de remacharlo en el último debate. Pero todo indica que así esto fuera cierto, Costa ni otro de los diez candidatos rivales a la alcaldía de Lima destronarán al reeleccionista burgomaestre de la capital.

Castañeda Lossio puntea todas las encuestas con márgenes récord con respecto a su más cercano competidor (Por disposiciones del JNE, está prohibido reproducir las cifras la semana previa a las elecciones).

Si no media un accidente electoral, Castañeda se impondrá así este domingo 19 en una de las campañas electorales más aburridas en 26 años de democracia edil.

Según Ivope, el rating del primer debate municipal apenas alcanzó 4 puntos, y el lunes pasado, con presencia del propio Castañeda Lossio, sólo 8,5 puntos.

El mutismo caracterizó la campaña del alcalde: dijo que prefería que las obras ejecutadas hablen por él. De hecho, estas se multiplicaron en los últimos meses.

Tampoco pudo ser fruto del azar el hecho que las piletas del Parque de la Reserva –el Círculo Mágico del Agua le llama– empezaran a funcionar a chorros a la misma hora del debate.

Pero Castañeda Lossio concluye su primer mandato sin aclarar algunos legítimos cuestionamientos a las finanzas municipales.

La Vía Expresa de la Av. Grau ha costado S/. 106,5 millones cuando originalmente estaba presupuestada en S/. 59,5 millones, según denunció Gino Costa. La semaforización de la Av. Canadá S/. 1,5 millones en lugar de S/. 1 millón. El intercambio vial de Puente Piedra, S/. 20,9 en lugar de S/. 15 millones (ver cuadro).

Pero la obra que se lleva las palmas, son las memorables piletas en el Parque de la Reserva.

La remodelación del Parque costó la bicoca de S/. 62 millones, cuando originalmente tenía la comuna presupuestados S/. 15 millones.

Desafiante Castañeda Lossio respondió: “Son las piletas más grandes y bellas del mundo”. E insólitamente afirmó durante el debate que no le habían costado “ni un solo centavo a la ciudad”. Entonces, ¿quién fue el generoso y huachafo donante?

El burgomaestre se escudó en el silencio.

Lucho Castañeda Lossio en tres años de gestión municipal ha aplicado una gama de soluciones económicas e ingeniosas para algunos de los grandes problemas de la capital como, por ejemplo, las escaleras en los cerros y los Hospitales de la Solidaridad.

La comuna también apretó fierro a fondo en materia de vialidad, construyendo varios intercambios viales que representan el grueso del gasto municipal, y sentando los cimientos del futuro terminal terrestre y el Eje Segregado Chorrillos – Comas.

Los ingresos municipales de la comuna de Lima también han mejorado sustantivamente. El presupuesto inicial de este año ascendía a S/, 675,6 millones. A septiembre el presupuesto institucional modificado (PIM) bordeaba los S/. 911, 5 millones. Según fuentes consultadas, nunca antes se ha registrado un monto parecido. En otras palabras, Lima tiene las arcas llenas, aunque no se compara con el presupuesto que manejan otras capitales de la región.

El Parque de La Muralla y el flamante puente peatonal Rayito del Sol sobre el río Rímac o la remodelación de la Casa de las 13 puertas en el Centro Histórico son otro poroto de la gestión de Castañeda Lossio.

Otra rara virtud de la presente gestión municipal es haber logrado que los árboles que sembró su antecesor, Alberto Andrade, en el Centro de la ciudad, hoy sean virtuales alamedas.

Así que riego, abono y hasta cariño en ese terreno hubo.

Sin embargo, el hecho que los procesos de licitación de las obras más caras fueran supervisados por la oficina de UNOPS de las Naciones Unidas – marginándolos de los procedimientos del Consejo de Supervisión y Adjudicación del Estado (Consucode) – tiñe de sospechas la gestión.

Es cierto que los procedimientos administrativos del Consucode pueden ser poco ágiles, pero después del escándalo “Petróleo por alimentos” en la ONU, y en el que resultó implicado un hijo del ex secretario general, Kofi Annan, quedó claro que en todas partes se cuecen habas.

Sin embargo, Castañeda Lossio ha desarrollado en estos cuatro años un estilo de gobierno hermético y vertical. No convocó una sola vez al Consejo de Alcaldes y el Consejo de Regidores semanal está pintado en la pared.

También los funcionarios ediles acompañan a su alcalde en hermético silencio, salvo que sean autorizados, lo cual rara vez ocurre. No habla ni Juan Blest, gerente de Finanzas de la comuna, a pesar de estar cargado de buenas noticias.

Para el urbanista Augusto Ortiz de Zevallos, regidor de Lima por Somos Perú, “el Castañeda alcalde, en su torre de mármol travertino, ha abandonado las prácticas democráticas con la que hizo su meritoria carrera desde que fue regidor acciopopulista con Eduardo Orrego”.

Así las cosas, ni la lideresa de Unidad Nacional, Lourdes Flores, puede estar segura de la lealtad de su hoy principal socio político.

Ya se sabe que Castañeda Lossio es celoso guardián de los méritos de su gestión, pero también en la alianza Unidad Nacional tiene juego propio, al punto que en la lista de regidores que ahora lo acompañan a un segundo mandato no hay un solo militante del PPC.

En el propio entorno de Castañeda Lossio hay quienes califican el gobierno del alcalde de “individualista”, aunque consideran que las elecciones abren una “oportunidad de trabajar en equipo”, por el simple hecho que los candidatos de UN que se impongan en los distritos el domingo ésta vez serían de su cosecha.

Con 6,9 millones de habitantes, Lima es la cuarta ciudad más poblada de Sudamérica, la única ubicada en un desierto, y muchos de sus indicadores ambientales están en alerta roja.

- Apenas el 10% de los desagües de la ciudad son tratados por Sedapal. El resto se va al mar.

- Lima genera 6,750 toneladas de basura diarias, pero apenas el 20% de los desechos tiene un final adecuado.

- El acuífero de aguas subterráneas está siendo depredado a razón de 1,5 m3/ seg. al día.

- En los últimos 10 años, la urbe ha devorado 14,800 hectáreas nuevas, arrasando con áreas de cultivo en los valles del Chillón, Rímac y Lurín, y vastos ecosistemas de lomas.

- Sólo entre 1992 y el 2004, el parque automotor aumentó de 350,000 autos a 850,000, y la contaminación atmosférica es de tal magnitud que la mitad de los Policías de Tránsito en la capital sufren de algún tipo de afección respiratoria.

En contrapunto con esa dramática realidad, las dichosas piletas del Parque de la Reserva son una de las huacharías más costosas que conoce la cuatricentenaria ciudad de Lima.

No cabe que el próximo alcalde de Lima confronta un desafío de órdago.

Un Cuarto de Siglo de Democracia

Luis Castañeda Lossio señaló con que “en 3 años y 11 meses realizó más obras que en 15 años de gobiernos municipales”. Sin duda, la modestia no es una de las cualidades del alcalde últimamente. Un listado de las principales obras.

Jorge del Castillo Gálvez 1987-1989
Corredor vial de la Av. Brasil
Corredor vial de la Av. Alfonso Ugarte
Corredor vial de la Av. Tomas Marsano

Ricardo Belmont Casinelli 1990-1995
Ampliación de la Av. Universitaria (15 km)
Intercambio vial Sur (Trébol de Monterrico)
Intercambio vial Norte (Av. Universitaria y Panamericana Norte)
Paso a desnivel en Plaza Dos de Mayo.
Paso a desnivel en Ovalo Higuereta.

Alberto Andrade Carmona 1996-2002
Rehabilitación del Parque Universitario.
Remodelación de la Plaza San Martin
Reubicación de ambulantes del Mercado Central y avenidad Tacna, Abancay.
Local de Polvos Azules
Parque de Lima
Vía Expresa de la Av Javier Prado.

Luis Castañeda Losio 2003-2006
Alameda Las Malvinas
Parque de la Muralla
Intercambio vial Panamericana Sur-Villa El Salvador
Vía Expresa Puente Piedra.
Vía Expresa Grau
Viaducto Elevado México-Manco Cápac.

Búsqueda | Mensaje | Revista