miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1937

10/Ago/2006
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre AlbumVER
Acceso libre ModaVER
Acceso libre Foto CarnetVER
Acceso libre ArquitecturaVER
Acceso libre BodasVER
Acceso libre RestaurantesVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Iván Thais
Suplementos
Sólo para usuarios suscritos Claro
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Restaurantes El auténtico gusto por lo nuestro.

Kyncha

1937-RESTAURAN-01

Maribel Flórez. Cocina nueva en acogedora casona antigua.

En una centenaria casona de adobe y madera (de esas que van camino a desaparecer por la fiebre modernizadora de Miraflores) está Kyncha. Los techos altos, el interior pintado de blanco y la rusticidad acentuada en varios detalles decorativos: la carta hecha a mano en cartón y bayeta de color; los platos de base en latón artesanal, las mesas y sillas de madera con cojines de yute blanco y las paredes con grandes cuadros de colores fuertes (poco amables para mi gusto). Los baños y la cocina son más bien minimalistas y la música de ambiente es electrónica con toques étnicos. La Carta que propone Kyncha es absolutamente personal, peruanísima por sus productos y moderna por sus técnicas. El pisco, la quinua, la kiwicha y la alpaca están en varios platillos, sea como acompañantes o como protagonistas. El brindis debe ser con alguno de los estupendos aperitivos de pisco con frutas (tumbo, maracuyá, carambola). Como entradas recomiendo el pulpito a la parrilla, que si bien hay en varios sitios, aquí lo presentan con una salsa de aceituna y vinagre balsámico deliciosa; la cazuelita mar y tierra con tenue sabor a crema de ají y mariscos me encantó. En platos de fondo probé un lomito saltado con fideos chinos y un mar y pasta también con fideos chinos, ambos buenísimos. Otras opciones interesantes son la alpaca con risotto al pesto y tomates confitados y el impecable magret de pato al suzette con puré de castañas. La propia Maribel sugerirá el vino: el syrah Amador propuesto armonizó con mi pedido. Los postres son imperdibles: difícil elegir entre el risotto bitter con salsa de frambuesa, el tiramisú en salsa de café y el turrón caliente con pecanas. Pruébelos todos.

La Anfitriona

Maribel Flórez es una chica encantadora; a sus 28 años combina la audacia de la juventud con la experiencia de quien lleva varios años lidiando con las ollas. Trabajó con Johnny Schuler en el Key Club y con Cristina Vallarino en La Enoteca, amén de otros restaurantes.

–¡Qué buenos padrinos tienes! ¿Qué aprendiste de ellos?
–De Johnny la parte creativa, trabajar con lo que tienes y que salga rico; con Cristina conocí más cosas del vino.

–¿Eres enóloga, no?
–Sí, estudié en la Usil y en el Instituto del Vino; ahora dicto un curso de sumillería.

–Es raro ver una chef mujer al frente de un restaurante…
–Todos me dicen lo mismo, lo que pasa es que tengo geniazo.

–¿Tus pinches son hombres o mujeres?
–Tengo cinco hombres y una mujer

–¿Cuál es tu restaurante preferido?
–Cuando tengo plata: Astrid y Gastón y el Matsuei.

–¿Cómo haces para mantenerte delgada?
–Tomo un sorbo de vinagre Santa Natura después de comer. Es buenazo.(María Elena Cornejo)

La Caserita

1937-RESTAURAN-02
Desde el día que abrió el restaurante, Marisol Oliva, publicista e importadora de vinos, se volvió visitante frecuente. Dice que el ambiente le parece muy acogedor y que la anfitriona es lo máximo. En cuanto a sus platos preferidos, confiesa que le encanta probar nuevas cosas, aunque con frecuencia pide el lomo en salsa Roquefort con papitas resortes. “Los tragos son lo máximo: el tumbo sour es único, creo que se lo inventó Maribel porque no hay en otro lado”.

Local: Kyncha / Dirección: Av. Federico Recavarren 298, Miraflores / Teléfono: 4464147 / Horario de atención: martes a sábado, almuerzo y cena; domingos, solo almuerzo / Cubierto: No cobra / Precio promedio por plato: S/. 25-30 / Descorche: No cobra /
Carta de vinos: buena oferta y buena relación calidad/precio / Visita y opina en: www.muchogustoperu.blogspot.com

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista