lunes 24 de junio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1900

17/Nov/2005
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre Elecciones 2006VER
Acceso libre CorrupciónVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Tauromaquia
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Sólo para usuarios suscritos Quixote se Bvsca
Sólo para usuarios suscritos Tecno Vida
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos José B. Adolph
Suplementos
Sólo para usuarios suscritos Logística
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Corrupción ¿Caído del palto, acaso? Confesiones de los más estrechos colaboradores de Alberto Fujimori ante la Justicia revelan que el ex Presidente recibía millonarias remesas del SIN.

La Chancha del Chino (VER)

6 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

1900-chancha-1-c.jpg
El 20 de noviembre del 2004, ante las cámaras de la BBC, Alberto Fujimori dio en Tokio su versión sobre los increíbles niveles de corrupción al que llegó su gobierno. “La corrupción nos quitó credibilidad, tendió un manto de duda sobre lo bueno realizado. Y, por supuesto, sirvió a mis enemigos para inventar un Perú siniestro, del ‘fujimontesinismo’. Pero poco a poco la verdad se abre paso y se va aclarando que una cosa es el montesinismo y otra muy diferente es el fujimorismo”, dijo.

El problema que tiene Fujimori es que existen múltiples confesiones ante los tribunales anticorrupción de sus más cercanos colaboradores, que indican que el ex Mandatario participó de la paila. La mayoría es elemento probatorio en los expedientes que aceleradamente prepara la Corte Suprema del Perú para remitirla a su par en Chile.

En octubre del 2001, a un año de la renuncia de Fujimori a la Presidencia por fax desde el Japón, Vladimiro Montesinos describió desde la Base Naval del Callao y ante la comisión investigadora del Congreso de la República, presidida por Daniel Estrada, el sorprendente sistema de remesas del SIN a Palacio de Gobierno.

El ‘Doc’ reveló que entregó mensualmente dinero del SIN a Fujimori y, preguntado sobre si el ex Presidente tenía conciencia de que estaba cometiendo un delito, dijo: “Claro que sí, por supuesto que tenía conocimiento”, afirmó el ex asesor. “O sea, no puedo decir que no tenía conocimiento. Si estoy entregando yo US$ 800,000 para un gasto que estamos haciendo esta simulación de documentos, claro, era consciente”.

Montesinos se refirió a una presunta entrega de US$ 800,000 a Augusto Miyagusuku, ex presidente de Popular y Porvenir, para la compra de un terreno en Chavimochic, La Libertad. “Fujimori quería ese terreno para el día que se retirara. Me dijo: voy a tener unas tierras para poder cultivar y dedicarme a la agronomía, que era su hobby. Entonces me ordenó: entréguele US$ 800,000 a Miyagusuku”, sostuvo el ex asesor quien, por cierto, no negó su responsabilidad en el delito. “En todo caso hay una coautoría porque él (Fujimori) me dio las órdenes y yo las ejecuté. Que venga y respondamos los dos ante el país”, dijo entonces. Luego decidió guardar silencio y no brindó más declaraciones a los tribunales.

La justicia, empero, logró documentar las sistemáticas transferencias no autorizadas de dinero desde los ministerios de Economía, Defensa e Interior hacia el SIN. Las investigaciones indican que, entre 1992 y el 2000, se remitieron a ese órgano de inteligencia nada menos que S/. 500 millones, cifra corroborada por las pesquisas de la Contraloría.

El dinero fue utilizado para los sobornos a empresarios, políticos, militares, periodistas, broadcasters, para la campaña presidencial del ex jefe de Estado y también para costear los estudios de los hijos de Fujimori en EE.UU., según las indagaciones.

No se descarta que la ‘caja negra del SIN’ haya sido alimentada también con dinero del narcotráfico, pero lo cierto es que los elementos probatorios contra Montesinos y Fujimori en este caso permitieron que se les denuncie penalmente por delitos de peculado, enriquecimiento ilícito, asociación ilícita y malversación de fondos.

Las pruebas pertinentes están consignadas en el expediente Nº 009-2003, en poder de la vocalía de Instrucción de la Corte Suprema. Se estima que el cuadernillo de extradición será uno de los ocho primeros en ser enviados a Chile (ver nota aparte).

El caso es uno de los más sólidos y está relacionado con otro proceso clave: el pago de la CTS a Montesinos. El 19 de setiembre del 2000, Fujimori firmó un decreto de urgencia dirigido a financiar un plan contra las FARC, pero en realidad fue para que el Ministerio de Defensa desembolsara US$ 15 millones al ‘Doc’. Los testigos corroboraron que el dinero se entregó en una maleta y por orden del ex Mandatario.

“Sí lo Sabía”

Al testimonio de Montesinos se suma el de Matilde Pinchi Pinchi. El 15 de julio del 2002, la colaboradora eficaz declaró a la vocalía de Instrucción Suprema sobre las remesas del SIN a Palacio de Gobierno. Su versión aparece en el expediente 05-2002.

“A Fujimori se le hacía diversas entregas de dinero cuando éste lo requería o viajaba al extranjero, o cuando llegaba su hermana Rosa (al SIN). Dichas entregas fluctuaban entre US$ 100,000 y US$ 500,000. Más o menos se le entregaba un promedio de US$ 1 millón mensual, durante los dos años (1998-2000) que colaboré con Montesinos”.

La asistente especial del ‘Doc’ aseguró que ella preparaba el dinero en sobres tamaño oficio o en bolsas de regalo, que luego eran enviados a Palacio.

Sostuvo que todo era debidamente registrado. “Fujimori firmaba los recibos de las entregas y yo los archivaba”, recordó Pinchi Pinchi. “Cuando salió el video Kouri-Montesinos, ‘Vladi’ guardó personalmente en una maleta los recibos, pero cuando regresó de Panamá (octubre del 2000) y se alojó en mi casa, Fujimori lo llamó por teléfono y le exigió los recibos. Montesinos accedió y trató de ubicar al coronel (Roberto) Huamán Azcurra para que busque la maleta, pero no dio con él. Luego nos enteramos que había sido detenido por Fujimori y que le entregó todos los documentos y videos” (Américo Zambrano).

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
Búsqueda | Mensaje | Revista