sábado 20 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1893

29/Set/2005
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre Elecciones 2006VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos Jaime Bedoya
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Elecciones 2006 Trascendente encuentro de ex presidentes García y Paniagua se prolongó por más de tres horas. La histórica reunión entre el APRA y AP se concretó apenas horas antes. El APRA mandó la agenda por fax y Víctor Andrés García Belaunde puso la casa.

El Deshielo

4 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

1893-apertura-1-c.jpg

¿Concertación a la limeña? Ambos líderes llegaron con equipo de cinco colaboradores y abordaron ejes como el TLC, la Defensoría del Pueblo y la valla electoral.

Se veía venir, pero no tan rápido. Primero fue un rumor que circuló la tarde del martes 27 según el cual Alan García y Valentín Paniagua estaban reunidos en el Country Club. El dato se desinfló enseguida, pero en horas de la noche se supo que algo de cierto había. La cita se había efectuado, pero no sólo entre los dos ex Presidentes ni en el Country.

El escenario del encuentro, que duró tres horas, fue la casa de Víctor Andrés García Belaunde, presidente de AP.

Los asistentes fueron, por el lado del Apra, AGP, Mercedes Cabanillas, Jorge del Castillo, Mauricio Mulder, César Zumaeta y Luis Gonzales Posada. Por AP asistieron, aparte de Paniagua, Alberto Velarde, secretario general del partido; Juan Incháustegui, Javier Arias Stella, Doris Guerrero y el dueño de casa.

La semana pasada, Jorge del Castillo había viajado a Bolivia y en el avión coincidió con Paniagua. Ambos aprovecharon para entablar un diálogo que quizás haya sido el preludio para el encuentro bipartidario. En todo caso, la iniciativa para la reunión del martes correspondió al Apra.

La reunión parecía imposible para los días que corren. Paniagua estaba a punto de viajar a Colombia, donde asistirá a dos eventos internacionales sobre democracia y desarrollo. Del Castillo estaba con el pie en el estribo para un viaje a Salt Lake City, Estados Unidos.

Resulta claro que el Apra estaba interesada en acelerar el diálogo, no precisamente para buscar una alianza o un pacto electoral con AP.

¿Qué buscaba, entonces?

La respuesta puede estar, en parte, en las concordancias que se produjeron. Además, el hecho mismo de la concurrencia de líderes de ambos partidos a un diálogo bilateral constituye una novedad histórica. Arias Stella comentó que era la primera vez en 50 años que el Apra y AP se reunían. Fernando Belaunde recibió alguna vez a García en Palacio, y Víctor Raúl Haya de la Torre se reunió en cierta ocasión con Belaunde. Pero un encuentro formal entre sendos equipos de ambos partidos constituía una novedad.

Era una convergencia lógica si se recuerda que tanto Paniagua como García han planteado que antes que pensar en alianzas o candidaturas concordadas, hay que buscar acuerdos de gobernabilidad.

No extraña, por eso, que en la cita no se haya aludido a una alianza electoral. “A nadie se le ocurrió plantear el tema”, precisó un participante acciopopulista.

Concordancias

En cambio, ambos equipos coincidieron en la necesidad de votar en el Congreso a favor de una valla electoral, sólo que los apristas proponen una de 5%, en tanto que AP se inclina por un 3%.

También aquí se plasman puntos de vista ya antes expuestos con énfasis por Paniagua. Es él uno de los políticos que con más energía ha alertado contra los peligros que encierra una dispersión electoral debida a la proliferación de partidos, que podría conducir a una fragmentación política que vuelva ingobernable al país.

Sin duda que en el horizonte de ambas organizaciones aparece asimismo el problema de los advenedizos, de los outsiders, un Ollanta Humala, por ejemplo, que pueden contribuir a la atomización en un Parlamento futuro.

Una preocupación compartida fue el TLC con Estados Unidos. No parecen haber concordado, excepto en la idea de que, si se aprueba en los próximos meses, a ambos partidos les corresponderá, a partir del 28 de julio del 2006, refrendarlo a través de sus bancadas en el Congreso o aplicarlo desde el Ejecutivo.

Otro punto en que hubo confluencia es el de la seguridad ciudadana, que necesita ser reforzada.

El Apra y AP coincidieron en que se debe apoyar la candidatura de Elías Mendoza Habersperger para Defensor del Pueblo. Antes de la cita había prosperado la idea de que el Congreso actual iba por fin a elegir al Defensor, si es que la Junta de Portavoces decide este jueves 29 de setiembre cuál de los aspirantes es invitado. Si hay consenso, la elección se producirá de inmediato en el pleno.

A este respecto se recuerda que no hay confirmación ni desmentido sobre la supuesta declinación de Beatriz Merino; pero se mantenían en pie las candidaturas de Elías Mendoza y del abogado especialista en derechos humanos Carlos Remotti Carbonel.

Para ser elegido se necesita un mínimo de 80 votos, barrera que Elías Mendoza afirmaba haber superado. Si esto fuera así, la concordancia AP-APRA al respecto sería miel sobre hojuelas para Mendoza.

Resultante general del diálogo del martes puede ser que ambos partidos salieron ganando, en cuanto ofrecieron una imagen de sensatez y principismo, y rehusaron aludir a una alianza, combinatoria política que, según diversas encuestas, no atrae a los ciudadanos.

Hay una rivalidad histórica entre el Apra y AP, y entre algunos de sus líderes. Eso mismo descarta la posibilidad de un entendimiento repentino o una componenda. Y enaltece el clima de cordialidad que, de acuerdo a nuestras fuentes, presidió el diálogo.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
Para Armar un Nuevo Gobierno (VER) (Caretas 1932)
O Vecino Mais Grande (VER) (Caretas 1929)
Una Gran Oportunidad (VER) (Caretas 1928)
La Última Vuelta (VER) (Caretas 1927)
Tramo Final (VER) (Caretas 1926)
Las Armas de la Carrera (VER) (Caretas 1925)
En Busca del Voto Escondido (VER) (Caretas 1924)
Solito se Jaranea (Caretas 1923)
La Cámara Lenta de los Votos (VER) (Caretas 1921)
Tiro al Palco (VER) (Caretas 1920)
Fin del Primer Acto (VER) (Caretas 1919)
La Semana del Todo o Nada (VER) (Caretas 1918)
Antes del Huaico Huancavelicano (VER) (Caretas 1917)
Curvas Borrascosas (VER) (Caretas 1916)
Dudo de Roer (VER) (Caretas 1915)
Seducción y Soroche (VER) (Caretas 1914)
Fintas y Fichas (VER) (Caretas 1913)
Otra Anotación de Ollanta (VER) (Caretas 1911)
Plan de Vuelo (Caretas 1910)
Bastión a la Limeña (VER) (Caretas 1909)
El Difícil Sur (VER) (Caretas 1908)
¿Cualquiera Puede Ser Presidente? (VER) (Caretas 1907)
Taipá a la Plancha (VER) (Caretas 1905)
Valentín en el Umbral (Caretas 1896)
Tomando la Punta (Caretas 1873)
El Otro Frente (Caretas 1867)
El Precio de la Ocasión (Caretas 1867)
Sumando Espera (Caretas 1867)
Extremistas de Centro (Caretas 1838)
Búsqueda | Mensaje | Revista