martes 18 de diciembre de 2018
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1890

08/Set/2005
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Acceso libre AlbumVER
Acceso libre ModaVER
Acceso libre TendenciasVER
Acceso libre BellezaVER
Acceso libre Foto CarnetVER
Acceso libre BodasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Piedra de Toque
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Comentario Taurino
Sólo para usuarios suscritos José B. Adolph
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Tendencias Hace 50 años las mujeres peruanas consiguieron el derecho al voto.

Conquista Femenina

3 imágenes disponibles FOTOS 

1890_tendencias_1_c

Momento histórico (1956). En 1979, se reconoce el voto de la población analfabeta.

Siento aversión por este feminismo dogmático y petulante que tiene su más antipática pretensión en el derecho al voto y su más grosera representación en la turbulencia impertérrita de las sufragistas inglesas...Piense el lector como he de detestar a esas marimachos desgreñadas, empeñadas en la conquista de un derecho tan prosaico y vulgar como el voto...A todas las sufragistas me las imagino nurses histéricas, a cuyos oídos ninguna voz caritativa deshojó jamás la voz de un requiebro”. Estas intolerantes palabras (rescatadas por la organización Manuela Ramos), las publicó José Carlos Mariátegui el 2 de mayo de 1915 en La Prensa de Lima, a propósito de un congreso femenino de la paz que en esos momentos se llevaba a cabo en La Haya. Solo 20 largos años después, el ilustre pensador cambió de parecer.

Pero tuvieron que pasar 30 años más para que la mujer peruana accediera al voto. Sin embargo, venían luchando por él muchísimo antes. En 1911, María Jesús Alvarado ya reclamaba por que se le otorgue a la mujer los derechos políticos para poder intervenir directamente en los destinos nacionales, “como miembro inteligente y apto que es del Estado”. Y en 1931, Zoila Aurora Cáceres sustentaba la relación entre la lucha por el sufragio con la lucha popular, específicamente en el campo sindical.

Si bien en el Congreso Constituyente (1931-1936), se realizó un debate importante sobre el voto de las mujeres en las elecciones municipales, y en la Constitución de 1933 se aprobó en su artículo 86° que “Gozan del derecho del sufragio los ciudadanos que sepan leer y escribir; y en elecciones municipales, las mujeres peruanas mayores de edad (21 años), las casadas o que lo hayan estado, y las madres de familia aunque no hayan llegado a su mayoría de edad”, las mujeres no pudieron votar porque la elección de las autoridades municipales se estableció recién en 1963.

Entonces, los argumentos contrarios al voto de la mujer eran delirantes. Manuela Ramos resume algunos en su publicación “El cuarto Femenino”. “La mujer es sumamente sugestionable y emotiva”, decía el representante por Arequipa Manuel J. Bustamente de la Fuente. Mientras que Luis Alberto Sánchez apoyaba el voto restringido solo para las mujeres que trabajaban o estaban agrupadas en gremios o sindicatos.

En 1946, es preciso recordarlo, el senador y notable educador José Antonio Encinas Franco (Puno), hizo una ardorosa defensa del voto femenino pero es finalmente en 1954 durante el gobierno de Manuel A. Odría que se promulga la Ley N° 12391. Las mujeres estuvieron en condiciones de elegir y ser elegidas a partir del 7 de setiembre de 1955. Con restricciones, claro: solo gozarían de ese derecho las mujeres que supieran leer y escribir; tuvieran más de 21 años o fueran mayores de 18 años, siempre y cuando estuvieran casadas. Se había ganado la primera gran batalla. (Teresina Muñoz-Nájar)

Las Primeras

En 1956 las mujeres también fueron candidatas. Aquí las elegidas:
Irene Silva de Santolalla - Senadora. Lola Blanco de la Rosa Chávez - Diputada. Alicia Blanco de Montesinos – Diputada. María Eleonora Silva - Diputada. María M. de Gotuzzo – Diputada. Manuela C. Billinghurts – Diputada. Matilde Pérez Palacio – Diputada. Juana Ubilluz de Palacios – Diputada. Carlota de Santolalla – Diputada.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista