martes 23 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 1850

25/Nov/2004
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre Ellos&EllasVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Salud y BienestarVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Comentario Taurino
Sólo para usuarios suscritos José B. Adolph
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Por José B. Adolph

Esto me da Suemnio

1850-scul-denegri-p.jpg

Nuevo reto para M. A.Denegri

Para mis admirados Martha Hildebrandt y Marco Aurelio Denegri, porque –Borges dixit– las damas y caballeros sólo defienden causas perdidas.

¿Por qué uno toma un somnífero y no un soñífero, si lo que provoca es sueño y no suemnio? Lo que tenía era insomnio, no insueño.

¿Por qué cuando enciendo un cigarrillo soy un fumador y no un humador, si no echo fumo sino humo?

¿Y para qué diantres sirve la K? Muchos escriben quilómetro y quiosco, y así le quitan a la K sus últimas oportunidades.

El castellano debe ser uno de los pocos idiomas grandes en que la G, antes de E o I, se convierte en J. I hablando de Y, ¿pa’ quéstá?, como preguntaba pero más elegantemente Manuel González Prada (“Pájinas Libres”).

Todas estas cosas ya se han dicho antes: la lógica tratando de invadir el idioma. (No quiero ni pensar en cómo serían el inglés y el francés escritos fonéticamente). Ai lav yu, she tem, fonética castellana, claro. Pero nunca una wuman ni una madmuasel me ha escrito tal cosa.

Lo que pasa es que la gente no atraca. Los idiomas se niegan a ser razonables. No sólo eso: uno no es razonable nunca cuando se expresa. Fíjense lo que les está costando a norteamericanos e ingleses pasarse al sistema decimal: un kilo es más razonable que una pound y un kilómetro, perdón, quilómetro más sensato que una milla.

Pero a usted, lector/a, esto ya le debe de estar dando suemnio y de repente les provoca humar un poco. No voy a entrar, por lo tanto, en aquello DE QUE, O SEA, ¿no? Pienso de que eso estaría mal y les quitaría su valerosa chamba a gente como mis admirados dedicandos. Mira arriba, pe, ahí están los dedicandos, MH y MAD (¿mad?), que despliegan sus valientes e inútiles banderas por la perfección gramatical.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista