domingo 26 de mayo de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2460

27/Oct/2016
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre PérdidasVER
Acceso libre AniversarioVER
Acceso libre CulturaVER
Acceso libre TauromaquiaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Acceso libre CineVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre MúsicaVER
Sólo para usuarios suscritos Olor a Tinta
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Luis E. LamaVER
Suplementos
Acceso libre SaludVER
Ediciones
anteriores


Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Internacional El presidente peruano advirtió en la Cumbre Iberoamericana que “es muy difícil tener una reunión como esta sin hablar de Venezuela”. A pesar de eso no hubo un pronunciamiento oficial conjunto pero sí se sostuvieron conversaciones.

Perú, Venezuela y la Cumbre Iberoamericana

XXV Cumbre Iberoamericana en Cartagena

El tema de la situación de Venezuela era uno de los temas presentes en la XXV Cumbre Iberoamericana pero no se trató de manera oficial. (Foto: ÓSCAR MEDRANO)

En la XXV Cumbre Iberoamericano no hubo un pronunciamiento conjunto, como se esperaba, acerca la grave situación de Venezuela. El gobierno de Perú, liderado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski, circuló entre los socios iberoamericanos un documento para pedir “una solución política en Venezuela y que permita desplegar un programa de rescate económico”.

Durante su intervención en el plenario de la cumbre, PPK felicitó primero a Juan Manuel Santos por haber retomado el hilo de la paz después de la derrota del referéndum y señaló que “el tema de la paz nos lleva a lo que pasa en partes del hemisferio, sobre todo en el país vecino que sufre una tremenda crisis económica, política y de derechos humanos”.

Leer: Venezuela al Filo del Estallido

“Yo creo que es muy difícil tener una reunión como esta sin hablar de esos temas, porque si nos van decir ‘ustedes hablan de educación, empleo… todo eso muy bonito pero no se están realmente ocupando de los temas candentes’”.

El presidente Kuczysnki advirtió que “aquí no hay ningún afán en interferir en lo que ocurre en otros países pero si hay un afán que todos los latinoamericanos progresan, adelante y no retrocedan”.

Pedro Pablo Kuczynski llega a la XXV Cumbre Iberoamericana.

PPK llegó decidido a la cumbre para tratar el tema de Venezuela. (Foto: ÓSCAR MEDRANO)

Al finalizar la cumbre, la Cancillería peruana circuló un comunicado que dice que “en Venezuela se ha generado una alteración del orden democrático y constitucional que vulnera los principios de la Carta Democrática Interamericana (CDI), la que identifica como elementos esenciales de la democracia representativa el ejercicio del poder con sujeción al Estado de Derecho y a la separación e independencia de poderes”.

“El restablecimiento del Estado de derecho involucra la participación en libertad de todos los actores políticos y sociales venezolanos, para lo cual es necesario que el gobierno y la oposición logren acuerdos precisos con el objetivo de restaurar el orden democrático, con plazos y objetivos definitivos”.

Durante los dos días de la cumbre, el Canciller de Perú, embajador Ricardo Luna, se reunió con sus homólogos y planteó una evaluación colectiva de la situación venezolana. Propuso conformar una misión de enviados especiales presidenciales para que contacte al gobierno de Venezuela y a la oposición para así poder “definir alternativas para superar el enfrentamiento entre los poderes del Estado”.

Nicolás Maduro fue uno de los grandes ausentes en esta cumbre. El viernes anunció sorpresivamente que sí asistiría pero finalmente envíó a su canciller Delcy Rodríguez, quien excusó a su presidente porque se quedó para recibir a los delegados del Vaticano que serán los encargados de la mediación del “proceso de diálogo con la oposición”.

Búsqueda | Mensaje | Revista