martes 25 de junio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2455

22/Set/2016
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre MediosVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre TransporteVER
Acceso libre InternetVER
Acceso libre DeportesVER
Acceso libre TeatroVER
Acceso libre CulturaVER
Acceso libre CineVER
Acceso libre PublicacionesVER
Acceso libre ExposicionesVER
Acceso libre Biblioteca BreveVER
Acceso libre ConciertoVER
Acceso libre GastronomíaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Acceso libre CineVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Concierto Por: Omar Huamán | Cecilia Bracamonte canta en el Gran Teatro Nacional y rinde homenaje a bolerista Olga Guillot con álbum de boleros.

Diva Dorada

Bracamonte

Cecilia Bracamonte: de la música criolla al bolero. Y del disco al show en vivo.

Hablar de Cecilia Bracamonte es referirse a una institución en la interpretación de la canción costeña. Lleva más de cinco décadas sobre los escenarios y es un referente obligado para las intérpretes que se inician en el mundo del criollismo.

En esta oportunidad, la intérprete de “Hombre con H” y “Risas y Lágrimas” nos permite viajar a la época dorada de la canción romántica a través del disco Con Alma de Bolero, producción que rinde homenaje a Olga Guillot, eximia bolerista cubana. “Puedo decir que este disco es la realización de un sueño. Además, considero que tengo la edad suficiente para abordar las temáticas de las canciones y no podrán decir que soy una agrandada”.

Esta producción incluye canciones como “Voy” de Luis Demetrio, “Tú me acostumbraste” de Frank Domínguez y “Soy lo prohibido” de Roberto Cantoral, páginas que consagraron a Guillot durante las décadas del sesenta y setenta.

La producción y dirección musical recaen sobre Diego Rivera, quien se encargó de supervisar cada detalle de la grabación. “Me he preocupado por refrescar la música romántica utilizando nuevos arreglos, pero conservando el sabor que caracteriza al bolero”, apunta.

Este 22 de septiembre, los seguidores de la Bracamonte tendrán la oportunidad de vivir una experiencia inolvidable en el Gran Teatro Nacional, escenario elegido por la diva para la presentación de este compacto de antología. “Soy una artista muy exigente y les aseguro que vibrarán al escuchar cada tema. Será una noche mágica”, concluye. No hay duda.

Búsqueda | Mensaje | Revista