martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2398

13/Ago/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre CorrupciónVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Opinión VER
Acceso libre TurismoVER
Acceso libre DeportesVER
Acceso libre TeatroVER
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Acceso libre Luis E. LamaVER
Acceso libre China TudelaVER
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Internacional En Argentina, primarias partidarias fueron anticipo de las elecciones presidenciales en octubre.

Los Kirchner: Una Familia Muy Normal

1 imagen disponible FOTOS 

Cristina Fernandez

Estampa familiar: Cristina Fernández de Kirchner con sus hijos Máximo –derrotado en sus pretensiones de ser candidato a diputado– y Florencia.


Escribe: Luis F. Jiménez

En las elecciones argentinas se juega más que un cambio de autoridades y un conjunto de medidas económicas.

Máximo Kirchner, hijo presidencial, fue derrotado en sus pretensiones de ser candidato a diputado por la provincia de Santa Cruz, cuna del feudo de los Kirchner. Carlos Zaninni, considerado por muchos como el “monje negro” de los Kirchner fue impuesto por Cristina como el candidato a vicepresidente de Daniel Scioli. Zaninni es la persona de mayor confianza de Cristina y artífice de asuntos tan sensibles como la relación con el Poder Judicial y busca defender a toda costa la impunidad de su jefa en el próximo gobierno.

Las elecciones primarias celebradas en Argentina el domingo 9 de agosto han allanado el camino hacia las elecciones presidenciales que tendrán lugar el 25 de octubre próximo. Las primarias definieron los candidatos a la presidencia de diversas agrupaciones y candidatos a gobernadores, a senadores y diputados nacionales y a representantes al Parlasur.

LA CAMPAÑA PRESIDENCIAL


El sistema electoral argentino contempla una primera vuelta el 25 de octubre en la cual puede prevalecer quien obtenga el 45% de los votos y 10% de los votos de ventaja respecto al segundo. Si ninguno de los postulantes obtiene estas marcas, se produce una segunda vuelta.

El oficialismo, haciendo uso y abuso de los recursos del Estado, había procurado instalar la idea que Daniel Scioli ganaba en primera vuelta. Los resultados de las primarias, de mantenerse, indican que ese no sería el caso. Resulta razonable pensar, por otra parte, que los resultados llevarían a forjar acuerdos políticos entre Mauricio Macri y Sergio Mazza para derrotar al oficialismo en la segunda vuelta.

EL NARCOTRÁFICO SE CUELA EN LA CAMPAÑA


En la campaña presidencial en curso, Scioli deberá lidiar con un compañero incómodo. En las primarias resultó elegido Aníbal Fernández como candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires. Fernández es el actual jefe de gabinete de CFK y disputó la candidatura a la gobernación con Julián Domínguez, presidente de la Cámara de Diputados y estrecho aliado de la presidenta.

La bomba la arrojó, otra vez, Jorge Lanata. En su programa Periodismo Para Todos (PPT) del 2 de agosto presentó testimonios que señalaban a Aníbal Fernández involucrado en el tráfico de drogas y como autor intelectual del asesinato de tres empresarios farmacéuticos en 2008. La insospechada derivación de la denuncia fue la reacción de Aníbal Fernández: no solo acusó a Lanata y Clarín sino también a Julián Domínguez de haber complotado con Lanata para perjudicarlo en las elecciones a candidato a la gobernación. La presidenta puso orden en la tropa y se acallaron las acusaciones.

También se alegó que Domínguez llevaba como candidato a vicegobernador al intendente de La Matanza que está involucrado en el tráfico de drogas en su distrito y en otros del conurbano bonaerense. Se completaba el trípode de actividades ilegales con drogas con la participación del jefe de la Policía de la provincia que depende del gobernador Scioli.

El propio papa Francisco, en una carta personal a un diputado provincial y activista social, se refirió a la necesidad de evitar la “mexicanización” de Argentina, aludiendo al fenómeno que se produce cuando el narcotráfico, con su secuela de violencia y corrupción, infiltra el aparato del Estado, especialmente en lo judicial y en los órganos de seguridad.

Según calificados observadores, en las elecciones argentinas está en juego mucho más que un cambio de autoridades y un conjunto de medidas económicas e institucionales para sacar al país de su decadente estancamiento.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista