lunes 24 de junio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2388

04/Jun/2015
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre EducaciónVER
Acceso libre FútbolVER
Acceso libre EcologíaVER
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Suplementos
Acceso libre Informe EcológicoVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Cine “Videofilia”, premiada en Rotterdam, sacudirá miradas en el Festival de Cine Lima Independiente.

Avalancha Visual

Videofilia

Muki Sabogal, protagonista de “Videofilia”, y sus reproducciones. Festival de Cine Lima Independiente va del 18 al 27 de junio.

Mientras contempla una imagen erótica y pixeleada junto a un protagonista de “Videofilia (y otros síndromes virales)”, un encargado de un puesto de videos porno comenta en esta escena: “Ya no es ni realidad ni virtualidad, hermano. Todo se ha confundido en este mundo. La realidad es como esta pantalla, toda pixeleada y fragmentada. Nunca le vas a encontrar un orden o un sentido. Pero tienes que vacilarte, nada más. Gozar la vida”.

“Videofilia”, dirigida por Juan Daniel Molero (Lima, 1987) y premiada como Mejor Película en el Festival de Rotterdam 2015, transcurre entre cables y pantallas, entre filias, síndromes y visiones alucinadas. Los avatares y los virales circulan en una dimensión mutante. Las drogas y el cosplay son un escape de la realidad. Grabarse y exhibirse en YouTube es una afirmación o distorsión del yo. Linkeo y clickeo, luego existo. Narcisismo y voyerismo se entrelazan con el sexo.

La puesta en escena de “Videofilia”, que participará en el V Festival de Cine Lima Independiente (del 18 al 27 de junio), refleja cabalmente esos finos límites entre el placer, la obsesión y la patología. Una loable actitud trasgresora que sorprende aún más en medio de la desmotivadora y creciente fijación por el brillo inocuo de la publicidad y otros productos audiovisuales afines. Molero acota: “Pensábamos constantemente en una relación entre la distorsión de las guitarras eléctricas del punk y la estética de la película. Nuestro rodaje y la relación entre los miembros del equipo también estaban más cerca de una banda de rock que de un tipo de producción profesional que no me parece muy consecuente con una creación artística despreocupada”.

En esas distorsiones, el cine, el videoarte, la estética de la web 1.0 y la administración del error o efecto digital se conectan para cuestionar o cautivar. Sobre estas posibilidades, Molero asevera: “Siempre me han gustado las texturas, sean del celuloide, video analógico o video digital. Simplemente hay que ser fiel al soporte que estás usando. Del digital, me gusta esa libertad para manipular dentro y fuera del rodaje. Y si la calidad del material original no es perfecta, tienes incluso más libertad para deformarlo o ‘malograrlo’ sin sentirte culpable”.

“Videofilia” también representa un mundo abismal de ceros y unos que se cruza con la chispa y las jergas criollas. El píxel se codea con el humor y la usura. Molero anota: “Es la conchudez y la bizarreada peruana lo que nos distingue un poco de los países vecinos. Solo hay que reconocerlo y no tratar de aparentar algo que no somos”.

Miradas ‘indies’

No es gratuito que “Videofilia” vaya a sacudir sensibilidades en el V Festival de Cine Lima Independiente, un espacio habituado a retar las reglas. El evento se inaugurará en la Universidad de Lima y tendrá varios invitados de calidad, entre los que resaltan el cineasta portugués Pedro Costa y el productor español Luis Miñarro, quien ha trabajado con directores como Apichatpong Weerasethakul, ganador de la Palma de Oro de Cannes. Ambos ofrecerán seminarios durante su estadía en el Perú.

Molero confía en que lo no-tradicional tendrá cada vez más aceptación. Él afirma: “Me gusta pensar que las nuevas generaciones sabrán apreciar lo raro y novedoso mejor que las anteriores. Gracias a internet, el lenguaje audiovisual del espectador común se ha ampliado más allá de la televisión y el cine. Si estamos atentos, podemos aprovechar eso”. (Escribe: José Tsang)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista