martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2366

23/Dic/2014
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre FútbolVER
Acceso libre Resistencia 2014VER
Acceso libre TecnologíaVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Sólo para usuarios suscritos Cultura
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Después de seis temporadas de “Al fondo hay sitio”, algunos actores quieren tomar otros rumbos, pero tomar la decisión no parece tan fácil.

¿Seguir o no Seguir? he Ahí el Dilema

Seguir o no en la TV
Hacer el mismo personaje durante años de años debe ser agotador para cualquier actor, no solo por la rutina, sino porque muchos se encasillan tanto que les puede resultar difícil, por no decir imposible, tomar distancia de él.

Sucede en todas partes: la mayoría de los protagonistas de exitosas series norteamericanas como “Friends” no lograron hacer otras cosas que funcionaran. Solo Jennifer Aniston sigue haciendo películas, aunque para muchos nunca dejará de ser “Rachel”.

Ni qué decir de los actores de “El Chavo del 8”, tan, pero tan mimetizados con sus personajes, que algunos han dejado de ser ellos mismos y ya casi octogenarios siguen interpretando a aquellos niños de la vecindad, siendo los casos más patéticos los de María Antonieta de las Nieves, que hasta cuando da una entrevista habla como “La Chilindrina” o Carlos Villagrán, que no puede dejar de inflar los cachetes como “Kiko”.

Nunca pudieron desprenderse de los personajes que les dio tanta fama, pelearon por poder seguir usando los nombres de la ficción y ahora no les queda nada más que hacer giras con sus circos, llorando como lo hacían en el programa y usando las frases que los identificaban. No saben hacer otra cosa.

Por eso no resulta extraño que después de seis de años Lazlo Kovacs, a quien no le renovaron el contrato para que siguiera siendo Tito en “Al fondo hay sitio”, dijera cosas tan fuertes como: “Era una cosa urgente, yo me sentía como león enjaulado. Me cortaban las alas, la creatividad, mis ganas de hacer otras cosas. Era una situación que se había vuelto insostenible, al menos, para mí”.

Sin embargo, Mayra Couto, quien anunció que dejaría la serie por decisión propia y que en su momento fue tan tajante como Kovacs diciendo que quiere hacer otras cosas (entre ellas estudiar cine en Cuba), al parecer se vio muy afectada con la escena que le tocó hacer en el último episodio de la temporada en el que “Grace”, su personaje, sufre un accidente y aparentemente pierde la vida, tal como pasó con “doña Nelly” cuando Irma Maury optó por irse.

La escena hizo un pico de más 40 puntos en el rating y de pronto en las redes los seguidores pedían que no se vaya, que no maten a Grace y Mayra comenzó a dar marcha atrás, asegurando en sendas entrevistas que no cierra las puertas de un regreso a la serie y que a pesar de la trágica escena, el final ha quedado abierto. Claro, ha dicho también que hubiera preferido que Grace se fuera de viaje, pero los guionistas no creen en medias tintas.

Ya lo dijo alguna vez Efraín Aguilar, ningún personaje es imprescindible. Como en la vida, unos se van, otros llegan y la historia sigue, como si nada, hasta que el rating decida lo contrario. (Escribe: Patricia Salinas O.)

Ojo al Rating

Al fondo hay sitio (4): 39.2 puntos
Combate (9): 8.6 puntos

(promedios correspondientes al lunes 15/12/2014)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Ver más en Caretas TV
¿Seguir o no Seguir? he Ahí el Dilema
Viva el Rey Julien
Maratón Navidad

Búsqueda | Mensaje | Revista