miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2300

12/Set/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre TransporteVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Política Premier Jiménez refuerza su posición a pesar de zancadillas dentro del propio oficialismo.

El Circuito en Palacio

2 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2300-dialogo-1-c

García fue con una especie de gabinete en la sombra. De saque dejó en claro que por el momento no le interesaban reformas políticas, sino el impulso a la inversión.

"Murió el fútbol, que viva el combo”, se alivia el peruano en su resiliencia labrada desde España ‘82.

Y mientras ríos de comida corren por la Costa Verde, la eliminación de la selección también permite que los focos sigan en la Mistura política, que ya entró en su sobremesa.

¿Solo jugaron a la comidita?

Peor, ¿fue un té de tías como dijo cruel Mauricio Mulder antes de pasar por la PCM el miércoles 4?

A mediodía del miércoles 11, el premier Juan Jiménez recibió a Pedro Pablo Kuczynski y a partir de las cinco de la tarde le tocó el turno a la delegación fujimorista. El viernes 13 cierra el telón la Alianza por el Progreso de César Acuña.

Durante esta misma semana Jiménez hará un primer anuncio sobre la matriz de temas de consenso y luego entrará a una breve ronda técnica con los expertos de los partidos para afinar la lista.

Se espera que luego el presidente Ollanta Humala, a quien Jiménez viene explicando en detalle los avances de cada reunión, haga su declaración formal sobre el resultado de los diálogos.

2300-dialogo-2-c

SABOTAJE Y VITAMINA

Mientras la PCM avanzaba en su esfuerzo, el oficialista Sergio Tejada, que preside la llamada “Megacomisión”, parecía torpedearlo con una agenda propia (ver recuadro) y quedó claro que, dos días después de la visita aprista, fue él quien filtró un preinforme del caso BTR, que pasa olímpicamente por alto la sentencia de la Corte Suprema emitida en septiembre del 2012.

Mulder dejó entrever que Tejada actúa por órdenes superiores. “No tiene un liderazgo sólido, está siendo llevado por la vorágine de quienes deciden las cosas en el nacionalismo”, consideró.

Independientemente del piqueo diario de adjetivos y de la naturaleza por momentos centrífuga del gobierno, es obvio que el primer ministro reforzó su papel. Un mes puede resultar casi una eternidad en política.

En vísperas del 28 de julio, y con Humala cada vez más bajo en las encuestas, Jiménez era el candidato fácil para el sacrificio ritual que la oposición suele reclamar en aras de “refrescar” la imagen del gobierno (CARETAS 2293).

En ese momento Jiménez le dijo a Humala que tenía listas las maletas para salir por la calle Pescadería.

Pero el Presidente siguió en sus trece y, para seguir en el glosario de la comilona, no ofreció a su premier como el famoso chancho al palo.

Para más Inri, cuando gracias a la “repartija” el Congreso acaparaba la cuota de frustración ciudadana por la clase política, fueron filtrados los audios del caso Cha vín de Huántar. Y las primeras planas volvieron a revolcar a Jiménez (CARETAS 2295).

Las encuestas demuestran que se equivocaron. La mayoría consideró que el famoso almuerzo era una “coordinación legítima” (CARETAS 2297) y Jiménez quedó al final como el que sacó la cara por los comandos.

Recibió algunas agresivas respuestas iniciales a su convocatoria de diálogo –particularmente de parte del fujimorismo– pero Luis Bedoya Reyes y Lourdes Flores Nano pusieron alto el listón. Alan García leyó la ocasión como una oportunidad de desmarcarse del resto casi como si todavía fuera presidente y con un gabinete a la sombra. El Frente Unido de Izquierda –con un predecesor de Jiménez, Salomón Lerner Ghitis, a la cabeza– recordó con su visita del lunes 9 la plataforma originaria de Humala.

Al cierre de esta edición, los fujimoristas no confirmaban la nómina de asistentes. El congresista Julio Gagó declaró días antes que no asistiría Keiko Fujimori y que el grupo lo encabezaba Jaime Yoshiyama, el ex “delfín” de su padre convertido en la eminencia gris de un partido profundamente dividido a pesar de que las prematuras encuestas le asignan más de 30% de intención de voto al 2016.

INVERSIÓN Y TRADUCCIÓN

La agenda de Jiménez se proyecta en los dos grandes frentes: el político y el económico.

En lo primero se asentó el apoyo a la serie de reformas a los partidos, desde el financiamiento público hasta la eliminación del voto preferencial.

“No queremos entrar por ahora en ese terreno”, zanjó a su turno Alan García.

Su mensaje era único: inversión, inversión y más inversión.

Varias de las obras que los apristas consideran prioritarias (CARETAS 2299) están ya en la lista de urgencias del gobierno. Pero la discusión se basó en acelerar su gestión. Por el ambiente flotaba la cantidad de decretos de urgencia que expidió el gobierno de García para facilitar los procesos de infraestructura. Jiménez, que se ganó sus puntos con Humala por ser un abogado meticuloso, evita religiosamente la figura.

“Pero todos los proyectos que faltan van a salir”, asegura.

Reconoce que “la ley de contrataciones es un desastre” y que hay mucho por hacer en el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE), lo que seguro se verá reflejado en la matriz final. También se exploran alternativas adicionales como mecanismos transparentes de aceleración con la UNOPS de Naciones Unidas.

Jiménez afirma que “ahora comienzan las megaobras”.

A la millonaria línea 2 del Metro de Lima se suman insignias como “el gasoducto que arranca en febrero”, la construcción del aeropuerto de Chincheros y la finalización de la Carretera Longitudinal de la Sierra, que suman unos US$ 15 mil millones.

La percepción de un premier fortalecido es compartida en el reporte semanal de Macroconsult, que editorializó el 5 de septiembre que, en contraste, “la figura del ministro de Economía (Luis Miguel Castilla) ha sufrido alguna erosión y ha reemplazado al presidente del Consejo de Ministros y al ministro de Defensa como blanco de las críticas y ataques de la oposición. Pareciera que su posición predominantemente fiscalista es un factor que empieza a afectarlo”.

De hecho, los diálogos comenzaron con el fujimorismo pidiendo la cabeza de Lerner y van terminando con los zurdos de “Siomi” que reclaman la de Castilla. La izquierda no representa obviamente al resto del espectro pero de algún modo comienza a ceder entre la élite, como lo registra Macroconsult, la sensación de un Castilla casi inamovible frente al MEF.

El de Humala es un régimen que requiere de traductor. Luego de las experiencias opuestas de Lerner y Óscar Valdés, Jiménez representó desde el comienzo de su gestión un centro político que garantizaba sentido común en la defensa del modelo y respeto a la institucionalidad democrática. Es probable que los diálogos le ayuden a cerrar la brecha de esa realidad política con su percepción.

Es menos factible, sin embargo, que la relativa pax social entre la clase política revierta significativamente la caída presidencial en las encuestas.

PATO PERUANO RENGO

¿No que la probable candidatura de Nadine Heredia mellaba la popularidad de su marido?

A pesar de que la primera dama descartó explícitamente esa opción los primeros días de julio, la aprobación presidencial se derrumbó casi 10 puntos desde entonces y se ubica en 32% según la última muestra de Datum. Humala acumula un bajón de 25 puntos desde febrero.

Los diálogos de Jiménez fueron también un reconocimiento de la situación.

Hernán Chaparro, director de GFK, y Manuel Saavedra, gerente de CPI, coinciden en que la sostenida caída tiene un origen endémico en el sistema político peruano. “Tenemos una versión adelantada del pato rengo”, considera Chaparro, “un bajón en la popularidad que debería darse cuando el Presidente está de salida pero acá llega a los dos años y va más allá del gobernante de turno”.

Y, según ellos, otros factores aceleran la caída. Chaparro y Saavedra coinciden en que el bajón se precipita por la incapacidad de cumplir con las excesivas promesas de campaña. “Ni cumplió con bajar el gas ni con la lucha contra la delincuencia”, apunta Saavedra. Chaparro destaca su “falta de liderazgo para resolver cosas”. Ahí suman desde la carencia de un partido fuerte, las mencionadas dudas sobre la candidatura de Nadine, las idas y vueltas en leyes que no avanzan, y la falta de un aliado fuerte con Perú Posible en estado cada vez más crítico.


El analista Steven Levitsky ensayó hace un par de semanas otro enfoque en su columna de La República, donde señaló que la baja popularidad de los presidentes peruanos se debe en buena medida a la “tacañería” del Estado en materia social.

Texto que por cierto fue uno de los ejes filosóficos de Lerner y sus compañeros durante un diálogo de tres horas en el que faltó el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, que estuvo impedido por sus problemas judiciales; y el romántico cura Marco Arana, vetado por algunos de los asistentes.

Mega Refrito

2300-dialogo-4-c

Conclusiones de informe de Tejada ya habían sido descartadas por la Suprema.

A los dos días que Alan García y los apristas visitaron a Jiménez, se filtró un borrador del informe final de la Megacomisión referido al caso de interceptación telefónica realizado por la empresa BTR, derivado a su vez de la que fue la casi interminable saga de los “Petroaudios”.

Las “conclusiones” del informe insisten en la tesis de la manipulación de la investigación principalmente por parte de García y el expremier Jorge del Castillo, con el consentimiento de la entonces fiscal de la Nación, Gladys Echaíz.

Los “chuponeadores” liderados por Manuel Ponce Feijoo quedan casi, casi, como víctimas inocentes. Se cuestiona la colaboración eficaz de Luis Amengual e Ismael Matta, los empleados de BTR que posibilitaron el desmantelamiento de la organización y se considera que, en el caso de la cuestionada empresa Petrotech, se configuró “un claro abuso de poder, pues se utilizó todo el aparato del Estado para perseguir a una empresa privada”.

El problema es que Tejada se salta por la garrocha al Poder Judicial. La sentencia de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema, emitida en septiembre de 2012, concluye tajantemente que “no existen indicadores objetivos y acreditados que puedan indicar que en la presente investigación habría acontecido una reprobable manipulación política”.

A lo largo del fallo se desbaratan detalladamente los considerandos que Tejada vuelve a presentar en un auténtico refrito.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista