miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2300

12/Set/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre TransporteVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

El Misterio de la Poesía

In Memoriam

 PDF 

COLUMNA_520

10 años de ausencia.

El 6 de setiembre se cumplieron 10 años de la partida del destacado poeta Wáshington Delgado (1927-2003). Como modesto homenaje, retomamos los versos intensos de Para vivir Mañana, que comparten título con su libro de 1959. El crítico Raúl Bueno Chávez dijo acertadamente sobre esta obra: “Es una desmitificación de la historia y sus conflictos, a la vez que una evaluación decepcionada y disolvente de la realidad individualista y sus falsos valores…”* En el poemario, Delgado asocia un lirismo profundo y una crítica social con la ironía y lucidez presentes en la obra de Bertolt Brecht.

PARA VIVIR MAÑANA
Mi casa está llena de muertos,
es decir, mi familia mi país,
mi habitación en otra tierra,
el mundo que a escondidas miro.
Cuando era niño con una flor / cubría todo el cielo. / ¿De qué cuerpo sacaré ahora sombra / para vivir con un poco de ternura? / Escucharé a los muertos hablar / para que el mundo no sea como es, / pero debo besar un rostro vivo / para vivir mañana todavía.
Para vivir mañana debo ser una parte / de los hombres reunidos.
Una flor tengo en la mano, un día / canta en mi interior igual que un hombre. / Pálidas muchedumbres me seducen; / no es solo un instante de alegría o tristeza:
la tierra es ancha e infinita
cuando los hombres se juntan.
(Wáshington Delgado)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista