miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2288

20/Jun/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre InternetVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Acceso libre Jaime BedoyaVER
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

El Efecto Toledo y el Indulto Negado

2288-olla-1
Tres primeras aproximaciones al acontecer político. La primera, el Ejecutivo cosecha las consecuencias de su intento de cambiar varios escenarios institucionales: las cifras del desacuerdo de la población con algunas decisiones del régimen humalista crecen hasta un punto alarmante, pues el rechazo supera, por primera vez, a la adhesión al gobierno.

La segunda se refiere al impacto que ha causado en la opinión pública la negación del indulto humanitario solicitado por Alberto Fujimori y su partido y la continuación de esa tortuosa trama que el expresidente Alejandro Toledo se ha encargado de convertir en un manto oprobioso para todo el quehacer político, arrastrando en el huayco del descrédito al gobierno que trata, aun a costa de su propio prestigio, de proteger a su aliado: el partido Perú Posible.

Lo único que conviene destacar como alentador es el comunicado conjunto de los principales partidos políticos del Perú y Chile ratificando la decisión de acatar e instrumentar el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Esta decisión se suma a los múltiples señalamientos que procuran evitar cualquier resistencia a acatar el fallo que se conocerá probablemente la primera quincena de julio. Si esto es así, Perú y Chile podrán confiar en que a la paz y el respeto a la justicia internacional se continuará un proceso de complementación económica y de política exterior de intensa significación dentro de la política del Acuerdo del Pacífico.

Las dos primera cuestiones reseñadas provocan algunas reacciones que convienen remarcar porque indican que el idilio entre el gobierno y la opinión pública ha empezado a manifestar un cambio de temperamento, al arrastrar no solo al Presidente, su esposa y su equipo, sino también a su marcha institucional, cumplidos apenas casi dos años de gobierno.

¿Ha empezado a manifestarse una resistencia a los cambios que el humalismo preconizó en su campaña y que, justamente, le permitieron un triunfo sorprendente en cierto sentido? El gobierno se obtuvo pero con el condicionante de que había que modificar la hoja de ruta, alejarse del ala izquierda de los seguidores y sentar las bases para un gobierno neoliberal en firme alianza con los sectores empresariales. Las cosas han ido más lejos. Ha crecido la exigencia de no pisar callos, de dejar hacer y de olvidarse de grandes reformas que generan desconfianza en la economía. El gobierno cree que este cambio de perspectiva se debe a la presión, “al linchamiento” mediático, a la exigencia constante de lo que llaman los sectores tradicionales y la prensa descomedida.

No cabe duda que no obstante las cifras macroeconómicas que se ostentan a diario en estos dos años, continuación de un impulso precedente de dos gobiernos anteriores, hay imperiosas necesidades que, obviamente, no son reforzar un servicio de inteligencia o blindar al toledismo aun a costa de sacrificar adhesiones populares. Nítidamente, ¿no es acaso necesario y pertinente reformar el sistema educativo y universitario, ejes fundamentales para garantizar un desarrollo institucional? ¿Asimismo cómo no preocuparse por la seguridad nacional, tanto policial como militar, para frenar la violencia, la inseguridad y el progreso del narcoterrorismo? ¿Flaquea o no el servicio militar y policial, comenzando por habilitación de mayores fondos y una oferta más adecuada para los afanes de los jóvenes? Y así por el estilo hay necesidades de reforma de sectores y niveles que amenazan al crecimiento y a la modernidad institucional que tienen que acompañar a la bonanza económica. Lo que falla es la forma en que se plantean los cambios, suscitando, como es el caso del servicio militar obligatorio, una turbamulta innecesaria. Gobernar es el arte de la reflexión, no de los impromptus. (Raúl Vargas)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
¿Arribamos por fin a una Estación Virtuosa? (Caretas 2347)
Llevar la Fiesta en Paz (Caretas 2315)
Al Mal Tiempo, Caradura (Caretas 2314)
A la Mitad del Camino (Caretas 2313)
Paracas: Otra Estación, Otros Conductores (Caretas 2312)
La Peste del Monte-Cinismo (Caretas 2311)
¿La Mesa Está Servida? (Caretas 2310)
La Tentación del Zafarrancho (Caretas 2309)
Ni con el Pétalo de un Garrote… (Caretas 2308)
Nuevas Alas Para Agitados Vientos (Caretas 2307)
Foros de la Esperanza y la Impaciencia (Caretas 2306)
Por mi Culpa, Por mi Grandísima Culpa… (Caretas 2305)
Octubre Sacro y Mazamorrero (Caretas 2303)
Malos Cuatro Vientos (Caretas 2302)
¿A Quien Hay Que Palomearse? (Caretas 2300)
Para Hablar y Comer Pescado… (Caretas 2298)
Obras son Amores y no Flacas Razones (Caretas 2297)
Vueltas y Revueltas (Caretas 2296)
Los Días Pasan Como Tranvías Vacíos (Caretas 2295)
El Tercer Año de la Confusión (Caretas 2294)
¿Propósito de Enmienda? (Caretas 2293)
Un Cruel Invierno y una Epidemia Peor (Caretas 2292)
Un Julio con Mucho Sabor (Caretas 2290)
Calistenia del Medio Año (Caretas 2289)
El Que se Acelera, Choca (Caretas 2287)
Junio de la Esperanza (Caretas 2286)
La Jarana ya Empezó, ¿Quiénes Salen a Bailar? (Caretas 2285)
¿Yo, Señor? ¡No, Señor! (Caretas 2284)
Allegro Ma Non Troppo (Caretas 2282)
¿Al Mal Tiempo, Mala Cara? (Caretas 2281)
Tanto va el Cántaro al Agua… (Caretas 2280)
Ido Villanueva ¿Podrá Pensarse en un País Unido? (Caretas 2279)
La Chicha Está Fermentando (Caretas 2278)
Mareas, Malaguas, Mareos (Caretas 2277)
¿No hay Sitio al Fondo? (Caretas 2276)
Marzo: el Consagrado Mes de las Sorpresas (Caretas 2275)
Revocatoria: un Adelanto de lo Que Vendrá (Caretas 2274)
Descubriendo la Pólvora (Caretas 2273)
La Comezón del Segundo Año (Caretas 2272)
No Hay Grandeza en lo Pequeño (Caretas 2271)
El Perú Nuestro de Cada Día (Caretas 2270)
Contigo Pan y Cebolla ¿Pero Quién Para la Olla? (Caretas 2269)
Campanazos y Redobles (Caretas 2268)
A Pedir de Revoca (Caretas 2267)
Búsqueda | Mensaje | Revista