domingo 26 de mayo de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2288

20/Jun/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre EntrevistasVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre InternetVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Acceso libre Jaime BedoyaVER
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

¿Hasta cuándo las cámaras de televisión serán usadas como armas para destruir honras?

El Amor en los Tiempos del Ampay

2288-tv-3-c
Capítulo I: El ex concursante de “Combate” y ahora bailarín en “El show de los sueños”, Joshua Ivanoff, es ampayado por el programa “Amor, amor, amor” dentro de su auto en arrumacos con una chica, aparentemente contratada por el espacio, ya que después incluso publicaron los audios de lo que hablaban dentro del carro.

Capítulo 2: La bailarina Grace Becerra, una de las “Chicas de negro” y enamorada del tipo sembrado y ampayado, habla indignada en cuanto programa puede y dice que su chico le da “ajco, ajco, ajco”.

Capítulo 3: La revista Magaly Tevé publica fotos posteriores a la infidelidad, en las que se ve a la parejita de la mano paseando felices por las calles de Lima.

Después de esto, todavía muchos se preguntarán quienes son Joshua Ivanoff y Grace Becerra, pero decenas de primeras planas de las páginas de espectáculos, siguen dándonos detalles de sus intimidades.

Días después, una nueva historia menos clara, pero con personajes un poquito más conocidos, deja tranquilos (al menos por un tiempo) a Joshua y Grace. Esta vez, y siempre en el mismo programa de Frecuencia Latina, la ampayada es nada menos que Lucía Oxenford. Las imágenes mostraban a la hija de Yvonne Frayssinet y Marcelo Oxenford en media calle y sola a las 5 de la mañana, hasta que un carro conducido por el actor Jesús Neyra la recoge. Las cámaras siguen al automóvil hasta que los captan entrando a un departamento de Barranco.

Por supuesto, los conductores especulan sobre qué fueron a hacer allí y se arma otra telenovela, así, de la nada. Lucía lamenta que el espacio de Frecuencia Latina no haya mostrado la hora en que se retiró del lugar y se ve obligada a enviar un comunicado a los medios: “El encuentro con Jota fue casual, mientras esperaba el taxi que me llevaría a casa me encontré con él, que estaba camino a una reunión de amigos en común, entonces, decidí acompañarlo. Solo me quedé treinta minutos, pues estaba cansada por la hora y la celebración de mi cumpleaños”.

Al margen de lo poco que debería importarnos lo que los famosos y, los no tan famosos, hagan en su vida privada ¿no habrá manera de que la gente de canal 2 entienda que los cuestionables métodos de su programa (que, además, va al mediodía) para conseguir sus “primicias” son ¡ilegales!? Sería bueno que echen una miradita a nuestra Constitución y al artículo 154 del código penal.(Escribe: Patricia Salinas O.)

Búsqueda | Mensaje | Revista