martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2280

25/Abr/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre FotografíaVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Tanto va el Cántaro al Agua…

olla
La crisis venezolana, objeto por razones oficialmente no declaradas de una singular elasticidad, comprensión, afabilidad de parte del gobierno peruano, pese a las consecuencias políticas internas que han puesto en duda no solo si ha jugado bien la partida de convocar a una complaciente Unasur, sino también el volar prestamente el primer mandatario a Caracas para consagrar la victoria de Nicolás Maduro. Consultados analistas, observadores y diplomáticos coinciden en su mayoría que la cadena de errores le costará cara.

Parafraseando un célebre verso de un romántico local, pareciera que los factótum de la política nacional han decidido cantar: ”como un ir y venir de olas de mar, así quisiera ser en el poder”. Puede que todo lo que se especula acerca de los propósitos continuistas de la administración Humala sea una exageración, pero los hechos cuentan y por eso la inquietud casi unánime de los varios sectores de la oposición. También es probable que no haya congruencia al querer que el Congreso condene al Canciller, puesto que ese mismo poder fue el que aprobó el viaje del Presidente por obra y gracia de Perú Posible y su hamletiano conductor.

Pero todo lo anterior es solo la sombra inquietante de un fondo teatral más complejo. Los que quieren retornar al poder, legítimamente por cierto, ven en las acusaciones que lanzan los humalistas una sospechosa premura por descalificarlos, de modo que la reelección sea un hecho. O algo que se le parezca si es Nadine Heredia la pretendiente. Aquí se puede anotar que está escrito en el anecdotario de los gobiernos que entran a descalificar a los anteriores o pactar a medias con ellos, olvidando juramentos. Una cosa es sospechar que eso es lo que aconsejan los ocultos estrategas al Presidente y otra que seriamente ese sea el consistente afán presidencial porque, como se ha recordado, el juramentó antes de la segunda vuelta que lo llevó al triunfo un “Compromiso en Defensa de la Democracia y contra la Dictadura” que dice paladinamente: Proclamo que no me quedaré ni un minuto más de los 5 años, que dura el período presidencial. Asumo el compromiso de no hacer ni intentar ningún cambio constitucional que permita la reelección. Más claro no canta el gallo, aunque cambie de navaja. Lo que hasta ahora se puede acreditar es que no le faltarán asesores que le digan vas tan bien que tienes que asegurar la continuidad en los destinos nacionales, pero esos cantos de sirena son también parte del historial político peruano.

¿Hay o no hay, sin embargo, un cambio de estilo que lleva a pensar en la hermandad entre la gran transformación y la hoja de ruta? Bueno, si se califica a Nicolás Maduro como un líder democrático continental, alguna añoranza pudiera existir. Pero la realidad, más temprano que tarde, se encargará de desplazar tales sentimientos. Aparte de los reclamos de los políticos opositores, salta a la palestra la desconfianza de los empresarios locales al advertir que se piensa retornar a una intervención estatista –como es el caso del proyecto mediante el cual Petroperú compraría la Pampilla y los grifos–, que se está dando poderes excesivos a las FFAA en el caso de los puertos, el servicio militar obligatorio y algunas gollerías presupuestales, que cada día se critica más a los medios de comunicación, cantaleta que al unísono entonan los mandatarios de Argentina, Uruguay, Bolivia, Ecuador en concordancia con el legado de Hugo Chávez. (Por: Raúl Vargas)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
¿Arribamos por fin a una Estación Virtuosa? (Caretas 2347)
Llevar la Fiesta en Paz (Caretas 2315)
Al Mal Tiempo, Caradura (Caretas 2314)
A la Mitad del Camino (Caretas 2313)
Paracas: Otra Estación, Otros Conductores (Caretas 2312)
La Peste del Monte-Cinismo (Caretas 2311)
¿La Mesa Está Servida? (Caretas 2310)
La Tentación del Zafarrancho (Caretas 2309)
Ni con el Pétalo de un Garrote… (Caretas 2308)
Nuevas Alas Para Agitados Vientos (Caretas 2307)
Foros de la Esperanza y la Impaciencia (Caretas 2306)
Por mi Culpa, Por mi Grandísima Culpa… (Caretas 2305)
Octubre Sacro y Mazamorrero (Caretas 2303)
Malos Cuatro Vientos (Caretas 2302)
¿A Quien Hay Que Palomearse? (Caretas 2300)
Para Hablar y Comer Pescado… (Caretas 2298)
Obras son Amores y no Flacas Razones (Caretas 2297)
Vueltas y Revueltas (Caretas 2296)
Los Días Pasan Como Tranvías Vacíos (Caretas 2295)
El Tercer Año de la Confusión (Caretas 2294)
¿Propósito de Enmienda? (Caretas 2293)
Un Cruel Invierno y una Epidemia Peor (Caretas 2292)
Un Julio con Mucho Sabor (Caretas 2290)
Calistenia del Medio Año (Caretas 2289)
El Efecto Toledo y el Indulto Negado (Caretas 2288)
El Que se Acelera, Choca (Caretas 2287)
Junio de la Esperanza (Caretas 2286)
La Jarana ya Empezó, ¿Quiénes Salen a Bailar? (Caretas 2285)
¿Yo, Señor? ¡No, Señor! (Caretas 2284)
Allegro Ma Non Troppo (Caretas 2282)
¿Al Mal Tiempo, Mala Cara? (Caretas 2281)
Ido Villanueva ¿Podrá Pensarse en un País Unido? (Caretas 2279)
La Chicha Está Fermentando (Caretas 2278)
Mareas, Malaguas, Mareos (Caretas 2277)
¿No hay Sitio al Fondo? (Caretas 2276)
Marzo: el Consagrado Mes de las Sorpresas (Caretas 2275)
Revocatoria: un Adelanto de lo Que Vendrá (Caretas 2274)
Descubriendo la Pólvora (Caretas 2273)
La Comezón del Segundo Año (Caretas 2272)
No Hay Grandeza en lo Pequeño (Caretas 2271)
El Perú Nuestro de Cada Día (Caretas 2270)
Contigo Pan y Cebolla ¿Pero Quién Para la Olla? (Caretas 2269)
Campanazos y Redobles (Caretas 2268)
A Pedir de Revoca (Caretas 2267)
Búsqueda | Mensaje | Revista