martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2280

25/Abr/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Sólo para usuarios suscritos Mar de Fondo
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PersonajesVER
Acceso libre FotografíaVER
Acceso libre DeportesVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos Aquí Es
Sólo para usuarios suscritos Picotazos
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Aquí Es

Alma de Ochenta

2280-tv-1-c

Vimana (Emocionica, 2013), proyecto solista de Iván Fajardo.

Regresar a los ochenta. No con ánimo fetichista, como la mafia radial. Tampoco con espíritu revisionista, porque los ídolos siempre se erigen y derrumban solos. Hay que volver alegremente a la década prodigiosa que supo sintetizar –el verbo no es gratuito– el seminal pop, el desencanto punk y el desenfreno disco. Palabras mayores, sí, pero que dejan una larga estela que cubre como un velo el pop que se hace hasta el día de hoy, por más modesto que este sea. Para ejemplo, un botón.

En sus momentos insípidos se escucha al cantautor de videoclip, aquel que con voz engolada pretende hacer pasar disfuerzos por sensibilidad pop (“Nacer”). La canción “Me voy dejando”, por ejemplo, podría tranquilamente aspirar a ser la banda sonora de cualquier cola de banco. Pero cuando el vocalista Fajardo le deja la posta al fan aparece una canción como “Calma”, acaso lo mejor de Vimana (Emocionica, 2013). Un sencillo que sigue lo empezado por Fajardo en ese pequeño clásico del pop peruano llamado “Voces Lejanas”, de la banda Índigo. A veces, avanzar es volver al pasado. (CC)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista