sábado 20 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2276

27/Mar/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre NarcotráficoVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Acceso libre Luis E. LamaVER
Acceso libre China TudelaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Restaurantes Mexicana Zarela Martínez, chef y gastrónoma renacentista, de visita por Lima.

Zarela

2276-restaurantes-1-c

Aprovechando un año sabático, Zarela conoció el Perú y su comida, como la de La Picantería.

Zarela canta, baila, cocina, recita décimas, hace performances, da charlas y clases de cocina, mantiene un sitio web con tres millones de visitas (www.zarela.com), escribe libros y artículos en revistas especializadas en gastronomía, diseña joyas, participa en programas de radio y televisión.

Siempre ha sido así, desde que cruzó la frontera de México recién divorciada, con dos hijos pequeños a cuestas y se instaló en Texas donde encontró apoyo en el reconocido chef Paul Prudhomme quien se convirtió en su mentor. Años después se mudó a Manhattan y fue en el corazón de la Gran Manzana donde abrió su restaurante Zarela, tributario de la variada cocina regional de su país. En una de esas cocinó para la reina Isabel de Inglaterra y en otra para el presidente Reagan. Su éxito estaba sellado. El próximo mes recibirá el premio de la Fundación James Beard en mérito a su trayectoria culinaria.

Dice que su vida cambió hace un par de años cuando cerró su restaurante luego de 23 años de actividad, enviudó y vendió su casona en el corazón de NY, centro de reunión de mexicanos, intelectuales y bohemios de toda laya, donde su objetivo era mantener viva la cultura mexicana a través de su cocina y su cultura. La vida le dio un vuelco pero Zarela sigue inventándose una actividad tras otra. No importa si la salud le quiere jugar alguna trastada, ella se levanta como mujer guerrera, como orgullosa descendiente de los olmecas, la cultura madre de la civilización mesoamericana.

El coraje lo heredó de su papá, para quien el único pecado en el mundo es desperdiciar el talento; de su mamá le viene la afición a la cocina, y de la abuela una rebeldía pícara que la lleva a romper moldes constantemente.

Dice que desde adolescente, cuando cocinaba para sus primos durante las vacaciones, remojaba los chiles y los restregaba con las manos para quitarles la piel y entregarles su espíritu como regalo. Lo siguió haciendo diariamente en su cocina para los comensales que realmente sentían la esencia de Zarela en los refinados platos tradicionales de las distintas regiones de México que entregaba. Confiesa que no le gusta la tendencia deconstructiva de la cocina moderna: “está toda separada, es como hacer el amor y no terminar”, dice antes de estallar en una sonora carcajada.

Hace años quería conocer el Perú y lo hizo la semana pasada, en esta suerte de año sabático que se ha dado. Llegó con el fotógrafo Pedro Luis de Aguinaga, recorrió mercados y huariques, conoció Arequipa y Cusco y se recargó de energías cósmicas.

Ahora empieza otra etapa, la de cosechar los frutos que sembró en la vida y seguramente sumar un nuevo título a los tres libros que ya lleva publicados: Foodfrommyheart, una colección de recetas y anécdotas autobiográficas, Food and Life of Oaxacay Zarela’s Veracruz. (Por: María Elena Cornejo)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
África Mía (Caretas 2340)
NANKA (Caretas 2335)
Casa Mayor (Caretas 2322)
2013: Buen Provecho (Caretas 2315)
Il Piccolo Pomodoro (Caretas 2314)
La Nueva Palomino (Caretas 2313)
Conroy (Caretas 2312)
Reposo del Ángel (Caretas 2311)
MATRIA (Caretas 2310)
El Pisco Hace Agua (Caretas 2309)
Comer, Soñar, Celebrar (Caretas 2300)
La Mejor Chef de América Latina (Caretas 2299)
Típika de Arequipa (Caretas 2297)
Los Cuatro Magníficos (Caretas 2296)
En la Selva Hay Estrellas (Caretas 2295)
Rafael (Caretas 2293)
Los Premios Summum (Caretas 2292)
El Sancochado del Sheraton (Caretas 2289)
Manifiesto (Caretas 2288)
Nikkei 225 (Caretas 2287)
Mayta en Dubai (Caretas 2286)
Eataly (Caretas 2284)
La Nacional (Caretas 2283)
El Discreto Encanto de los Huequitos (Caretas 2282)
Gastronomía Para Pensar (Caretas 2281)
Estrellas Propias (Caretas 2281)
La Tierra Madre (Caretas 2279)
Basta, Chatarra (Caretas 2278)
El Alma del Pisco (Caretas 2277)
Rincón Gaucho (Caretas 2275)
JAMMBUCHE (Caretas 2274)
Premio Nórdico (Caretas 2273)
Sabores Peruanos (Caretas 2272)
Lima 27 (Caretas 2271)
La Gastropiratería (Caretas 2270)
Pescados Capitales (Caretas 2268)
Quinua, Alimento de los Dioses (Caretas 2267)
Búsqueda | Mensaje | Revista