martes 16 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2272

28/Feb/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre Siglo XX!VER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Sólo para usuarios suscritos Olor a Tinta
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Alfredo Barnechea
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Recibí un correo electrónico relativo a una publicación realizada por César Hildebrandt en la que este periodista se pronuncia acerca de la gradual captación por Chile de productos peruanos de toda naturaleza, lo que, dando vuelta a la noticia, podría significar que a la larga el país del sur desista de entablarnos la guerra que sus militares tenían prevista desde hace años. ¿Bueno? ¿Malo? Considerando la pusilanimidad e ineficiencia de nuestros militares yo diría que ese avance económico imperialista sureño nos viene muy bien, por ahora.



Algo de bueno debería tener la renuncia de Benedicto XVI al papado, porque ahora Raúl Castro ha anunciado que él también está en su último gobierno. O sea que ni en Cuba se siente a gusto para gobernar.


Mientras tanto aquí en el Perú la pasamos bien, requetebién diría, porque lo único que tenemos en la cabeza, por ahora, es eso de la revocatoria a la alcaldesa de la capital, que unos reclaman como si en ella estuviese la victoria. Yo me pregunto si en caso de que sucediera, ¿quién la reemplazaría? Ninguno de los que hacen campaña en su contra tienen dedos de organista para llevar al trono municipal a nadie capacitado para el cargo.


Sería hora que aquellos embarcados en la campaña en contra de Villarán se manifiesten antes de las elecciones acerca de sus proyectos. No se trata de revocar por revocar, también hay que presentar propuestas antes.


Mientras tanto aquí en la capital, los que vivimos cerca al mar nos damos cuenta de que el verano ya se acaba. La costa se llena de niebla en las primeras horas de la mañana, haciendo presumir que el calor se va, o ya se fue del todo. Como si la gente que trabaja en educación lo hubiese presumido y por eso haya determinado que las clases de los colegios empiecen el 4 de marzo, fecha prematura si estuviésemos en tiempos normales, porque antes, al menos, las clases empezaban en abril. Y nadie salía de los colegios más ignorantes que ahora.


Hace poco me di tiempo para ir al teatro y fui a ver la obra que se presenta en el teatro de la PUCP: Proyección Privada, del autor Rémi de Vos, dirigida por el francés Gilbert Rouviere y que cuenta con la participación de Miguel Iza, Jimena Lindo y Norma Martínez, obra que se hizo aplaudir por el público presente que gozó con la actuación de los actores y participó de la alegría sui géneris que reinó en el escenario. Bien dirigidos, los tres participantes aportaron al éxito, despertando el interés del público. Cada una más linda que la otra, Norma Martínez y Jimena Lindo compartieron la escena con Miguel Iza e hicieron participar al público de la alegría de la pieza.


Y cambiando de espectáculo: se definió hace unos días el esperado Oscar cinematográfico, que recayó en Argo, el filme dirigido por Ben Affleck que tuvimos oportunidad de ver y que en forma inopinada salió de la distribución limeña días antes de la premiación, lo que no deja de sorprender porque era una posibilidad a la vista. Hoy Argo solo es posible de ver en un cine miraflorino a las 6.00 pm, lo que consideramos una oportunidad perdida para los que no han visto el filme y constituye una demostración de la ignorancia con que se maneja la distribución cinematográfica en el Perú.


Hace más de una semana un joven fotógrafo de El Comercio, Luis Choy, fue asesinado a mansalva, en la puerta de su casa. Nadie hasta hoy lunes entiende el alevoso crimen. Parece que a partir de cierto momento se hubiese desatado sobre el Perú una plaga criminal y el crimen se hubiese convertido en una madriguera de la que sale cierta gente para satisfacer sus bajos instintos, siguiendo el modelo que aprehenden de la televisión y de las películas en las que la vida no vale nada. Quizá falte autoridad en las fuerzas del orden, que ellas también se han visto complicadas en acciones similares. No basta la presencia de la Policía en las calles, lo que se necesita es que ellas sean ejemplo para la ciudad. Sanciones drásticas a los malos policías y a los asaltantes y criminales. La ciudad necesita vivir y dormir en paz.


No se si será culpa del gobierno, pero lo cierto es que últimamente los casos de violencia parecen haberse multiplicado, y no hay día en el que nuevos muertos o secuestros, o asaltos violentos, no se produzcan, ya no solo en la capital sino en distintas zonas del país. Es como si, lo acabo de decir, una plaga se hubiese desparramado por todo el territorio. Mientras, el Presidente de la República sigue corriendo en donde vaya… Y su sonriente esposa no hace nada para pararle la viada. (Por: Augusto Elmore)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Artículos relacionados:
(Caretas 2280)
(Caretas 2279)
(Caretas 2278)
(Caretas 2277)
(Caretas 2276)
(Caretas 2275)
(Caretas 2274)
(Caretas 2273)
(Caretas 2271)
(Caretas 2270)
(Caretas 2269)
(Caretas 2268)
(Caretas 2267)
(Caretas 2266)
(Caretas 2265)
Búsqueda | Mensaje | Revista