domingo 21 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2272

28/Feb/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre PolicialesVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre UrbanismoVER
Acceso libre Siglo XX!VER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre Fe de ErratasVER
Sólo para usuarios suscritos Olor a Tinta
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Alfredo Barnechea
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Política Porque no podrán cruzar los brazos en la pelea por el voto D-E. Números se mueven a favor de Villarán, pero no a la velocidad que esperaban.

Y Ahora a Cruzar los Dedos

3 imágenes disponibles FOTOS  PDF 

2272-villaran-1-c

El martes 26 se reunió con los comerciantes de Las Malvinas. Dijo que las encuestas eran “fotografías del momento” pero no quedó claro a cuáles se refería.

No se detiene la montaña rusa de las encuestas sobre la revocatoria.

Pero los resultados todavía presentan importantes diferencias.

En un bloque se ubican tres encuestadoras:

–Ipsos-Apoyo tiene al SÍ en 55% y al NO en 39%.

–GFK Conecta marca 49% contra 38%.

–CPI está en 50% y 42%.

La oveja negra del rebaño es Datum, que le asigna al SÍ 48% y al NO, 46%.
Se trata de un controvertido empate técnico que no puede ser explicado con diferencias en las muestras.

Pero, según Alfredo Torres de Ipsos-Apoyo, el pronóstico es todavía de total reserva.

“Hay una tendencia en el crecimiento del NO y se ha producido un acortamiento de la brecha. Pero para nosotros y otras encuestadoras todavía hay una buena distancia”, explica.

“El tema central es que hay una diferencia entre los resultados de encuesta y simulacro, lo que sugiere que la confusión de los electores juega a favor del NO”, destaca. “En los sectores D y E se mueven hasta 5 puntos”.

Para Fernando Tuesta “se ha ido formando la idea de que revocar no solo no es lo mejor sino que traería mayores problemas. Mucha gente que no aprueba a Susana Villarán vota por el NO”.

En números de Ipsos-Apoyo, la popularidad de la alcaldesa es de 34%: cinco puntos menos que la intención del voto por el NO.

El Chivo Expiatorio

En los predios del municipio creen que se encuentran “a días” de alcanzar una situación de paridad de fuerzas.

Consideran que el principal desafío de las próximas semanas será superar lo que llaman “el síndrome del chivo expiatorio”.

¿Y cómo es eso?

Según el razonamiento, el rechazo a la clase política es tan extendido entre las capas populares que aunque sea van a hacerle pagar la factura a Villarán.

Una forma de leer el asunto es que vuelven al escenario previo a La Parada, cuando las encuestas previas a la decisión del JNE de darle vía libre a la revocatoria reflejaban la cercanía de números.

“El esfuerzo tiene que ser mucho mayor”, calcula una fuente. “Y es tremendamente importante entender que se está subiendo a partir de una mejoría en los sectores populares, aunque vengamos de abajo, más que en el A-B”.

Se trata de una perspectiva interesante.

En A, B y C; los números se han movido muy poco. De hecho, en el A, según Ipsos-Apoyo, la intención de voto por el NO cayó del 63% al 49% en dos meses.

El A, hay que recordarlo, tiene el peso solo del 5% del electorado.

En el B, en cambio –que representa al 17% de votantes–, es donde Villarán ha consolidado su bastión: un 56% dice que votará por el NO.

Los colaboradores de la alcaldesa dicen que incluso cuando su candidatura era una curiosidad tenía a la mayoría de sus simpatizantes en el B.

Distinto es más abajo.

El C, que era tan importante para la campaña de la Comuna con su 37% de electores en Lima, se ha mantenido casi incólume.

El SI va en 58% y el NO en 36%. Casi lo mismo de hace dos meses.

Ipsos-Apoyo tiene 61% (SI) contra 36% (NO) en el D y 58% versus 28% en el E.
También es cierto que hace dos meses esos porcentajes eran de 65%-29% y 77%-23%, respectivamente.

D y E tienen un peso de 41%.

Los votos se están moviendo entre los menos favorecidos, pero, si nos atenemos a Ipsos-Apoyo, la marea es todavía lenta.

“Toda elección bipolar tiende a un acercamiento en las últimas semanas”, recuerda un dirigente aprista.

En la Cancha

El comité por el NO recibe ahora seguimientos interdiarios de focus groups realizados principalmente en los sectores D y E.

El jueves 28 esperan juntar una caravana de 500 buses de los consorcios plegados a la reforma del transporte y esta semana también presentarán a los “mototaxistas por el NO”.

Pero el plato fuerte será el mitin del viernes 1, organizado por el Movimiento de los Sin Techo (MST), en la Plaza San Martín, donde participará la propia Villarán.

El domingo esperan convocar a diez mil personas para una fiesta pro fondos de campaña, a S/. 10 la entrada, en el Óvalo Naranjal, del cono norte.

Los movimientos de izquierda agrupados en la confluencia ciudadana ratificaron su total apoyo a Villarán y durante un encuentro con sus miembros el martes 27, esta no olvidó su procedencia:

“Solo la fuerza de la fe nos ha llevado tan lejos. Estamos gobernando después de tres décadas, ha tenido que pasar ese tiempo para que las fuerzas progresistas gobiernen la ciudad de Lima”, recordó.

Una paradójica situación para una alcaldesa que tiene su operadores políticos en la izquierda pero a la que le cuesta mucho ganarse a los sectores populares.

El Papel de Favre

A la campaña sobre el terreno se suman los demás eslabones.

El argentino-brasileño Luis Favre cumple un papel limitado sobre todo a la publicidad y “algunos consejos estratégicos”, dice una fuente, “y lo que ha trabajado ha sido tremendamente acertado”.

La campaña “paraguas” de Rostros y Voces por el NO fue antecedida por unos paneles de intriga que, según la evaluación, magnificaron su efecto y la pusieron en boca de todo el mundo.

En los últimos días la publicidad siguió con la inspiración de la reforma del transporte.

Dejan en claro que no es el jefe del Comité Ciudadano por el NO, cuya vocera es Anel Townsend, pero “Favre ha manejado bien los tiempos, la secuencia y la manera de articular con otros segmentos de la campaña”.

Palabra de Mudo

Solidaridad Nacional bombardea las redacciones con denuncias de campaña y anuncia eventos como el “Festi Sí Joven” el viernes 1 con “reconocidos exponentes de la música variada” como Los Mojarras y Vanessa y las Tremendas.

Pero el SÍ no tiene suficientes figuras de peso.

El congresista y secretario general del partido José Luna pidió licencia para sumarse de tiempo completo en estas últimas semanas.

Pero ya deslizó la posibilidad de no participar en el debate o “exposición de motivos” del domingo 10, organizada por el JNE, “si Villarán no lo hace”.

De hecho la alcaldesa ya descartó su presencia y la carta casi fija de Fuerza Social será el regidor y personero legal Marco Zevallos.

Ese mismo día será la última publicación oficial de encuestas.

El mitin de cierre de campaña será el jueves 14, muy probablemente en la Plaza San Martín.

“Son signos que hay que saber leer”, comenta un regidor. “Alan no ha mencionado una palabra sobre la revocatoria en el día de la fraternidad y el ‘mudo’ no ha querido dar la cara. Se está chupando”.

Ese sentido común que se ha ido imponiendo sobre las complicaciones de la revocatoria, dice Alfredo Torres, podría revertirse si es que el popular ex alcalde deja en claro que él sería la opción del relevo.

“El único que podría entrar a tallar a favor del SÍ es Luis Castañeda”.

2272-villaran-4-c

Desde diciembre Villarán ha ganado más votos en el D-E que en el A, B y C.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente

Ver más en Política
Y Ahora a Cruzar los Dedos
Silencio en la Casa

Búsqueda | Mensaje | Revista