miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2266

17/Ene/2013
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre EconomíaVER
Acceso libre Siglo XX!VER
Acceso libre InternetVER
Acceso libre HistoriaVER
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

No te Digo un Adiós

lama

Pedro Pablo Alayza, Gerente Cultural de la Municipalidad de Lima.

MIRAFLORES tiene en Jorge Muñoz un gran Alcalde por el que sin duda votaría una vez más. Cuenta además con Sergio Meza, que es un Gerente Municipal de primer nivel. Ambos son hombres inteligentes e informados. Por eso surge el cuestionamiento sobre la ineficiente Gerencia de Cultura que ha llevado al CC Ricardo Palma a un estado de nulidad. Basta comprobar la diferencia entre la Sala Luis Miró Quesada Garland bajo la gestión de David Flores-Hora con las demás actividades culturales que la municipalidad realiza para comprender que se carece de un eficiente gestor cultural que supere la actual falta de ingenio –por no decir creatividad– en las actividades que están realizando.

La mediocridad no solo es responsabilidad de las autoridades elegidas, sino también del vecindario que lanza alaridos de protesta ante una muestra tan frívola y sobreproducida como la de Cristina Planas y permanece en silencio ante la exposición que en la actualidad presenta el Centro Cultural Ricardo Palma, bajo el título de “Salón de escultura joven: participan artistas de Lima, Arequipa, Ayacucho, Cusco, Puno, Tacna y Trujillo”. Es una tomadura de pelo hacernos creer que lo exhibido es representativo de la producción de algunas regiones del país. Algunas piezas superan el nivel de lo ofrecido en el Parque Central, pero el conjunto queda arruinado por un montaje sicario que ubica toda la muestra a la altura de una mala feria artesanal. Este error recuerda a las esperpénticas intervenciones IN SITU que malograban el interior del CCRP y dilapidó fondos que debieron dedicarse a otros concursos de mayor beneficio a la colectividad. Le llaman malversación.

¿Pero cabría exigirle más a un decadente Centro Cultural que en su fachada ostenta un achicharrado graffiti que después de un año continúa inacabado? ¿No es mejor cerrar este CC para su reestructuración y evitar el daño que está haciendo a la educación visual?

El problema de esas galerías municipales es que no cuentan con un responsable con la mínima formación teórica en materia de arte y promoción cultural y solo se preocupan por llenar espacios de poquísimos visitantes a pesar de que se engaña a público y autoridades con una hipotética asistencia masiva. Algo que prefieren creerse en lugar de verificar.

Urge contratar a un profesional que sepa su oficio y reflote las galerías, hoy desperdiciadas por el demagógico criterio de prestar un servicio a los vecinos. ¿A cuáles? Una institución pública no puede operar como un canal comercial de TV que brinda al público lo que a éste le gusta. Es obligación de la municipalidad ofrecer lo distinto, lo que no forma parte de la vida cotidiana sino más bien que ayude a enriquecerla con el pensamiento de los creadores de cualquier época.

Mientras se siga creyendo que el arte es el accesorio de la vida, el toque decorativo o los aretes de Imelda Marcos, Miraflores y demás distritos con similar criterio beato, seguirán desperdiciando espacio y dinero en actividades intrascendentes que nada aportan a quienes contribuimos con su mantenimiento.
El alcalde Muñoz debería seguir el ejemplo de Susana Villarán de la cual se podrán decir muchas cosas pero jamás de desconocer la importancia de la cultura en la sociedad. Catapultada a estrellita del sur por los revocadores, es la única Alcaldesa conocida por su nombre y de quien muchísimos –me incluyo– están convencidos que es la mejor opción para nuestra ciudad. Después de todo no hay que ser ingenuos en política, como nos enseño Alan García. Hay demasiados intereses –no tan ocultos– tras la revocatoria.

Susana acaba de promover a Pedro Pablo Alayza a Gerente Cultural de la Municipalidad de Lima y la decisión es absolutamente acertada. Se trata de un profesional de larguísima trayectoria, con una amplia visión de lo que es cultura y un maratónico dinamismo. Se podrá reclamarle un sesgo ideológico, pero de esa pluralidad precisamente se trata la promoción cultural. Y eso jamás sería aceptado por la intolerancia miraflorina.

Basta ingresar al link http://issuu.com/limacultura/docs/memoria_2012_subgerencia_de_cultura_mml para comprobar la seriedad y la coherencia del trabajo realizado el año anterior. El promovido gerente para este año ha añadido la creación de circuitos que integren las huacas a Lima, la nueva semana del Plan de gestión del Patrimonio Cultural, la capacitación de especialistas en cine y la gestión de galerías, teatros y grupos dependientes de la Municipalidad Metropolitana de Lima. Por eso y muchas cosas más, Susana, no te digo un adiós. (Luis E. Lama)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista