domingo 26 de mayo de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2263

20/Dic/2012
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre Medio AmbienteVER
Acceso libre NacionalVER
Acceso libre EducaciónVER
Acceso libre Resistencia 2012VER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Raúl Vargas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Acceso libre Luis E. LamaVER
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Suplementos
Acceso libre La Copa IlustradaVER
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

Cholita, el 21/12/12

china-(7)
Chola, ¿sabes qué me ha explicado mi swami Cachaparada? Pucha, horrores de cosas sobre la profecía maya, ¿ya? La huevada, hija, es que cada vez que tengo que hacerle una consulta, debo volar a NY porque él ya dejó el delta del Brahmaputra en el Punjab donde vivía meditando y ahora se ha trasladado a un loft propio en Park Avenue, de al menos cuatrocientos metros, y vive con una zambona de Trinidad y Tobago (uno de esos lugares donde la macumba es el reemplazo de esa sutil lágrima de la Tierra que es el budismo), una currupantiosa que se pasea por todo el salón de meditación, Cuba Libre en mano, cantando “mama qué será lo que quiere el negro” mientras una está en pleno Oooommmmmm, y bueno, cada quien es libre de conseguirse a alguien que le alegre los cojones en el otoño de la vida, pero, hija, al menos que Cachaparada me rebaje la tarifa, porque cada consulta me cuesta dos mil dólares, más gastos de viaje, no sé si me entiendes. Pero no importa, igual es una fuente de sabiduría regia. Mira, te voy a hacer un resumen, ¿ya?, porque seguro en tu colegio cooperativo te enseñaron pésimo la lógica, pero en fin, veamos si entiendes algo. Para swami el Perú, como siempre impuntual, ya se adelantó a los festejos del 12/12/12, ¿y sabes tú cómo? Ni más ni menos que con la carta pública de Alvarito, hija, esa sobre lo que él piensa que va a ocurrir con el asunto de La Haya. Swami sostiene que el cambio de la era de la energía a la era de la vibración, o sea, la famosa profecía maya, es como una olimpiada que se enciende con un acontecimiento sonoro, y en este caso sonoro es sinónimo de flato, cholita, con la cartuja de Alvarito, porque no me vas a decir que los jueces de La Haya no ponían cara de “¡Mira, sabían leer y escribir”!, cuando nuestra delegación hacía sus sustentos que eran el-no-va-más. Es que los señores de peluca son bien nerds, chola, y nunca han venido por acá ni han comido donde Rafael ni conocen a Sissy Blume y creen que andamos con taparrabo. Y encima, viene Alvarito, que no debe tener qué hacer con las manos, a decirnos que Chile nos va a comer con taco doce y todo. Pero bueno, ese es solo el inicio. Los siguientes grandes, traumáticos cambios inmediatos contenidos en la profecía, pucha, están en relación con el verano. Para la gente de otro código postal como por ejemplo, pucha, la que va al Agua Dulce y la pasa regio (porque no hay nada mejor para la salud de la Tierra que un ser en su hábitat natural), como siempre todo le irá igual, a ratos bien, a ratos mal, pero en esencia la quietud del ser no se inmutará, no más que les van a prohibir ahora que lleven sánguches con cebolla a la playa, pero de ahí no pasa. En cambio para la GCU, como siempre también, se nos vienen los peores dramas. Por ejemplo, no sé qué pinche organismo del Estado que qué carajo se mete en la vida privada de los ciudadanos, pucha, va a decidir investigar las fuentes de energía eléctrica que usamos en nuestras playas, y ya han empezado a soltar la especie de que la mayoría de conexiones son clandestinas y nos van a obligar a formalizarnos. ¿Tú te puedes imaginar cómo me suena a mí, a Jaime, a Maripí, a Sue, a Sissy, que te digan que te van a obligar a formalizarte? Por el amor de Dios, que se ubiquen, o sea, que miren bien cuando pasan por Lomo de Corvina cómo están a la vista las conexiones clandestinas de los pobres y bueno, ellos son los que tienen que formalizarse, pero que se dejen de meter con gente como nosotros que se ha ocupado de hacer sus cosas sin escándalo y con estética, de modo que ni se nota y a nadie perjudica. Hasta ahí la primera explicación de los efectos iniciales del cambio de la energía a la vibración. Después de las fiestas voy a regresar a NY a que me siga explicando la profecía y espero que a la zambona le haya dado un patadón en el enorme tafanario que tiene, y me atienda a mí solita. Regio, ¿no? (Chau, chau) (Rafo León)

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista