miércoles 17 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2246

23/Ago/2012
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre ActualidadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre TransporteVER
Acceso libre LibroVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre ArteVER
Columnistas
Sólo para usuarios suscritos Gustavo Gorriti
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Acceso libre Jaime BedoyaVER
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Luis E. Lama
Sólo para usuarios suscritos Alfredo Barnechea
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

El Misterio de la Poesía

Además Poeta

2246-misterio-1-c

Faceta poco difundida de su arte.

De refinada cultura europea y vocación americanista, el gran novelista y musicólogo cubano Alejo Carpentier (1904-80) tuvo también una escasa aunque notable producción poética. Muestra de ello es este poema que figura en su “Narrativa completa”, originalmente publicado en el Diario de la Marina de La Habana en 1928.
BLUE
Traje mil copos,
mil copos del plantío
–rojo el sol, rojo el río...–,
los copos eran blancos
y todos se incendiaron.(//)
Luna roja, cantar de negros
lleva el Mississippi
un rezongar de letanía,

¡bramen sirenas en lejanías
si hay cigarras en mi lecho!
Luna roja, luna herida,
Por la veleta de la capilla.(//)
No iremos a misa
mañana, Ruby.
Te llevaré –negro astuto–
en mi barca río abajo.
Pero ¿Dios qué dirá?
–¡lo sabrá el reverendo!–,
el Señor y todos los santos
¿qué dirán?
(//)
Ni barca, ni amor.
Cantarás los himnos
y yo iré al cielo.
En las nubes tendré
lecho con sábanas blancas;
a San Pedro pediré
una cadena de plata
y como nimbos de arcángeles
brillarán
mis zapatos de charol.(//)
Traje mil copos
mil copos del plantío
–negra la nube, negro el río–,
los copos eran rojos
y todos se apagaron.

 


anterior

enviar

imprimir

siguiente
Búsqueda | Mensaje | Revista