sábado 20 de julio de 2019
Usuarios
e-mail:
Contraseña:
¿Olvidó su contraseña?
InstruccionesHáganos su Página de InicioAgréguenos a sus Favoritos
 
 
 
Edición 2230

03/May/2012
 
 
Secciones
Acceso libre Nos Escriben ...VER
Acceso libre SeguridadVER
Acceso libre InternacionalVER
Acceso libre PolíticaVER
Acceso libre CorrupciónVER
Sólo para usuarios suscritos Bienes & Servicios
Acceso libre CulturaVER
Sólo para usuarios suscritos Caretas TV
Sólo para usuarios suscritos El Misterio de la Poesía
Acceso libre Conc. CanallaVER
Sólo para usuarios suscritos Quino
Acceso libre ArteVER
Columnistas
Acceso libre Gustavo GorritiVER
Acceso libre Alfredo BarnecheaVER
Sólo para usuarios suscritos Augusto Elmore
Sólo para usuarios suscritos China Tudela
Sólo para usuarios suscritos Harold Forsyth
Ediciones
anteriores


Última Edición: 2460
Otras Ediciones Anteriores
 
 

Inicio > Revista

¿Es necesario comprar franquicias extranjeras o se puede confiar en la creatividad de los productores nacionales para hacer un programa de éxito?

Made in Perú

2230-tv-2-c
Si hasta el año pasado teníamos a medio mundo bailando en todos los canales de televisión, ya sea en programas concurso dedicados a la danza o en secuencias que incluían en casi todas las producciones nacionales, ahora es el turno de los cantantes. La pantalla chica se ha convertido en una suerte de karaoke permanente, en el que desfila gente con cierto talento, algunos que quizás podrían aprender, pero otros que, la verdad, parece que hubieran sido convocados solo con el objetivo de que se burlen de ellos.

Gisela todavía no lanza el esperado programa “Operación triunfo” (ya estamos en mayo y lo sigue postergando), y suponemos que una de las razones de la demora es que la producción debe estar buscando cómo diferenciarse de la cantidad de espacios que hacen lo mismo, aunque siendo una franquicia, digamos que no puede hacer demasiados cambios en el formato.

Y ese es otro punto: ¿realmente es necesario adquirir franquicias carísimas y extranjeras para realizar este tipo de programas? ¿No es más valioso tratar de sacar provecho de la creatividad de los productores nacionales que inventen algo pensando en nuestra realidad?

Si bien es cierto que no hay nada nuevo bajo el sol, el caso del programa “Vidas extremas, talento peruano” de ATV, conducido por Álamo Pérez Luna y Mariela Patriau, es todo un ejemplo de cómo ir reinventándose. Comenzó como “Fuego cruzado”, tratando de rehacer el programa que hace varios años se hizo en ese mismo canal con éxito. Sin embargo el esquema ya no funcionaba igual, así que incluyeron un segmento titulado “Vidas extremas”, en el que distintos personajes famosos aceptaban el reto de compartir con alguna persona o familia que necesitara ayuda su forma de vida durante varios días.

La secuencia pegó tanto que se comió a “Fuego Cruzado” y terminó cambiando de nombre. Pero un día decidieron ponerle algo de música para hacer el programa más alegre y de paso buscar nuevos talentos, y lo convirtieron en “Vidas extremas, talento peruano”, donde los participantes concursan para lograr algo, cubrir una necesidad concreta con la ayuda de una suerte de “padrinos” famosos que luchan a su lado.

Este sábado Carlos Álvarez también debutó en ATV con su “Trampolinazo” (la nueva versión de Trampolín Latino que tenía en el 2), y en cuya promoción afirma: “Porque nosotros fuimos los primeros”. Tiene razón si se refiere a la cantidad de espacios que han salido este año para buscar nuevos talentos, pero si retrocedemos un poquito más, recordaremos que él comenzó con éste como un homenaje a “Trampolín a la fama”, el recordado programa de Augusto Ferrando que permaneció en la televisión durante casi 30 años. (Escribe: Patricia Salinas O.)

Ojo al Rating

Dónde estás (4): 9.2 puntos
Vidas extremas (9): 8.0 puntos

Búsqueda | Mensaje | Revista